Acepto

Después de eso Marck se va, lo veo entrar al coche y después irse, por lo cual yo me dispongo a meterme a casa en cuanto lo hago mi madre está sorprendida  parada frente a la ventana.

¡Rayos! ¿Ella vio lo que creo que vio? Frunzo el ceño mientras digo “Mamá”

—Hija, lo siento yo solo tomaba mi té—me muestra la taza.

—¿De pura casualidad viste algo mamá? —pregunto apenada mientras vuelvo a fruncir el ceño.

—¿De casualidad es que si vi a Marck besarte? Sí, si lo vi hija, mira yo no te voy a juzgar ni nada, pero solo quiero dejarte en claro nuevamente que hay algo en Marck que no me convence, pero eso si, respeto tu decisión —acaricia mi hombro mientras me ve con una pequeña sonrisa en su labios para después irse.

Ni siquiera yo misma se lo que siento por Marck, solo sé que él me hace sentir muy bien, así que decido no dar explicaciones sobre nuestra relación y solo lo dejo pasar

Veo como mi madre se mete a su cuarto y enseguida yo me meto al mío. Dejo mi bolsa en la cama para después irme a dar un baño y mientras lo hago no dejo de pensar en el beso que Marck me ha dado.

Toco mis labios y cierro los ojos, necesito saber qué es lo que siento, necesito saberlo, me siento tan…. Confundida.

Han pasado varias semanas hoy estoy en la boutique de Kay ella ha lanzado nueva línea de ropa y como de costumbre soy la primera en ver que habrá.

—De verdad diseñas increíble, quiero todo—sonrío mientras me imagino como se me vera esa ropa.

Meses después… 

Hoy Marck y yo estamos cerca de un río, ambos hemos venido a ver el atardecer juntos. Sinceramente desde la última vez que él me beso he tenido sentimientos encontrados, desde esa vez mi curiosidad por saber más de él se elevó  más y más.

—¿Sabes algo? Ni el atardecer le hace justicia a tu belleza—dice Marck para luego sonreírme.

Lo miro sonriendo mientras le meto un pequeño codazo.

—Eres hermosa—se acerca a mí y acaricia mis mejillas.

—Gracias—digo apenada.

Él me mira  apenado y mientras lo hace se acerca más y más a mí.

Marck nuevamente me besa y esta vez puedo jurar que siento algo por él.  Amor aún no es, pero por ahora sé que si me gusta, por fin me gusta alguien más por fin sé que puedo llegar a cerrar ese capítulo tan amargo que viví con Henry.

Estoy tan feliz, que cuando él se separa lo vuelvo a besar.

—¿Eso quiere decir? —pregunta Marck entre dientes.

Me separo de él un poco.

—Eso quiere decir que sí, sí quiero algo más contigo, solo que debes tenerme paciencia y no forzar a que las cosas vayan muy rápido, pero… por ahora te puedo decir que me gustas y mucho—le sonrío.

—Eso ya es ganancia—me sonríe para después abrazarme.

Un año después…

Marck y yo hemos venido a cenar. Él ha estado un poco nervioso desde hace unos días, sinceramente temo que algo ande mal.

Hemos llegado al restaurante y desde que llegamos Marck no ha dejado de observar a sus alrededores, a decir verdad nuestra relación a avanzado mucho, me siento muy enamorada y muy feliz, desde que estoy con Marck no me he permitido saber nada de Henry y eso me ha hecho tanto bien que hoy me encuentro muy feliz con esta relación.

—¿Pasa algo? —pregunto mientras también observo hacia alrededor.

—No, nada, no te preocupes mi amor—me sonríe mientras acaricia mi barbilla.

—Ok—sonrío mientras tomo su mano y la acaricio.

Luego de eso, el mesero se acerca y me da la carta para ordenar, así lo hacemos para después esperar nuestra comida hasta que llega.

