ADICTIVO
ADICTIVO
Author: Xiomara Bonilla
Capítulo 1: Egocéntrico.

Travis POV.

Muevo mis manos rápidamente mientras aprieto mis labios fuertemente a la vez que mis ojos captan a los estudiantes que pasan rápidamente y los fulminó. Sigo sacudiendo mi mano como un maniático y por fin logró obtener lo que quería: abrir mi maldito casillero, ¿Cómo m****a es que aun no arreglan las cerraduras de estos?.

-Travis-La voz de Jack hace que parpadee varias veces y logró salir de mis pensamientos.

Lo veo con una ceja enmarcada.

-¿Qué?-cierro mi casillero fuerte, después de sacar los libros que necesitó.

-¿En qué andadas?-sonríe-Andas distraído, muy distraído; ¿Te enamoraste o qué?

Suelto una carcajada y ladeó mi cabeza hacia ambos lados-Sabes que yo no me enamoró; eso del amor es un maldito problema -Él ríe y el eco se escucha en los pasillos del instituto.

-Ya veo-entre cierra sus ojos.

Hago una mueca frente a esa mirada porque sé que está tratando de "sacarme lo que oculto", aunque no tengo nada que ocultar.

- ¡Llegue yo!-la voz de Liam hace que Jack se gire- ¿No hay clases?

Arrugo mi ceño y lo veo fijamente.

- ¿Por qué lo dices?-cuestiono acomodando la mochila en mi hombro.

- ¿Qué no ves?-señala alrededor de nosotros-No hay nadie.

- ¿Sera por qué ya entraron?- Jack cuestiona irónico mientras Liam aprieta sus labios.

Ay no.

- ¡Joder, no otra vez!-exclamo con exasperación y comienzo a caminar rápido, ellos imitan mi acción enseguida.

- ¡Espera, Travis! ¡No hay prisa, a la primera nos toca ingles!

Me detengo y les lanzó una mirada, estos parecen estar cansados y se dejan caer contra la pared.

-Aun peor, saben que necesito estar bien en este instituto. Y sobretodo ese tipo ya me lo advirtió-alzo mis cejas haciéndoles recordar que prácticamente ya estoy sentenciado en ser "reprobado".

Ellos ríen y suspiran --Bien, vamos.

Decidimos continuar con el paso en el que íbamos hasta llegar al salón de inglés.

- ¿Quién se atreve?-Jack ve a Liam y luego me ve- Travis, a que no te atreves.

Aprieto mis labios un poco divertido y antes de que ellos puedan reaccionar giro el pomo de la puerta y la abro.

-Listo-Sonrió.

Al ver que obtenemos toda la atención de la clase; aprieto mis labios para no reír y después carraspeó para contener mi tono de voz normal.

Ya controlado añado: - ¿Podemos pasar?.

-¿Por qué llegan tarde?-enmarca una ceja y deja de escribir en el tablero.

Porque no queríamos entrar a su clase, estúpido.

-Se nos hizo tarde-dice Liam con nerviosismo.

Me llevo una mano a la frente y niego; eso es de obvio.

-Que estúpido Liam-le regaño en un susurro y lo fulminó. Carraspeó y doy un par de pasos más-Lo que mi amigo quiso decir es que se nos hizo tarde porque aún no nos adaptamos al horario.

Y en si es verdad; porque antes teníamos cálculo a esta hora, y después seguían las clases de Francés. Por ende aún no nos hemos adaptado a éste.

-Eso no ayudará, Travis-susurra Liam. Alzó mis cejas y suelto una pequeña risa.

- ¿Creen qué esto es un juego?-no respondemos -Una vez más y no rinden en inglés.

Asentimos y pasamos a nuestros puestos, no se por qué tanto escándalo; puedo darle dinero y ya, no había problema hasta que papá se enteró y ahora quiere que yo mismo rinda mis materias. ¿Ilógico no?.

Antes de sentarme decido descargar primero mi mochila y está se descarga fuerte. Hago una mueca frente al ruido que ésta hace ya que el gruñón se dio vuelta para verme serio.

- ¿Le ocurre algo?-dice con una ceja enmarcada- ¿Algo en que le afecte de la clase, Blair?

Si, tú maldito idiota.

