Share

Capitulo 3

Drac

Nunca en los meses que llevaba en este lugar alguien había intentado desafiarme, y menos una chica, Dirk y Fabricio querían vengarse por la falta de respeto de esa chica.

Yo… yo quería saber más de ella, me llamo mucho la atención, era nueva y pronto iba a saber de mí.

—Ella es nueva, pero ¿cómo es que no ha escuchado de nosotros? —dijo Dirk mientras volvía ver a la chica que parecía comer tranquilamente en la mesa en donde usualmente nos sentamos nosotros tres.

—El chico junto a ella sabía quiénes éramos, pero al parecer ella no quiso escucharlo —Fabricio ni se tomó la molestia de volverla a ver, y solo comenzó a comer.

—Gemelos, tranquilos, pronto sabrá quien soy y apuesto lo que sea a que vendrá corriendo a mis pies pidiendo perdón —ambos chicos enfrente de mi asintieron, no volvimos a hablar del tema.

Y por alguna razón esa chica me causaba una curiosidad que jamás había sentido por nadie, no podía dejar de observarla, claro hasta que fui interrumpido por una chica con voz chillona.

—Amor mío ¿no te vas a encargar de esa zorra que te ofendió hace un momento? —el solo escuchar su voz me causaba nauseas, se sentó junto a mi pegando mi brazo a sus voluptuosos pechos.

—A ti no te importa, además ¿qué haces aquí? Nadie te ha llamado como para que estés aquí ni para que te acerques a un kilómetro de nosotros —la chica trato de hacer un puchero que claramente le salió horrible, por poco y podía ver sus dientes.

—No entiendo por qué me tratas así, si eres mi novio —casi escupo lo que estaba masticando, y los chicos enfrente de mi lo único que hacían era ver la maldita escena.

—Espero este te quede claro de una maldita vez, ¡NO SOY TU NOVIO MALDITA OBSESIONADA! —Lagrimas bajaban por su rostro, pero la verdad no me importaba en lo más mínimo.  

—¿Y todas las veces que hemos estado juntos no son nada para ti? —rodé los ojos ante las estupideces que decía esta chica.

—Solo fue sexo y solo paso una vez, así que vete —la chica cuyo nombre ni siquiera recuerdo se fue corriendo a no sé a dónde, las personas que estaban más cerca de las mesas estaban viendo todo lo que pasaba —. ¿Se les perdió algo? —y eso fue lo único que tuve que decir para que todos volvieran a sus malditos asuntos.

—¿No crees que fuiste un poco duro con ella? —Dirk me veía a los ojos, hace mucho tiempo atrás esa simple acción me hubiera molestado, pero conocía a los gemelos desde hace varios años y podría decirse que son los únicos amigos que tengo.

—No, ella tenía que entender que no éramos nada, la verdad ni siquiera me importa si la lastime —Dirk asintió y seguimos comiendo en silencio.

Estábamos todos en la celda cuando se escuchamos que dos chicas estaban discutiendo y salimos a ver qué era lo que estaba ocurriendo.

—Oye no te conozco, ni se dé qué me estás hablando ¿así que por favor podrías dejarnos pasar? —dijo la chica que antes se había enfrentado a mí.

—Tras de zorra tonta —y también estaba la chica que me molestaba hace unos momentos atrás, pude notar como los ojos cafés de la otra chica se oscurecieron.

—Ay preciosa aquí entre nos la zorra eres tú, desde kilómetros alguien podría oler tus ganas desesperadas de tener sexo —dijo con una risa burla en el rostro de la chica de ojos cafés, la otra estaba enojada y se lanzó a golpear, ambas cayeron al suelo, y la chica de ojos cafés comenzó a hacer presión en el cuello de la odiosa chica.

El chico que estaba antes en la misma mesa con la chica de ojos cafés, le dijo que iban a venir los policías y dejo de hacer presión en el cuello de la chica rubia. En eso reparo en mi presencia, en mi rostro tenía una sonrisa, esa chica se ve tan pequeña y frágil, pero en realidad es una fiera.

La chica rubia se levantó del suelo y trato de golpear a la de ojos cafés, pero antes de que lo hiciera la tome del brazo impidiendo su golpe.

—Amor que haces te estoy defendiendo de esta zorra —podía ver que la de ojos cafés se dio la vuelta y arremetió contra la rubia volviendo a tomarla del cuello.

—Niña a como vuelvas a decirme zorra vendré cada noche a golpearte hasta que quedes inconsciente, ¿comprendes? —la rubia no dijo nada, solo trataba de quitar la mano de su cuello que hacía que perdiera el aire poco a poco —¿Qué acaso estas sordas te he preguntado algo comprendes? —la rubia se asustó y algunas lágrimas salían de sus ojos, algunas personas comenzaban a salir de sus celdas para ver el espectáculo.

—Sí… sí, com… comprendo lo… que dices —dijo tartamudeando la rubia —Amor ayúdame por favor —me pido la chica.

—Tú no eres nada mío —dije para luego volver a ver a la chica de ojos cafés, nuestras miradas se conectaron por un pequeño segundo, luego ella tomo al chico con el que iba caminando y se fue por el pasillo.

La chica rubia se quedó sentada en el piso llorando, algunas otras chicas llegaron y comenzaron a decirle cosas a la rubia.

Los gemelos y yo entramos a la celda.

—Esa chica es… creo que no tengo palabras en este momento para describirla.

—Me pasa lo mismo Dirk, lo que paso en el comedor, se nota que no es alguien a quien puedan mandar fácilmente —asentí a lo que dijo, ella es quien impone y nadie lo hace con ella.

Ahora esa chica hace que me dé aún más curiosidad.

—¿Pero notaron como le molesta la palabra zorra? —comento Dirk mientras se acomodaba el cabello rubio.

—Sí, algo debe de haber pasado para que le ocasione tanto enojo que digan zorra —dije y me senté en la cama, quería dormir y ya no pensar tanto en esa chica.

—Drac, ¿vas a ir a por ella no? —ya tenía mis ojos cerrados y ese comentario hizo que volviera a abrirlos, ¿ir a por ella?

—No comprendo lo que dices Fabricio —y voltee a verlo.

—Drac, se nota que te llamo la atención, el simple hecho de que no la hayas echado a patadas de la mesa en el comedor me hace pensar que alguien ha movido tu estúpido y duro corazón —es la primera vez que escucho que Fabricio dice algo como eso, creo que solo pasa una vez cada siglo.

—Me causa un poco de curiosidad es todo —dije para luego dormir.  

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status