Ambos empezamos a comer, después de unos largos minutos termino de comer, así que solo nos disponemos a platicar de nosotros.

—Te amo, me haces muy feliz mi amor—se acerca a mí y me da un beso en los labios.

le sonrió 

Marck se separa de mí y se vuelve a sentar.

—¿Qué tal un postre? —alza las cejas.

—Ok—respondo sonriente.

Marck se pone de pie y va con el mesero para después de unos minutos volver con el postre en sus manos.

Él se sienta y me pide que quite la charola del postre, así lo hago para luego darme cuenta de que hay un anillo de compromiso y junto con ello un mensaje “ Te quieres casar conmigo”

Me quedo sorprendida ante ese anillo, no sé qué decir realmente no me lo esperaba.

—Mi amor, sé que  no te lo esperabas, pero es que ya no puedo estar sin ti, quiero que seas mi esposa y que nuestro amor se haga más fuerte ¡Te amo! —Toma mi mano y después toma el anillo—¿Quieres ser mi esposa? —pregunta sonriente.

Esto es un paso muy importante y creo que si estoy preparada para esto aunque debo aceptar que existe un poco de miedo. Tardo unos segundos en contestar ya que estoy demasiado desconcertada.

—Sí, si acepto—sonrió para después morder mis labios.

Todos de pronto aplauden mientras nosotros dos nos damos un beso y un abrazo.

—¿Qué tal tu anillo? —dice Marck mientras abre la puerta del coche.

—Hermoso—digo para luego darle un beso y subir al coche.

Hemos llegado a mi casa, es hora de decirle a mis padres de esto, estoy por bajar pero Marck toma mi mano y después opta por besarme.

Siento ese beso apasionado, luego siento como él desliza una de sus manos por mi pierna y  después sus besos pasan a mi cuello.

Eso me pone muy nerviosa, para ser sincera, él y yo aún no hemos dado el siguiente paso y esto es porqué me da miedo que pase lo mismo que paso antes, esta vez quiero hacer las cosas con tranquilidad y no apresurarme en nada.

—Espera, espera—digo quitando su mano de mi pierna.

—Te deseo—susurra por mi oído.

—Debemos esperar ¿Sí? Ya te había dicho que no quiero apresurarme —digo apenada.

—Está bien—se separa de mí para luego sonreírme —Tendré paciencia —acaricia mis manos.

Bajamos del coche y es momento de entrar a mi casa, así lo hacemos. Mis padres están en el comedor yo saludo a mis padres con un beso en sus mejillas mientras que Marck los saluda de mano. Él vuelve  hacia mí y toma mi mano.

—Papá, mamá, les queremos dar una noticia —digo sonriente.

—Así es—dice Marck también sonriente mientras voltea a verme.

—Nos vamos a casar—digo de pronto mientras les enseño mi anillo.

Mi padre solo sonríe impresionado por la noticia, mientras mi madre solo se queda con una sonrisa vaga en sus labios, su seriedad la cual noto enseguida sigue hasta que Marck se va.

—Mamá ¿Pasa algo? —pregunto mientras veo como Marck sube a su coche.

—No sé hija es que… bueno… solo me sorprendieron —sonríe vagamente.

—Mamá no me mientas, dime la verdad—la miro con suplica.

—Hija, siempre te lo he dicho y te lo diré de nuevo. Hay algo en Marck que no me convence, siento  mucho que él no me agrade como a ti te gustaría pero entiéndeme eres mi hija y quiero lo mejor para ti, pero si aun así quieres a Mark, no me interpondré, solo lo aceptare y listo—me toma de las manos.

—Mamá—la miro desconcertada.

—Hija, no te voy a mentir, pero como te digo si tú quieres hacerlo está bien acepto esa boda siempre y cuando tú seas feliz, solo quiero que sepas que pase lo que pase cuentas conmigo ¿De acuerdo? —Me sonríe mientras me da unas pequeñas palmaditas en las mejillas.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status