Me siento sin más y subo los pies sobre el puesto. Esa maldita manía mía de subir los pies.

Sonrió de medio lado y suelto:

- Aparte de usted - bajo y subo mi mirada- De la clase no me afecta nada. - puedo ver que los demás siguen concentrados en mi, hago un bufido y espeto con fervor- ¿¡Ustedes que ven!?

- Blair si le incómoda la clase puede irse - señala la puerta, me levanto de golpe en cuanto dice esto.

Lo veo fijamente y sonrió sarcástico.

Que mal me cae este tipo, en verdad.

- Como sea, hasta la vista-llevo ambas manos a mi frente como si estuviera saludando a un teniente y las alejo después burlón.

Jack y Liam me ven con cara de:

"¿Es en serio, nos hiciste entrar a esta clase para después dejarnos? Te vamos a matar". Ja, si sé perfectamente lo que dije antes; que necesitaba rendir en esta materia y esas cosas pero ¡Por favor! Así no se puede. Soy muy temperamental y éste tipo me saca aún más de mis casillas. Entonces decido hacerles señas para que también se levanten pero el profesor vuelve a carraspear.

- ¿Incitando a sus amigos en sus estupideces, Blair? -Puedo escuchar varios abucheos a lo que éste grita que hagan silencio.

También puedo sentir como mi sangre comienza a bajar y a subir, célula por célula, me estoy enojando cada vez más.

Respira y suspira Travis.

Apretó mi mandíbula y empuño mis manos. Éste no es el típico profesor, viejo, arrugado y amargado. Es todo lo contrario, cabe decir que solo me lleva unos cuantos años demás, cuatro o cinco para ser exactos. Así que él no puede decirme que hacer, me vale una m****a si es profesor; no le hago caso ni al propio diablo ¿Por qué hacerle a éste tipo?.

- Maldito bastardo - susurro dándome vuelta dispuesto a salir.

- ¿Qué acaba de decir?

- Maldito Bastardo- lo digo ahora más alto y dándome vuelta de nuevo. Suelto una carcajada y alzó mis cejas al ver la expresión en su rostro.- ¿Se enojo?

Abucheos salen de nuevo y en sus ojos se le notan las ganas de golpearme pero ¿debería importarme? ¡Oh, adivinen! ¡No me importa!. Sonrió de medio lado victorioso y él cierra sus ojos. No obtuve respuesta así que doy por ultimo:

-Si, eso supuse-Salgo por fin dando un fuerte portazo, el cual se escucha en todos los pasillos del instituto.

Ups.

A lo lejos logro ver a una chica, su cabello es castaño, un poco liso y en sus manos trae un ¿papel? bueno como sea. Con ella viene un chico, como de mi estatura y lleva su cabello desordenado ¿será su novio? Bueno... ¿desde cuándo me importa la vida de los demás?.

Bajo mi cabeza, coloco mis manos dentro de los bolsillos de mi pantalón, sus ojos se abren de par en par al verme. ¿Me habrá visto en algún lado?. Claro que no. Le doy una mirada de desinterés y después al chico que viene con ella, a éste si me parece haberlo visto en algún lado pero igual lo haya visto o no: los ignoro.

- ¡Hey, tú! - Sigo caminando sin detenerme ante su llamado- ¡Oye chico te estoy llamando!- puedo escuchar un:

"Es un idiota, no le llames, podemos solos" del tipo así que me detengo y me doy vuelta.

- ¿Qué acabas de decir? - parecen sobre saltarse, tanto ella como él-Repite de nuevo. ¿Qué acabas de decir?-planteo de nuevo la pregunta mientras mis cejas se elevan.

- Eres un idiota ¿algún problema con decirte la verdad? -me cuestiona de la misma forma que yo, elevando sus cejas con voz de: "soy el rey del mundo".

Mis ojos llegan hasta donde la pequeña castaña, sus ojos son color avellana y lleva algo sencillo. Le doy una sonrisa burlona y le miro mal de nuevo-No te metas conmigo-escucho la risa de éste y aprieto mis labios.

- ¿O qué? ¿Me acusas con el director?

¿A caso tengo cara de niño idiota como la lleva él o qué m****a?.

- Damien...Basta- le dice tomando su brazo- Vamos...

