II

La nave fue diseñada en Ciudad Cristal, una de las lunas habitadas  de Andrómeda, en el centro de fabricación de objetos espaciales, un modelo elaborado con exclusividad para este viaje  fue dirigido por Henqèph con la colaboración de varios arquitectos espaciales, diseñadores de interiores y astrofísicos, era un objeto de la última tecnología conocida en el universo, cuatro velas solares, una en cada extremo cardinal capaz de captar la energía del espacio, transferirla al interior de la nave e impulsarla desde dentro, esa misma energía era capaz de mantener y transferir electricidad para el funcionamiento de las máquinas  de necesidad básica, la nave tenía ensamblado un cohete con motores iónicos y los depósitos para el combustible requerido en la ida y regreso a la tierra, una de las velas solares tenía un mecanismo conectado a una sala de biotecnología donde el dióxido de carbono captado en la nave era procesado hasta lograr moléculas de oxígeno para mantener la vida en la estación viajera.

El aparato  en sí era de aspecto ovalado cubierta de faros que proyectaban luces multicolores que al fusionarse con el espectro universal producía una luz parecida al de las estrellas, en el interior estaba dividida en varias salas y aposentos recubiertas de color blanco muy iluminadas, la cabina de pilotaje y su asistente con su pantalla operativa conectada vía intergaláctica a la central de operaciones de aquella misión denominada Rescate Tierra; una vez concluido el diseño fue enviada a Ganimedes a recoger a Kievlïa , la estación duró poco, luego volaron a la luna de Titán como estaba previsto para perfeccionar algunos detalles de la misión y esperar a Olgÿn que había tenido un retraso por sus compromisos en la agencia espacial de investigaciones universales donde además de presentar su programa para la audiencia de andromedanos debía de colaborar con las investigaciones de los exploradores del espacio.

-Hemos salido de la atmosfera de Titán, es momento de activar las velas solares-, dijo Erex a Henqèph en una tácita orden operativa, Henqèph fiel a sus ocupaciones profesionales presionó el botón activador de las velas, -debemos volar con ambos impulsos como siempre, cuando la nave se estabilice con el cambio energético desactivo el cohete-, arguyó Erex,                    -alcanzando la solides  espacial aunque sin lograr abandonar el perímetro saturnino-, dijo una voz desde el centro de operaciones de la misión en Ciudad Cristal; -el Comandante General ya sigue nuestra ruta en la vía láctea, eso me conforta ante cualquier imprevisto en esta aventura-, dijo Erex sin mover la mirada, -estoy seguro que no habrá ningún inconveniente en nuestra hazaña, esto nos ubicará como héroes del espacio al lograr llegar a tierra, introducirse entre los terrícolas y prepararlos para el rescate por parte de nuestra civilización-, respondió Henqèph dibujando una sonrisa de triunfo en su blanco rostro.

