Share

TRATO

—Ya tienes la solución cásate, con eso Melany dejará de atosigarte, que por cierto no es que te ame, lo que ella ama de ti es tu olor a dinero el cual es inconfundible a kilómetros de distancia.

—Además tú tienes la culpa, te lo advertimos que esa mujer solo estaba detrás de tu dinero, pero no nos quisiste escuchar.

—Lo sé ya no me lo recuerden.

Flashback

Algunos meses atrás

—Melany, te mentí la verdad es que no soy dueño de ninguna empresa de entretenimiento, como has visto todo lo que he conseguido ha sido gracias a mi esfuerzo, no soy hijo de los Bernal. —Analizo cada uno de sus gestos cuando supuestamente le confieso la verdad y me doy cuenta de que no logra ocultar su enfado.

—Me mentiste todo este tiempo Lucas. —Responde con los dientes apretados.

—Lo lamento amor, pero no quería perderte. —Trato de acercarme a ella, quien se aleja inmediatamente de mí, como si fuese una plaga de la cual desea huir.

—Lo que más me duele es tu engaño eso es algo que no puedo perdonarte, no que no seas hijo de los Bernal; creo que lo nuestro no tiene futuro Lucas, no soporto las mentiras. —Dicho esto se da la vuelta y me deja plantado en mi lugar, con mi corazón destrozado ya que en verdad amaba a esta mujer y al parecer lo que ella solo amaba de mí era mi fortuna y el estatus que mi apellido podría darle en un futuro.

Ahora comprendo que mi padre tenía razón cuando me pidió ponerla a prueba, ella únicamente estaba interesada en mi dinero, gracias a mi padre es que abrí los ojos.

Lo llamo por teléfono y al segundo timbrazo contesta.

—Hola Lucas, ¿Estás bien?

—¿Cómo es que estabas tan seguro de que ella no me aceptaría al creerme pobre?

—Hijo lo siento, es sólo que… yo… yo mandé a que la investigarán y me informaron que mientras estabas aquí con nosotros, ella se encontró con el productor de la película donde me pediste que fuese la actriz principal y se fueron juntos a un hotel.

—¿Lo sabías y no me lo contaste? —Pregunto furioso.

—Yo quería que lo descubrieras por tu cuenta, sólo quiero lo mejor para ti y créeme que esa mujer no lo es, la mujer que en verdad te amé lo hará sin importarle si eres millonario o un simple actor en ascenso.

—Lo mejor para mi es no volver a hablar contigo. —Le cuelgo molesto, ya que me duele en el alma reconocer que él tenía razón.

Fin flashback

—Deberías de conseguir alguna mujer que acepte ayudarte, ahora que Melany al parecer descubrió que en verdad eres hijo de los Bernal, andará como perro de caza tras tu dinero. —Sentencia Nicolás sabiamente—. También creo que a la mujer que acepte casarse contigo no debes de contarle la verdad sobre tus padres, uno nunca sabe que cazafortunas se pueda encontrar.

—No te parece extraño que justamente de entre todas las actrices, ella fue la que se quedó con el papel protagónico.

—Tienes razón, seguramente es amiga íntima de alguien de la producción y así fue como consiguió ese papel. —Medito unos instantes.

Después de terminar la charla con mis amigos, me dirijo a mi casa tratando de armarme de valor para lo que estoy por hacer, sin embargo, la noticia que me espera derrumba por completo mis planes.

—¡Hola Lucas! —Me saluda Sophie quien al parecer me ha estado esperando.

—¡Hola Sophie!, ¿Sucede algo?

—No, solo para informarte que fui al médico y me dijo que ya estoy bien, por lo que me iré mañana además de que he decidido regresar a México.

—¿Vas a regresar con tu exmarido? —Pregunto furioso, pero en cuanto veo su reacción cambio mi tono de voz—. Lo lamento, pregunte algo personal.

—No te preocupes Lucas, pero respondiendo a tu pregunta, no pienso regresar con él. Me voy porque simplemente aquí no he encontrado trabajo y lo mejor es regresar a mi país, sé que allí tal vez tendré más suerte, conozco algunos amigos los cuales podrían ayudarme. —Me quedo sin saber que decir a sus palabras, debido a que quisiera rogarle que no se vaya, suplicarle si fuese necesario, pero las palabras no logran salir por lo que solo me limito a asentir.

—Bien si es lo que gustas, te apoyo.

—Gracias Lucas, ahora iré a mi habitación debo hacer mis maletas para mañana. —Se da la vuelta y veo como sube las escaleras hasta perderse en el pasillo, tomo mi cabeza entre mis manos desesperado por encontrar la forma de retenerla y aunque planeaba proponérselo con más calma, subo hasta su habitación y toco en espera a que me permita pasar.

—Sophie quiero proponerte algo. —Comento mientras doy vueltas alrededor de su habitación.

—Dime, te escucho. —Me mira mientras continúa sacando ropa del armario.

—¿Quiero que te cases conmigo? —Pregunto abruptamente.

—¿Perdón? —Me mira extrañada por mi repentina petición.

—Lo que escuchaste quiero que te cases conmigo.

—¿Estas ebrio?

—No, pero en verdad necesito que te cases conmigo, sería un matrimonio falso por decirlo de cierta forma, eso sí tendríamos que casarnos y hacerlo público.

—Entonces no sería un matrimonio falso Lucas, he escuchado lo suficiente para darme cuenta de que en verdad estás mal de la cabeza. —Se da la vuelta y comienza a guardar todas sus pertenencias en sus maletas y sé que, si no me apresuro a ofrecerle un trato, no podré volver a verla nunca más.

—Sé que no quieres regresar a México, pero dado que no has encontrado trabajo aquí, ¿qué te parece si te pongo en contacto con unos amigos? Te puedo conseguir un buen empleo, puedes pedirme lo que quieras, pero por favor cásate conmigo, necesito de tu ayuda, es más si lo prefieres podemos estipular cuanto tiempo debemos permanecer casados. —Me acerco hasta ella y la tomo por los hombros, en espera de una respuesta.

—Vamos Lucas, piensa bien las cosas ¿Por qué querrías casarte conmigo? Además, si no he encontrado trabajo por mi cuenta, ¿Qué te hace pensar que tú si lo conseguirás? No me malentiendas, pero es complicado encontrar algo de mi profesión, si no cuentas con los contactos adecuados.

—Es complicado de explicar, solo puede decirte que en parte se debe a mi trabajo, quiero sentar cabeza por decirlo de cierta forma. —Miento ya que no deseo contarle sobre Melany—. ¿Y quién no quisiera casarse contigo?, eres una mujer sumamente hermosa, gentil, bondadosa y así podría continuar. —Cuando me escucha decir esto sus mejillas se vuelven carmesí y desvía la mirada—. Sé todo eso gracias a Martina, quien por cierto está encantada con tenerte aquí. Y en cuanto al trabajo te aseguro que te conseguiré empleo antes de que firmes esa acta de matrimonio. —Le doy mi palabra.

—No lo sé, no sería un poco raro casarnos solo porque ambos nos veríamos beneficiados, además de que tú y yo no nos amamos.  —Replica.

—Nadie tiene porque enterarse de este trato. —Respondo evadiendo sus últimas palabras, si bien sé que aún no la amo, nada me gustaría más que ella acepte casarse conmigo—. Por favor, piénsalo y mañana me das una respuesta. —Me despido dándole un beso en la mejilla y dejándola sumida en sus pensamientos—. Además, estoy seguro de que lograré que me ames y este matrimonio funcione. —Susurro mientras salgo de su habitación.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status