Share

Capítulo XX Luna de dos Lobos

Arquímedes la envolvió en un abrazo tierno y ella se dejó. Se sentía bien sumergida en sus brazos, además, el siempre era tan tibio que confortaba su alma. El frío que sintió cuando estuvo afuera había desaparecido por completo, ese musculoso y ardiente cuerpo se encargó de reemplazarlo.

—Solo fue un mal sueño. 

—Necesito que me digas que fue lo que pasó allá afuera. 

—¡Nada! No te preocupes. 

—Pero ese lobo… ¿Quien era?

—Es mi hermano. Responde sin mucho ánimos.

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status