-Tu aspecto femenino se ve a plenitud, los rasgos masculinos han desaparecido como por arte de magia luces espectacular-, Observó Wokår tratando de elogiar las virtudes de su acompañante de operaciones que se había incorporado para acomodar su traje espacial,  Olgÿn sonrió ante la ocurrencia del compañero,-nosotros somos una civilización ultra evolucionada, se espera que nunca se adquieran los vicios desarrollados en la civilización que vamos a rescatar-, respondió Olgÿn, -¿crees que la evolución regresiva de los terrícolas sea tan pronunciada como se comenta en estos mundos?- interrogó Wokår con la idea de buscar algunos archivos en los datos de almacenamiento donde se guardaban imágenes de la tierra,          -conocemos cuanto nos dice la historia, como fuerzas oscuras del universo se adueñaron de ese planeta injertando genes regresivos en la raza humana con el fin de deteriorar su proceso evolutivo y vaya que está bien logrado, a estas alturas del tiempo intergaláctico  ellos no avanzan al contrario retroceden, sin embargo, sabemos cómo algunos hermanos han llegado hasta ellos y mientras duermen los han subido hasta las naves para limpiarlos y retirarles ese injerto genético en algunos ha dado resultado pero la población crece y crece más el gen continua reproduciéndose sin hasta el momento poderlo controlar, nuestras civilizaciones no se acercan por temor al contagio terrícola-, expuso Olgÿn acomodada en su sillón de metal compacto y sentaderas aterciopeladas, unas imágenes de unos hombres montando a caballo y luchando entre ellos apareció en la pantalla  electrónica de almacenamiento, -esa es la guerra conocida entre ellos como las cruzadas, por la apariencia de los luchadores puedo asegurarlo, es increíble que por cuestiones subjetivas los humanos se destruyan entre sí, no se toleran en sus creencias o quieren someterse unos con otros valiéndose de  la religión que practican como medio de dominación de unos hacia otros-, dijo Olgÿn exhaustiva, Wokår volvió a mirarla con sus profundos ojos azules dibujados en  su delgado rostro en cuya frente asomaban unos rizos rojizos de su exuberante melena, la sala tecnológica era de diseño sencillo en apariencia, una caja de almacenamiento con un cerebro informático en su interior, la caja estaba adherida a la nave y conectada a una pantalla de regular tamaño que proyectaría las imágenes captadas en el viaje, las cuales Olgÿn debería leer e interpretar para conocimiento e ilustración de los viajeros, la caja también tenía un teclado gris con el alfabeto de Andrómeda desde el cual Wokår debería procesar la información recibida distribuyéndola a lo interno de la nave así como recoger y transmitir las interpretaciones realizadas por Olgÿn o cualquier otra información surgida en el desarrollo del viaje, a la caja de almacenamiento también tenía acceso la propia Olgÿn con el debido teclado por si deseaba transmitir algún comentario personal sobre las interpretaciones realizadas, había además en la sala una central de procesamiento de comunicación oral que  Wokår debía supervisar y donde se registraban los enlaces con la Central de la Misión, las comunicaciones establecidas con otras áreas del universo o entre los mismos viajeros; -se sufrirá una pequeña alteración por el cambio de energía, volaremos solo a merced de las velas solares-, dijo Henqèph a través de la red comunicativa artificial de la nave y de inmediato desactivó el cohete, un pequeño cambio de luces se experimentó al interior cuando en forma simultanea   aumentó la velocidad, -eres genial-dijo Erex mirando a la cara a Henqèph, -desviar ángulo 45,peligro eminente-, advirtió la pantalla operativa, -favor interpretar satélite a larga distancia-,ordenó Erex por la red comunicativa interna, Wokår presionó una de las teclas para abrir la pantalla conectada al espacio interestelar , Olgÿn miró con intensidad sin querer perder ningún detalle al centro de la proyección, -estamos en dirección de una zona oscura con fuerza gravitacional interna capaz de atraparnos-, interpretó ella a través de la red comunicativa, las palabas de Olgÿn fueron suficientes para que Erex presionara unos de las teclas giratorias de la pantalla operativa para desviar la ruta de la nave,                     -enhorabuena, próximos a penetrar en espacio interplanetario-dijo la voz del Capitán de la Misión Rescate Tierra a través del operador comunicacional conectado a los trajes de los viajeros.

 Imponente con su elevada estatura apareció Kievlïa en la sala de tecnología con una bandeja de un material azulado, -es momento de beber algo de nuestro mundo, hemos avanzado lo suficiente-, dijo en actitud de ofrenda a sus compañeros, -es increíble que los objetos no vuelan ante la ausencia de fuerza gravitatoria en la nave- observó Olgÿn agarrando la ofrenda,          - Henqèph, el coordinador del diseño y construcción de esta tuvo el cuidado de incorporar un elemento propio de Ciudad Cristal para hacer prevalecer la fuerza gravitatoria, por lo que en la práctica viajamos en un pedazo de nuestra luna de Andrómeda-respondió Wokår, -es un lugar fascinante como alucinante es viajar entre las estrellas-, dijo Kievlïa, -estamos encantados jupiterina de tenerte entre nosotros, tu civilización pertenece al circuito galáctico, por cierto en breve estaremos rozando el espacio de júpiter, a lo mejor divisamos tu luna-, dijo Olgÿn esbozando una amplia sonrisa iluminando su rostro femenino a plenitud, Wokår se concentró en el envío de un mensaje a la central de operaciones informando sobre el desarrollo y avance del viaje, Kievlïa avanzó hacia la cabina de pilotaje con la intención de asistir a los tripulantes responsables de la conducción.

