Capítulo VIII Orgasmo

Lentamente la acostó en el sofá acomodando ese frágil cuerpo virginal, como pudo acomodo su enorme cuerpo musculoso sobre el de ella. Realmente era muy grande para ella, pero eso no importaba. 

—Chantel. Susurra con la carne de su boca.

—¡Oh! Dime… gimió contra sus labios, estaba completamente excitada. 

—No puedo llegar muy lejos contigo.

—¿Porque? Está se quejo aferrandose del cuello.

—No puedo. Responde como reprimiendo sus ganas.

—Q

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status