Frunzo mi ceño al ver la actitud nerviosa de la castaña y niego.

- Si, hazle caso a tu novia, muchachón, no te metas en camisa de once varas -tanto como el idiota como aquella chica sueltan una pequeña carcajada y frunzo mi ceño- ¿Qué, me vieron cara de comediante?

- Si, también eso...-me dice divertido.

- Es mi hermano-dice la chica con una sonrisa interrumpiendo al idiota- ¿No nos parecemos?

Los analizó mientras arqueo una ceja. ¿Tengo que ver el parecido o qué?

-Me perturba verlo-suelto con una mueca y después sonrió de medio lado-A tí si te miraría de todos los ángulos posibles-él chico amenaza con acercarse más a mí y la chica lo detiene. Carraspeó y saco mi teléfono-Bueno como no me importa, ni siquiera los conozco y ni me interesa conocerlos, me voy - comienzo a caminar de nuevo pero siento como unos leves pasos corren hacia mí y una mano helada; clava algo en mi brazo. Volteo a ver y me quejo.

- ¿Si?-elevo ambas cejas mientras busco como liberarme- ¿Qué quieres? No tengo dinero-levanto mi cabeza mientras la bajo; detallando cada facción, a la vez que hago esto la miro y sonrió de nuevo.

- No soy limosnera para pedir tus pobres centavos, idiota - espeta con enojo. Mi mandíbula se aprieta y frunzo mi ceño- Solo quiero saber...

- No, no vas a saber nada porque yo no te diré - interrumpo, intento liberarme de nuevo pero ella clava más sus uñas en mi brazo.

¡Ugh!.

- Perdona, mi hermano y yo somos nuevos y no sabemos dónde queda los salones de clases-El tono de la voz de ella se suaviza.

Le veo de reojo y arqueo una ceja - ¿Qué clase te toca?-le cuestionó un poco más calmado.

- A mí me toca ingles a mi hermano Química.

- El salón de inglés es el de en frente, allí dice linda ¿No sabes leer? - Abre sus ojos y su boca se forma como una "O"- Y el de Química...Queda dando la vuelta en aquella esquina y subiendo las escaleras.

Química le dan a los de último año por ende el cara de búfalo está haciendo último año. Y al parecer ella está conmigo en clase de inglés.

- Gracias, egocéntrico.

Alzo mis hombros, cuando ella se aleja, mi brazo comienza arder, lo reviso y este parece tener pequeños aruñetazos pero un poco profundos. Joder, esa chica parece una gata.

Me doy vuelta para reclamarle pero ella ya no está ni mucho menos su hermano, que afán de torturarse en su primer día ¿no?, bueno al fin y al cabo estaban llegando tarde a sus primeras clases.

Sigo caminando hacia el patio, me siento en el fresco césped. Sé que me matarán en cuanto me vean haciendo esto, pero soy Travis Blue Blair Maddxon y me importa una m****a que piensen; saco de mi maleta una caja de cigarros que compre al salir de casa, selecciono solo uno y guardo la caja. Tomo el encendedor para prender el cigarro. Después de verlo por unos minutos lo acerco a mis labios sintiendo como el humo se incorpora cada vez que lo inhaló, depositándose en mis pulmones y después salir por mis fosas nasales y un poco por mi boca.

Qué bien se siente.

Abby POV

Siento algo baboso y carrasposo bajar y subir por mi rostro, abro mis ojos con dificultad y noto una figura pequeña encima de mí, trato de enfocar mi vista y cuando lo logro puedo ver con más claridad; es Tom mi hermoso cachorro Gran Danés, sonrió y este bota alegría por todos lados. Después siento como unos pasos fuertes hacen que el suelo de mi habitación suene; es papá, me sonríe y se sienta mi lado.

- Buenos días niña floja, levántate ya; tú hermano está casi listo.

- ¡Ahhhhh!-me quejo-Esta bien, ya me levanto - levanto mi trasero enseguida y me adentro a la ducha.

- Hare Sándwiches - dice esto y escucho que cierra la puerta de mi habitación.

Es mi primer día de instituto y la verdad no me animo mucho, pues temo a que sea como siempre. Tuvimos que mudarnos a Venecia y yo tuve que dejar a mi mejor amiga en New York, si muy lejos.