-Me fascina esta jupiterina, tiene una mirada especial y una alma  infinita-, confesó Wokår,-fue seleccionada entre varias mujeres de las galaxias alineadas a nuestro sistema según  dijeron en la Comandancia  Central de la Misión, su voluntad de servicio y visión universal  es superior al resto de las aspirantes-, expuso Olgÿn, una pequeña luz roja apareció en la pantalla, Wokår pulsó el ordenador dactilar en busca de la información brindada, “activar pantalla espacial de larga distancia”, se leía en el mensaje recién ingresado y escrito en lenguaje andromedano, él obedeció sin reserva, “}ê棢“, tecleó  para indicar que la operación había sido realizada; -¿crees que hayan en el universo civilizaciones más degradadas que la terrícola?-interrogó Wokår a la compañera de sala, -no, ese planeta es el último que nos hace falta conquistar, no va a ser fácil por la involución sufrida por esa raza como te dije fueron implantados genes en sus organismos para detener su proceso, es necesario introducirse entre ellos, y despacio muy despacio irles limpiando todo su sistema cromo somático, para nuestra fortuna la raza que hizo esa maldad ha desparecido del universo, solo ha quedado a nivel psíquico, vivían en la galaxia apagada que visitamos en nuestro reciente viaje, a verificar su exterminio fuimos esa vez como acto previo para esta misión, de esta galaxia apagada con los únicos  seres rescatables ya tenemos habitadas las lunas de Ganimedes en Júpiter y Titán en Saturno más hemos tenido el cuidado de colocarlos en ciudades subterráneas por si en algún momento los terrícolas o sus experimentos espaciales las visiten y hagan daño como el que a ellos les hicieron -, dijo Olgÿn, frente a la ventana transparente de la sala tecnológica pasaba una gigantesca luz blanca de intenso brillo, ambos miraron absortos, a la escena se  les unió Kievlïa que regresaba de la sala de pilotaje, -debe ser el nacimiento de  nuevas estrellas-, observó Wokår, -puede ser o bien o una masa de estrellas que ya no pueden desarrollar reacciones termonucleares en su núcleo provocándoles la incapacidad de sostenerse por la presión de degeneración de los electrones, esto las lleva a contraerse de repente, colapsan y generan una nueva emisión de energía, estos fenómenos son recurrentes en este infinito universo-, explicó Olgÿn sin despegar la  mirada del espectáculo celeste, -eres una experta en temas universales,  cuantos quisiéramos tener nosotros como tú para comprender tanto misterio-, aseveró Kievlïa con adulación, -para eso estamos aquí, hermana, para compartir nuestros conocimientos-, respondió ella fijando la atención en la pantalla de largo alcance, Wokår guiño uno de sus profundos ojos azules a la asistente de vuelo en actitud de complicidad, ella sonrió sonrojada, -estamos cerca de tu luna jupiterina, más pasaremos algo retirado según la proyección mostrada por la brújula intergaláctica, puedes ver allí la superficie, en algún lugar ha de estar tu ciudad subterránea, ¿cómo se llama? –preguntó Olgÿn, -Berabarej-, respondió Kievlïa, -es la ciudad más grande de nuestra luna, famosa por sus juegos artificiales y la aparición esporádica de los habitantes sobre la superficie aprovechando la lejanía de los terrícolas y de  contar como vecinos solo a los moradores de Titán, bien sabemos que el resto de esta galaxia está deshabitada-, completó la exuberante y esbelta mujer, -las perspectivas  es dotarlas de los elementos necesarios para la vida o de los procesos físico - químico y  biológicos para el desarrollo de la misma, así en el futuro poder tener habitantes de nuestra civilización en todo este conglomerado de estrellas pero para ello necesitamos limpiar la tierra-, dijo Olgÿn, la nube de luz blanca brillante había desaparecido de la vista debido a la elevadísima velocidad de la nave.

