Un nuevo comienzo

************Narra Henry**************

Ha pasado un año más. Al parecer Celis sigue con esa actitud de no saber nada de mí, mientras sigo pensando en eso tocan el timbre de mi apartamento, así que me dispongo abrir y es la comida que he pedido.

Tomo la bolsa y me dirijo a sentarme a comer y mientras lo hago prendo la televisión, como el primer bocado y estoy por pasármelo cuando de pronto sale en la tele la foto de Celis con Marck Dombina ¿Qué es esto? Me pregunto a mí mismo.

Subo el volumen de la tele y la conductora continua por hablar sobre un compromiso. ¡Rayos! ¿Cuál compromiso?

De pronto suena mi celular así que lo contesto.

—¿Qué pasa Yael? —contesto molesto mientras sigo viendo la televisión y ahora aparecen ellos dos besándose.

—Hermano, hay algo que tengo que decirte—suena preocupado.

—¿Así? ¿No será que me vas a decir que Celis se va casar con otro? ¿Cómo rayos paso esto Yael? —menciono enojado.

—Lo siento Henry, yo me entere recién, Kay no me dijo nada de esto y además pensé que solo eran amigos nunca los vi de otra manera, creo que su relación solo la sabían sus padres y a lo que me dijo su mamá creo que ella lo quiso mantener en privado y hace unos días me entere de su compromiso y no sabía cómo decirte esto ¿Cómo lo supiste?

—Lo vi en un programa de espectáculos, al parecer Marck es un empresario muy famoso aquí en España—digo desanimado.

—¿Qué vas hacer? —pregunta Yael.

—¿Qué voy hacer? Tomare un vuelo a México mañana mismo—digo con seguridad.

—¡Hermano! No puedes hacer eso te faltan al menos tres meses más haya—dice con preocupación.

—Puedo trabajar desde México siempre y cuando tenga todo al corriente, por suerte adelante trabajo ya que mi prioridad es estar en México antes de los dos años, así que para poder regresar en año y medio adelante trabajo, solo que faltan aún tres meses para cumplir el año y medio—suspiro—Pero puedo pedir que mi trabajo sea desde México siempre y cuando mi padre de autorización, por favor hermano ayúdame, solo tú me puedes ayudar  a convencer a mi padre de volver antes ¡Por favor! —le suplico.

—Claro que te ayudare hermano, te ayudare porqué por fin me doy cuenta de lo mucho que amas a Celis y si yo estuviera en tu lugar haría lo mismo, solo dame hasta pasado mañana y mientras adelanta más trabajo, así mi padre no pondrá excusas—dice con optimismo.

—Yael, si pasado mañana no tengo respuesta me iré así tenga que enfrentarme con quien sea, no voy a perder a Celis—siento como mi voz tiembla.

—Tranquilo hermano, ten paciencia y confía en mí, en fin te dejo aquí ya es tarde—cuelga la llamada.

******** Sigue narrando Celis*********

Estoy recién entrando a la oficina y lo primero que ven mis ojos es un ramo de flores color blancas.

Miro la tarjeta que viene en ellas y luego me dispongo a leerla.

¡Hola hermosa! Estoy seguro que te ves igual de hermosa que todos los días así que pensé ¿Por qué no recompensarte por tanta belleza? te amo ten un maravilloso día.

_Marck Dombina_

Sonrío mientras pongo la tarjeta en mi pecho, de pronto escucho como aclaran la garganta y junto con eso como me abrazan por la cintura.

—Te amo—dice Marck besando el lóbulo de mi oreja.

Me doy la vuelta y lo abrazo del cuello.

—Te ves demasiado guapo—digo para luego darle un beso en los labios.

—Eres perfecta—dice entre dientes para luego continuar por besarme.

Ambos nos besamos hasta cansarnos, después él solo se separa de mí y me mira a los ojos.

—Traje esto, debes firmarlos—me sostiene de la cintura.

—Sí, solo los leo y te los hago llegar con Marina—lo miro a los ojos.

—Nena los necesito ahorita mismo—me sonríe y me vuelve a besar—Solo son tres firmas—dice entre dientes.

—Bebe—sonrío.

—Date prisa—se separa de mí y abre la carpeta—firma aquí —apunta una línea.

—Solo deja leo aunque sea un poco—lo separo de mí.

—Ya los revise pero si insistes adelante nena solo son unos permisos—suena indignado.

Me siento un poco mal pero aun así leo un poco y es verdad son unos permisos, después de firmar cierro la carpeta y lo tomo del cuello para robarle un beso y tratar de calmar su indignación.

Marck termina sonriendo y accede a corresponder a mi beso.

—Te amo—dice cerca de mi oído.

—Eres muy guapo—lo abrazo mientras acaricio su cabello.

Oh rayos por qué no me sale decir "un te amo" tal vez solo tenga miedo de decirlo, si eso debe ser.

Marck se separa un poco y después me sonríe y me ve por un momento mientras yo le devuelvo la sonrisa y lo miro coquetamente.

Hoy por la noche estamos en una cena con mis padres y Marck. Mi idea es que ellos se conozcan más  ya que mi idea de ocultar mi relación tantos meses y que de pronto saliera que me casare tiene a  mis padres algo desconcertados.

—¿Ya tienen fecha? ¿Cuándo darán a conocer su matrimonio? —pregunta mi padre para después beber un poco de champagne.

—Pensamos casarnos en seis meses ¿Cierto amor? —pregunta Marck quien toma mi mano mientras sonríe.

—Sí —respondo con una sonrisa en mis labios.

—Haremos una fiesta de compromiso en unas semanas, mis padres estarán aquí para poder pedir formalmente la mano de Celis en la fiesta.

—Me parece perfecto—dice mi padre.

Estamos en un ambiente muy relajado, el restaurante está muy para la ocasión así que eso hace más pasable el momento.

Seguimos cenando hasta que volvimos a casa, los tacones me están asfixiando así que de inmediato cuando piso el suelo de mi casa los quito.

—¿Qué pasa? —menciona Marck.

—Son los tacones—digo para luego reincorporarme y mirarlo a los ojos.

—Eres tan exquisita, hasta tu estatura da ternura —toma mis manos y las besa.

—¿Eso fue un cumplido? —pregunto con ironía.

—Tú mereces todos los cumplidos del mundo, eres tan hermosa—vuelve a besar mis manos para después rodearme por la cintura—Me tengo que ir, pero pronto dormiremos juntos —me suelta y sale de la casa.

Miro como sube al auto y se va, así que tomo mis tacones y me dirijo a mí recamara.

A estas alturas mis padres deben estar durmiendo así que subo los escalones con cuidado.

Al llegar a mi habitación dejo los tacones en el suelo y después me siento sobre la cama, me agacho un poco para poder masajear mis pies, de pronto veo como hay un papel atorado en la pata de la mesita de noche, desatoro ese papel y me reincorporo para así leerlo.

“Te amo mi niña hermosa” eres mi felicidad completa

Atte: Henry Kohlheim.

Leo esa nota y recuerdo que esta venia en un ramo de flores que Henry me dio hace un largo tiempo.

Leer eso me incomoda un poco, hace que recuerde eso que tengo bloqueado desde hace rato, mi corazón se acelera un poco, no tengo idea del por qué solo sé que quiero llorar pero no puedo permitirme eso, esto solo es cosa del pasado y no puedo permitir que eso  sabotee todo lo que he logrado hasta ahora.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status