Salgo de la ducha, pero sin aun bañarme. Tomo a Tom y lo coloco en su hermosa cama, la cual está al lado de la mía.

Tomo mi teléfono y miro su pantalla; siete con treinta minutos.

¡Joder se está haciendo muy tarde!. Ahora si me adentro a la ducha rápido, enciendo la regadera y el agua de ésta cae en mi cabello, está tibia, muy relajante, después lo lavo con shampoo, tomo el jabón y me enjuagó.

- ¡Fea se nos está haciendo tarde! ¡Te apuras o me voy!-escucho el grito de mi hermano desde la entrada de mi habitación.

Bufo, termino por quitarme el jabón, salgo rápido y mis pies se resbalan al salir de la ducha.

- El suelo es liso Abby-me digo a mi misma.

- ¡Ya salgo maldita sea!-exclamo luego con fastidio.

- ¡Mueve esos pies, mujer!

Que afanador Damien, ya no es raro de él, siempre ha sido así. Ruedo los ojos y me coloco la ropa interior, busco en mi armario algo disimulado y no tan llamativo - no quiero parecer una guacamaya. Coloco un dedo en mi barbilla, analizo mi armario parte por parte.

- ¡Abby Rachell Parks Abernathy!

Me sobresalto al escuchar todo mi nombre, con Abby estaría bien.

- ¿¡Qué!?-exclamo con exasperación.

- ¡Me voy!.

Coloco mis ojos en blanco y bufo.

-¡Pues vete maldita sea!-exclamo ya hasta mis casillas.

Tomo por último un Jean oscuro, una blusa amarilla con lentejuelas, unos botines negros y listo. Me arreglo el cabello, me coloco rímel y un poco de color en los labios.

Parece que ya estoy lista.

Salgo de mi habitación, pero no sin antes despedirme de Tom, tomar mi teléfono, mi cargador, mis audífonos y mi maleta de estudio.

- ¡Fea! ¡Dice papá que bajes a Tom!

Frunzo mi ceño al escuchar aún a mi hermano, pensé haberle dicho que se fuera.

- No tienes por qué gritar Damien, puedo escuchar perfectamente - le espeto fastidiada - ¿No era que ya te ibas?

Niega mientras se ríe-Anda rápido lenta.

Me devuelvo a donde deje a Tom y lo agarro entre mis brazos, bajo las escaleras con rapidez, corro al patio trasero y lo descargo, en cuanto lo hago papá comienza a jugar con él.

- ¡Abby! ¡Joder, mueve el trasero!

- Damien...Tus palabras -le dice papá asentando su voz, me doy vuelta y él se encuentra recostado sobre el barandal de la puerta y rueda los ojos.

Me despido de papá con rapidez y me adentro a la cocina para agarrar un Sándwich de la barra integral. Salgo de allí y no veo a Damien.

Lo busco con mi mirada, la puerta está abierta y su auto no está - ¿¡Damien!?

No responde, maldito idiota ya se fue.

- ¡Buu! - Grita a mis espaldas tomándome de la cintura y elevando mi cuerpo.

- ¡Imbécil, bájame! - Bufo y lanzó pequeñas patadas para que me baje - ¡Idiota que me bajes!

Él hace lo que pido y ríe mientras sale, yo voy detrás de éste, cierro la puerta y le miro - ¿Y tú auto?

- En el aparcamiento, duh.

Asiento y en cuanto lo hago él desaparece de mi vista. Lo espero unos minutos y sale, me subo a éste y acelera haciendo que las ruedas chillen en la carretera de manera irritante.

(...)

Al llegar al instituto las puertas están abiertas aún, pero no hay ni un solo estudiante en sus alrededores, miro a Damien y éste parece importarle un rábano. Lo fulminó y puedo escuchar un fuerte portazo desde el frente de su interior. Enseguida guío mis ojos hacia donde aquel portazo resonó; un chico castaño claro es el causante de aquel sonido; su cuerpo es muy atlético, es de alto con Damien, Dios y sus ojos...

-Cierra la boca, fea-dice mientras hace una mueca.

Hago una mueca- ¿Qué, por qué? -frunzo mi ceño.

-Se te salieron las babas-burla con una mueca en su rostro-Aguarda yo a este chico lo conozco...