-Eres genial en el diseño espacial además de brillante piloto-, elogió Erex a su compañero de fórmula mientras aceleraba el vuelo de la nave, -fue un equipo de expertos, no olvides ese detalle, además de incorporar la fuerza gravitacional de nuestra astro para la gravedad interna, logramos que las velas solares capten la energía cósmica, la transfiera a lo interno para operar y lo más importante lograr avanzar en el espacio aprovechando la fuerza gravitacional del resto de estrellas del cosmos-, respondió Henqèph, -en este momento vamos a salir del espacio de júpiter para entrar al planeta rojo si miras bien el marcador de la pantalla-, dijo Erex, -es momento de pedir instrucciones a la Comandancia  Central de la Misión para el aterrizaje nuestro en la tierra, en qué punto de ese planeta vamos a caer, cuando menos acordemos vamos a  estar sobrevolando sobre su atmosfera-, observó suspicaz Henqèph, el piloto jefe agarró su aparato de comunicación entre sus manos listo para entablar una comunicación con la central, -adelante Ciudad Cristal, Misión Rescate Tierra reportando-, dijo con el  aparato encendido, -Comandancia  General escucha a exóticos viajeros, digan-, respondió una voz femenina, -nuestra amantísima relatora de viajes espaciales está en la oficina del Comandante General-, dijo Henqèph con los ojos iluminados, -no quiero hablar con ella, solo es observadora desconoce las rutas cósmicas-, dijo Erex con evidente enfado en su rostro,                       -¿podemos hablar con el Comandante General?, preguntó, -él está en la sala de proyecciones próximas de la estación, hay un debate sobre los pronósticos de los acontecimientos por llegar al planeta objetivo, hemos estado siguiendo de cerca su ruta galáctica, él conoce su pericia y sabe que la misión está en buena marcha, más  si ustedes desean cuando él entre informo de su contacto para el regreso de la comunicación-, dijo la relatora, -entendido-, respondió lacónico Erex, mientras sus largos cabellos blancos se movían alborotados debajo del casco espacial.

