Epilogo

 Tres años después

Todo marchaba conforme a su rumbo destinado y me faltaba algo para cerrar ese círculo, a dos días de la fiesta de mi pequeño Valentino me reuní con Rubén para hablar sobre el futuro de su empresa. No voy a negar que soné muy misteriosa y enfadada, quise darle un toque de frialdad a esa última cita laboral. Los nervios de Rubén crecieron cuando le bromeo sobre sus últimos pagos retrasados. Por poco y llora pidiendo tiempo para investigar esos pagos perdidos, hasta estuvo por llamar a la policía.

Cuando ya no pude contener la risa, le confieso la verdad, le entregué la empresa, al fin y al cabo, era suya. Lo libre de sus deudas y me desligué por completo de ella. Ahora volvíamos hacer la competencia.

—¿Es en serio? Tú… en verdad. —Toma en sus manos el documento legal que nos separa definitivamente de la empresa Motors Ávila.

—Solo trata de mantenerla a flote y si sientes que te hu
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP
DMCA.com Protection Status