Share

Capítulo XXI A Punto de Besarla

Connor se vio obligado a retirarse llevándose sus celos y frustraciones a otra parte. Pero no dejaría las cosas así, tanto él como su hermano tenían derecho a la hembra. La chica podía elegir si quería quedase con su hermano o con él.

Salió corriendo perdiéndose por el denso bosque… esa chica sería suya. 

[...]

Por la mañana Chantel se despertó notando que el sol se colaba por la ventana. Al menos ese día no había amanecido nublado, necesitaba un poco de calor para variar.

Al ponerse en pie como de costumbre iba a  pisar al lobo quien dormía debajo de su cama. Ella suspiró, volvía a ser un lobo. La idea de verlo así habland

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

DMCA.com Protection Status