Share

HUÉSPED

Lucas

Me encuentro frente a la casa de Sophie con la esperanza de que está vez decida verme y poder pedirle una disculpa por lo que sucedió hace unas semanas, estoy esperando que me abra la puerta, sin embargo, cuando escucho un grito que procede de la parte trasera de la casa la cual da hacia la playa, el miedo me invade y me apresuró para verificar que todo esté bien.

A lo lejos, cerca de la orilla puedo divisar a Sophie discutiendo con un hombre bastante más alto que ella, por lo que logró escuchar deduzco que es su exmarido, cuando estoy por acercarme veo como este levanta su mano y la golpea hasta dejarla tumbada en el piso, hace un segundo intento por volver a golpearla por lo que me acerco a toda prisa y comienzo a golpearlo sin dudarlo ni un segundo, estoy tan cegado por la irá que lo único que me frena es cuando Sophie me toma suavemente por el brazo y me pide que deje de hacerlo, inmediatamente le hago caso y después la cargo al percatarme que no puede caminar por cuenta propia.

Después de defender a Sophie de su exmarido y dejarla en mi casa, salgo a comprarle algo de ropa para que este más cómoda los siguientes días, cuando llegó a mi casa le entregó la ropa a Martina para que ayude a Sophie una vez que está lista, entró a su habitación y haciendo caso omiso de sus quejas la tomó en brazos y bajo con ella hasta subirla al auto para llevarla al hospital, después de su revisión el médico nos informa que tiene un pequeño esguince por lo que debe permanecer al menos tres semanas sin hacer grandes esfuerzos.

—Estas tres semanas te quedarás en mi casa para que Martina te cuide. —Comento cuando subimos al auto.

—Puedo irme con Arturo, no es necesario que permanezca en tu casa.

—Simplemente harás lo que te digo, es mi culpa que estés así, mañana pasaré a la casa donde estabas por tus todas tus cosas. —Me limito a contestarle.

El resto del viaje lo pasamos en silencio, ya en casa Martina le lleva la comida hasta su habitación al igual que los medicamentos que el médico le receto para aliviar su dolor e inflamación.

—¡Hola Arturo! —Saludo a mi amigo una vez que contesta la llamada -Para informarte que Sophie se quedará en mi casa alrededor de 3 semanas.

—¿Por qué se quedaría en tu casa después de lo que sucedió entre ustedes?

—Su exmarido fue a buscarla a la casa en la playa y si no ha sido porque llegue a tiempo el muy cretino hubiese sido capaz de matarla a golpes, además de que se lastimo el tobillo.

—¿Se encuentra bien? —Pregunta bastante alterado.

—Si, la lleve al médico, por eso mismo permanecerá en mi casa, Martina podrá cuidarla.

—¿Y ella acepto sin oponerse?

—¡Eh! Si, algo por el estilo. —Respondo con evasivas–. Mañana pasaré por su casa para recoger todas sus cosas, como te imaginarás no es bueno que se quede sola en esa casa por si al tipo ese se le ocurre volver ¿No crees?

—Bueno en eso tienes razón, por favor cuídala y te aviso que la visitaré mañana para asegurarme que se encuentra bien.

—Por supuesto que la cuidaré bien, es mi huésped y sabes que puedes visitarla cuando gustes, tampoco es que la tenga encarcelada, nos vemos mañana Arturo. —Nos despedimos y subo hasta la habitación de Sophie.

Una vez que me permite pasar abro la puerta y me acerco a la orilla de la cama.

—He hablado con Arturo sobre lo ocurrido, le comenté que te quedarás conmigo hasta que tu pie sane y por favor antes de que vuelvas a decirme que es mejor que te vayas con Arturo, considera que él trabaja y no hay nadie que pueda cuidarte en caso de necesitar algo, en cambio conmigo Martina puede hacerlo, además como te lo repetí fue culpa mía lo que ese hombre te hizo. —Me mira unos instantes como evaluando las opciones y luego lentamente asiente.

—Bien tu ganas, permaneceré aquí las 3 semanas.

—Te compré algo de ropa para dormir, supongo que Martina la acomodo en los cajones, siéntete libre de usar está casa como si fuese tuya, me retiro y que descanses Sophie.

—Gracias por todo, igualmente que descanses Lucas. —En cuanto escucho como sus labios pronuncian mi nombre, un escalofrío recorre mi cuerpo, suena tan bien saliendo de su boca que le lanzo una rápida sonrisa y desaparezco de su habitación.

Los siguientes días, aunque deseo permanecer la mayor parte del tiempo en casa para disfrutar de la compañía de Sophie, me es totalmente imposible, debido a que las grabaciones de la nueva serie que estaré filmando se acercan y se deben de realizar algunas pruebas de vestuario, maquillaje, así como recibir ciertas instrucciones por parte de la producción.

Justo cuando estoy por partir a mi casa se me cuelga del brazo Melany mi exnovia quien para mi desgracia será mi pareja en esta serie.

—¿Por qué te marchas tan pronto Lucas? —Ronronea en un intento de seducción, en el cual caería hace algunos meses de no saber ahora la clase de mujer que es y de lo que es capaz de hacer con tal de conseguir lo que quiere.

—Porque no deseo permanecer más tiempo del necesario contigo Melany, por si no lo recuerdas tú y yo no somos amigos, ahora hazme el favor de soltarme. —Me mira con sus ojos llorosos en un nuevo intento por hacerme cambiar de opinión y dado que parece que no me soltará, como puedo me deshago de su agarre, quitando sus manos de mi brazo sin ningún tipo de contemplación.

—No seas así Lucas, estoy arrepentida de todo lo que te hice, además este tiempo juntos en el set creo que nos servirá para limar asperezas y porque no hasta retomar nuestra relación.

—No lo creo, solo nos limitaremos a hacer nuestro trabajo, además no me interesa retomar nuestra relación, para tu información estoy comprometido y me casaré muy pronto. —Escupo lo primero que se me viene a la mente, sin pararme a pensar en las consecuencias de mi declaración.

—N… no te creo Lucas, dime que es mentira por favor. —Suplica.

—Ya te lo he dicho, además estoy muy enamorado de mi prometida, así que deja de insistir. —Me doy la vuelta y enseguida me arrepiento de mis palabras.

Ya en mi auto, me comunico con Nicolás para pedirle un consejo sobre qué debo hacer ahora que Melany se ha empeñado en reconquistarme. Nos quedamos de ver en su casa por lo que me apresuro a llegar hasta allí, en cuanto entró a su casa me doy cuenta de que no está solo, está en compañía de Ernesto y Lorenzo.

—¿Qué te sucede? Sonabas desesperado cuando me hablaste.

—Tengo que trabajar con Melany en la nueva producción. —Mis amigos arrugan la frente ante esto—. Lo peor de todo es que quiere que con el tiempo retomemos nuestra relación.

—Esa mujer está loca, después de cómo te difamo, al decir que la golpeaste en múltiples ocasiones y que además la engañaste con quien sabe cuántas mujeres, cuando fue ella precisamente la que te engaño con el productor de la película donde deseaba ser la protagonista, en verdad ha perdido la cabeza. —Relata Lorenzo bastante molesto.

—¿Qué piensas hacer? —Preguntan Nicolás y Ernesto al mismo tiempo.

—No lo sé, solo se me ocurrió decirle que estaba comprometido y que muy pronto me casaría, fue tal mi desesperación por alejarme de esa mujer que fue lo primero que me atreví a decirle.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status