En pocos instantes se encendió una luz color naranja en su aparato comunicador, -Rescate Tierra Misión Central devolviendo contacto-, dijo una gruesa voz masculina, -se reporta el líder-, dijo Henqèph,-atentos capitán escuchamos-, respondió Erex después de presionar su unidad de comunicación interespacial,  -antes quisiéramos conocer el objeto de su llamada previa-, respondió el capitán desde la oficina central, -estamos volando en el espacio estelar del planeta rojo, las cámaras de largo alcance no han reportado nada novedoso sobre este cuerpo celeste,  sabemos que esta despoblado, sin embrago dentro de poco estaremos entrando en la atmosfera del destino objetivo y quisiéramos instrucciones de ustedes sobre el aterrizaje para evitar improvisaciones-, arguyó Erex, -hemos y estamos siguiendo el avance de vuestro viaje a través del observatorio espacial, nos sentimos muy contentos del éxito rotundo de esta misión, sin embargo voy a dar indicaciones que es necesario conozca toda la tripulación de  Rescate-Tierra-expuso el capitán desde Ciudad Cristal, Henqèph habilitó la red comunicativa interna de la nave, -llegan importantes mensajes desde la Comandancia Central-, indicó a sus compañeros, los tres amigos en la sala tecnológica interrumpieron su conversación cognitiva fijando su mirada en la cabina de pilotaje intergaláctico,  -atentos capitán, tripulación escucha-, dijo Erex, -los encargados de la sala de pronósticos del futuro de nuestro observatorio han detectado eventos que están por ocurrir en ese planeta y que alteraran la  vida terrestre en todos sus sentidos, por lo tanto, una vez mas no podemos exponernos a caer directamente en la tierra, hemos decidido aquí en el consejo directivo por decisión unánime que ustedes aterricen en el satélite adjunto al planeta, el mismo que hace millones de unidades galácticas estuvo unido a ella, antes de explorar esa luna deberán replicar una nave similar a la nuestra y enviarla para la captación de imágenes con la respectiva interpretación de Olgÿn que como  muy bien sabemos conoce la cultura terrícola en su extensión, la nave replicada deberá estar interconectada a la nuestra utilizando el mismo nivel tecnológico, así y dependiendo de los informes transferidos acerca de los acontecimientos en la tierra estaremos girando nuevas directrices, si hubiese pregunta alguna de parte de la tripulación estamos a la orden-, concluyó el capitán, los viajeros volvieron a verse entre sí asustados, existía la amenaza de permanecer en el espacio más del tiempo estipulado, Henqèph presionó el botón de la red comunicativa para preguntar en la conferencia interespacial:-¿la réplica de la nave a lanzar será independiente o deberá elaborarse con programación de retorno para que se fusione con la original?-, dijo inquisitivo, -conoces bien el proceso para diseñar réplicas a partir de un equipo madre, la copia deberá tener ambas fuerzas tanto la centrífuga como centrípeta, sin embargo debe ser replicada con la capacidad de penetrar la atmosfera terrícola, entrar y salir de ella, y nunca fusionarse con la nave madre, puesto que si regresamos a Ciudad Cristal ella deberá estar enviando imágenes a la central desde ese sistema galáctico, así mismo deberá agregársele el componente de invisibilidad para los humanos terrícolas de tal forma que nunca la descubran-, respondió el capitán, -¿los pronósticos de eventos  conflictivos para cuando están proyectados?, capitán-, preguntó Olgÿn desde la sala de tecnología, -recuerda querida lectora que nuestro centro de pronósticos solo prevé los eventos del futuro en los universos sin lograr ubicarlos con los movimientos en el espacio  puesto que este  varía de acuerdo a la contextualización universal-, dijo el capitán con pausada voz, -luego avanzaremos, cuando estemos listos solicitamos autorización para descender sobre la luna-, dijo Erex, -esa es la instrucción de la central, si no hay más preguntas terminamos la comunicación-, dijo el capitán, los pilotos volvieron a verse entre sí haciendo gestos negativos con la cabeza, -¿preguntas?-, dijo Erex a través de la red comunicativa interna, -ninguna-, respondieron los de la sala de la tecnología, -esta tripulación ha entendido todo el mensaje a la perfección y carece de interrogantes-, dijo Erex,-esperamos que la misión  continúe con éxito para alcanzar nuestro objetivo, cambio y hasta un próximo contacto-,dijo el capitán, las luces  conectadas a la red comunicativa se apagaron mientras la nave continuaba avanzando.

