La Sempiternal Esencia

—Lo siento, de veras —susurré con la voz temblorosa tomando la mano de Nery que estaban igual de frías que las mías.

Los Exorcistas estaban sentados junto a la chimenea, ya medio limpios, con sudor perlando sus frentes y unos cuantos rasguños surcaban sus mejillas.

— ¿Qué es lo que lo sientes? —Preguntó ella viendo el fuego que ardía en la chimenea.

—Has recibido el susto de tu vida por culpa mía.

—Siempre pensé que el susto de mi vida me lo darías tú, aunque no de esa forma. Además, esto ha sido la cita más extraña que he tenido en mi vida. ¡Carajo! ¡No volveré a tener una cita en mi vida!

—Aquí tienes —llegó diciendo Cam, me había preparado el té que solía darme después de una crisis nerviosa, pero ahora sabía, que esto no había sido una crisis convulsiva como lo pensaba desde los ocho años.

—Gracias.

Él me dedicó una sonrisa casi paternal o eso me pareció ya que nunca vi una sonrisa como aquella y se sentó a un lado, tomó mis pies y los puso en su
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status