Share

La Novena Puerta

Estaba usando mi teléfono, con varios mensajes en Skype, We Chat, Snapchat, Twitter, Facebook, Instagram e incluso E-mails de varias universidades. Pero esta vez estaba diciéndole a Nery, después de que me regañara por haberla abandonado, pero ella me perdonaba y que no había sido difícil encontrar el número telefónico de Mitch y cuando mencionó aquello fue cuando comencé:

—Mitchell es Mitch.

Me la imaginaba volcando sus ojos.

—Es obvio.

—Noooo. Es Mitch, Mitch, ¡mi hermano!

Se quedó por un momento callada.

— ¡Santa Madre de los Hermanos Muertos! ¿En serio? ¿Pero no estaba…?

— ¿Muerto?

—Sí.

—Resulta que los de la Orden lo rescataron porque según él había sido envenenado, lo que provocó su extraña enfermedad. Una del Clan Espíritu le regresó el alma al cuerpo que ésta no se le había despegado del todo y ha estado aquí desde sus trece años.

—Pero no tendría que… ¿Veintitrés años? ¿Veinticinco años?

—Mató a un Gran Demonio cuando tenía diecin
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status