Éste pasa por nuestro lado y nos ignora. ¿Qué se cree?.

-¡Hey, tú! -Grito en cuanto lo veo un poco más lejos de nosotros, no voltea y sigue como ni nada. suspiro, diablos pero que arrogante sujeto - ¡Oye chico te estoy llamando!-le doy un último llamado y éste parece detenerse un poco, pero no del todo.

-Es un idiota, no le llames, podemos solos-espeta mi hermano un poco enojado.

Le doy una mirada de fastidio y me concentro en lo idiota que a veces es y claro sin mencionar lo bipolar. Hace un rato estaba diciéndome que me apurara ¿Y ahora? Le importa una m****a entrar a clases.

La filosofía de Damien Parks, chicos.

- ¿Qué acabas de decir? -Una voz hizo asustarnos y que saliera de mis pequeños pensamientos, fijo mi mirada; genial ahora si se da vuelta-¿Qué acabas de decir?.

Chico problema en tres, dos, uno...

- Eres un idiota ¿algún problema con decirte la verdad?-espeta mi hermano remarcando cada palabra.

Oh vamos Damien recién llegamos y ya anda en busca de pelea. Por alguna razón mamá lo cambio de instituto, sip, larga historia, tiempo corto. Después lo contaré.

Su mirada se guía a mí, no quiero que se golpeen, o sea ni siquiera se conocen y ya están discutiendo. Me sonrie y después ¿me mira mal? Joder los chicos están más locos que en New York.

-No te metas conmigo-Añade, a lo que mi hermano da una fuerte carcajada.

- ¿O qué? ¿Me acusas con el director?

Creo que lo único que haría éste chico es golpearlo sin parar. Porque no tiene cara de chico idiota, bueno si, solo un poco.

- Damien...Basta- le digo tomando su brazo, no quiero que tenga problemas, en serio- Vamos...

- Si, hazle caso a tu novia, muchachón, no te metas en camisa de once varas.

¿Qué? ay por Dios. En cuanto dice esto nos echamos a reír.

¿En serio cree que es mi novio? Ay no, no me gustan los feos.

- ¿Qué, me vieron cara de comediante?-arquea su ceja mientras nos ve.

Guao alguien amaneció de malas pulgas.

- Si, también eso...

- Es mi hermano-Interrumpo antes de que diga alguna otra estupidez. Aún sigo riéndome- ¿No nos parecemos? -Arqueo una ceja al dejar de reírme.

-Me perturba verlo-suelta con una mueca y después sonríe de medio lado-A ti si te miraría de todos los ángulos posibles-mi hermano amenaza con acercarse más a él y decido detenerlo. Carraspea y saca su teléfono-Bueno como no me importa, ni siquiera los conozco y ni me interesa conocerlos; me voy-comienza a caminar y decido seguirlo.

Oh no, no esta vez nene.

Estando ya cerca de éste tomo su brazo clavando mis uñas.

Bufa- ¿Si? ¿Qué quieres? No tengo dinero-levanta su cabeza mientras la baja. Pareciendo estar ¿detallándome? Sonríe de lado y levanta su mirada. Puedo ver sus ojos, son tan claros, en verdad, sus ojos son como el cielo.

- No soy limosnera para pedir tus pobres centavos, idiota - espeto con enojo, veo que sus ojos se oscurecen, su pupila se dilata un poco. Aprieto mis labios- Solo quiero saber...

- No, no vas a saber nada porque yo no te diré - interrumpe, intenta

liberarse pero yo le clavo más mis uñas en su brazo. Hace una mueca frente a esto.

- Perdona, mi hermano y yo somos nuevos y no sabemos dónde queda los salones de clases-suavizo mi voz.

Me mira de reojo y arquea una ceja - ¿Qué clase te toca?

- A mí me toca ingles a mi hermano Química.

- El salón de inglés es el de en frente, allí dice linda ¿No sabes leer? - Abro mis ojos y mi boca se forma como una "O"- Y el de Química...Queda dando la vuelta en aquella esquina y subiendo las escaleras.

- Gracias, egocéntrico-lo suelto y me dirijo hacia dónde está mi hermano. Le digo en cuanto llego y enseguida nos vamos.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status