CAPITULO 5

—¿A dónde fuiste anoche? —Leonardo preguntó con seriedad.

—Ten algo en claro Ferrara, no trabajo para ti las veinticuatro horas del día, tengo asuntos que tiene que ver nada o todo contigo —Ángel había estado tratando de rastrear el número que había conseguido hasta ahora sin éxito.

—Escúchame bien Ángel. En el preciso momento que transferí una cantidad desorbitante de dinero a Quintero tú —su dedo se pegó al pecho de Ángel—trabajas y rinde cuentas da cada paso que des dentro y fuera de esta Finca

—Te dije en un principio que podía largarme y devolver tu dinero —apretó los dientes cuando Leonardo acercó su mano contra su fino cuello

—Puedes hacerlo. Lárgate Ángel ¿qué esperas?

—¿Crees que no lo haré? —respondi&oa

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status