Share

Incondicional

Los cuervos me guiaron por el lado Este del Instituto, un bosque más oscuro y sin vida que la del otro lado, al pie de un roble podrido caí al suelo de rodillas y sentí el dolor más insoportable de mi vida; los huesos se sentían quebrarse, los ligamentos estirarse, las venas romperse, mi cerebro siendo aplastado por un gran bloque de cemento, mi piel ardía en llamas del infierno (figurativamente) mis ojos quemaban y todos mis músculos se iban uniendo como una herida cerrándose. La agonía era lo que regía después de una libertad como esa. Mi cuerpo entero estaba manchado de tinta negra como la gasolina y poco a poco se fue convirtiendo en un manto negro que cubría mi desnudo cuerpo como una membrana negra. Temblaba, estaba desequilibrada, intenté ponerme de pie pero no podía soportar mi peso por mis huesos de gelatina, así que me dejé caer por un lapso de tiempo que sentí pasar lenta y silenciosamente sobre mí mientras observaba el gran manto azul manchado de estrellas tit

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status