-Esa luna estuvo alguna vez unida al planeta tierra, hoy es una región fría, solitaria y abandonada,  carente de fuerza gravitacional, nadie del inframundo ha llegado hasta ella con la excepción de naves nuestras anteriores llegadas hasta allí anteriormente, pero nosotros somos del supra mundo, una civilización mucho más evolucionada que todas las existentes en el universo sin comparación con la terrícola-, dijo Olgÿn sentada frente a la pantalla casi lista para comenzar a interpretar las imágenes que pudieran aparecer en cualquier momento, Wokår recién había terminado de enviar el informe de los puntos tratados en la conferencia con el capitán, esa es  una de sus responsabilidades, redactar las resoluciones adoptadas a bordo de la tripulación y enviarlas al departamento de información de la Comandancia  Central de la Misión Rescate Tierra junto a otras funciones estipuladas en su descripción laboral como enviar los informes de las interpretaciones de las imágenes captadas y realizadas por Olgÿn, así como cualquier otra peripecia ocurrida entre los tripulantes, -y si a alguno de nosotros le gustara un terrícola, ¿cómo sería tratada la situación?-, preguntó Kievlïa, -con tu exquisita belleza ningún terrícola, ni  ninguno otro ser de este universo podría resistirse a tus encantos, divina jupiterina-, respondió Wokår, -se comenta entre la leyendas del cosmos que en alguna época unos seres bajaron a la tierra deslumbrados por la belleza de sus mujeres, tuvieron relaciones maritales con ellas y nacieron gigantes híbridos, esos seres jamás pudieron regresar a sus mundos porque perdieron algunas habilidades por el proceso involutivo sufrido al mezclarse con una raza inferior-, respondió Olgÿn,-en estos momentos entramos en el espacio interplanetario entre el planeta rojo y la tierra, atentos que en cualquier momento la cámara de largo alcance reportará imágenes del destino objetivo-, dijo Erex a través de la red comunicativa.

-una vez en la luna terrícola, ¿podremos salir a la superficie o debemos permanecer en la nave?, preguntó Olgÿn, -esta travesía está fuera de nuestro plan original, compañera, el propósito era llegar a la tierra y explorar entre los terrícolas para buscar la forma de revertir su proceso involutivo por uno evolutivo, esto  nos cambia los planes, descenderemos sobre la luna y observaremos los acontecimientos desde allí, sabemos que hay poco que hacer en el satélite terrícola pero podremos salir a relajarnos un poco-, respondió Erex desde su cabina de pilotaje, Kievlïa estaba inquieta la última decisión la tenían con diferentes ideas en su cerebro, fue a su cabina en búsqueda de algún brebaje para calmar sus ansias, regresó de inmediato a reunirse con sus dos compañeros en la sala de tecnología; sabemos que la luna  estuvo unida a la tierra de donde fue expulsada en sus primeras etapas de aparecimiento-expuso Olgÿn, -en su superficie hay pequeños charcos de agua que han sido insuficientes para lograr el desarrollo de la vida-, según leí en unos reportajes de un portal de Ciudad Cristal-, acotó Wokår, ambos miraron con fijeza a la pantalla principal conectada al satélite de largo alcance, allí frente a ellos estaban las primeras imágenes de la tierra en su magna expresión, -estamos observando desde este magnífico lugar el planeta objetivo-, dijo Olgÿn a través de la red comunicativa, -exacto nuestras cámaras de largo alcance la están captando; podemos verla en nuestra pantalla de pilotaje, favor, interpreta cada una de ellas y comunica a los compañeros, recordemos que debemos comenzar a desviarnos hacia la luna terrícola atendiendo las órdenes superiores-, respondió Erex desde su cabina, el espacio interplanetario se estaba acortando, la nave había alcanzado el máximo de velocidad que el establecido en su diseño frente la velocidad de la  luz.

Erex con la asistencia de Henqèph direccionó la nave hacia la luna, pasarían por un en extremo sobre la tierra por la posición de ella y la dirección traída por la tripulación,-ese satélite gira  alrededor de la tierra en unos veintisiete días terrenales, puesto que la tierra gira sobre su propio eje al mismo tiempo que lo  hace alrededor del sol-, dijo Olgÿn, “listos para descender en el espacio lunar” tecleó Wokår a la comandancia central, en pocos momentos recibió la respuesta en lenguaje andromedano, “ê╗ϙó͔┤ÿ”, leyó la respuesta interpretada como emocionante.

Erex presiono una tecla color marrón para disminuir la velocidad sobre el espacio lunar, una vez lograda la intención  presionó  otra color naranja, la nave hizo un cambio de luces y empezó a descender sobre la superficie de la luna, de manera sistemática como si fuera un aterrizaje  a cámara lenta.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status