Princesa de badboy
Princesa de badboy
Author: Vrsh
¡Qué, Harry!

(Punto de vista de Stella)

"¡Stella!"

"Próximo." Grité desde mi habitación después de escuchar a Anna llamar mi nombre. Rápidamente peiné mi desordenado cabello castaño oscuro que me caía hasta la cintura y lo dejé suelto.

Anna es mi mejor amiga y su casa se encuentra a pocos kilómetros de la mía. Ella mide 5'3, la misma altura que la mía. Con su cabello castaño rojizo, tono de piel claro y con anteojos negros siempre se ve linda. Su padre murió hace unos años en un accidente y ella vive con su madre. Ella no tenía hermanos, así que me convertí en el indicado para ella. Fuimos a la misma escuela, a la misma escuela secundaria y ahora vamos a la misma universidad.

"Está bien, creo que me veo bien". Me dije mirando mi reflejo en el espejo. Estaba vestida con unos jeans casuales y un top corto. Me puse los zapatos y caminé hasta la sala de estar.

"Vamos." Dije.

Mientras salíamos, escuché a mi mamá gritar desde atrás.

¡Stella, espera! Toma tu desayuno y vete ".

"Se está haciendo tarde." Dije y rápidamente tomé un vaso lleno de jugo de frutas de su mano y luego lo bebí.

"Adiós, mamá." Besé su mejilla y salí.

Tomé la mano de Anna y la arrastré conmigo. Empezamos a caminar hacia nuestra universidad. La universidad no está tan lejos, así que decidimos caminar solo para ahorrar gastos de transporte.

“Es nuestro primer día en la universidad. Estoy emocionado. Tan, tan emocionado ". Anna dijo saltando como una niña.

Princess land ... no te dejes llevar por las historias de fantasía. Princess Land es el nombre de mi ciudad natal. Lindo nombre, ¡ja! Es un pueblo muy cómodo para vivir con un entorno adaptable, rodeado de bosques y vegetación. Amo mucho mi ciudad natal. Yo nací aquí. Fui a mi preescolar, a la escuela, a la escuela secundaria y ahora a la universidad. Aunque es un pueblo, parece una ciudad pero con poco tráfico y menos población. Tiene de todo, desde una escuela normal hasta universidades privadas ricas y de renombre. Incluso los chicos de las ciudades se unen a las universidades que se presentan en mi ciudad natal.

Después de unos minutos, llegamos a la universidad. Es una de las universidades privadas ricas. No nos confunda con niños ricos. Somos de familias típicas de clase media. Conseguimos un asiento basado en nuestra puntuación en el examen de ingreso. Entramos y miramos la universidad con "asombro". Vimos muchos autos ricos y chicos ricos con sus novias.

“Roman está aquí. ¡Maldita sea! Se ve sexy ". Me susurró al oído mostrándome Roman. Sus ojos color avellana brillaron mirándolo.

Anna está enamorada de Roman desde sus días escolares. Los padres de Roman eran conocidos por la mayoría de la gente de la ciudad, incluso mis padres tenían una relación amable con ellos, pero yo no tenía una gran relación con Roman aunque fuimos a la misma escuela y al mismo instituto. Podría haber hablado con él una o dos veces. Como Roman es un tipo rico, se unió a la universidad con mucha facilidad. Para unirse a la universidad por él, Anna tomó el examen de ingreso.

Roman nunca se dio cuenta de Anna, aunque estaba loca por él. Ni siquiera Anna le propuso matrimonio ni se atrevió a hablar con él.

"Empezado." Me golpeé la cabeza con la palma.

Luego fuimos a nuestro salón de clases con la ayuda de muchos estudiantes. Nos sentamos en las sillas y miramos a nuestro alrededor. La mayoría de los chicos estaban vestidos con ropa de marca lujosa y se veían tan calientes. Conocíamos a la mayoría de las personas allí, ya que la mayoría eran de mi escuela secundaria.

Mientras Anna y yo estábamos hablando, Victoria, también conocida como Vickie, junto con sus dos amigos minions, entraron. Estaban vestidas con vestidos un poco ajustados y reveladores con mucho maquillaje en la cara. Son muy malas perras. Usan a los niños como usan sus polvos faciales. Nunca me gustaron. Y, por supuesto, a ellos nunca les agradamos. Vickie me desprecia como un chico del que se había enamorado en sus días escolares, me propuso. A partir de entonces, empezó a tratarme como a un enemigo.

Empezaron a hablar con los chicos y a mirarnos de forma extraña. Rodé mis ojos mirándolos.

"Creo que no tienen ropa para ponerse". Anna susurró en mi oído y ambos comenzamos a reír.

Pronto empezaron nuestras clases y las escuchamos. Después de tres clases aburridas, tuvimos nuestro descanso. Fuimos al comedor de la universidad y pedimos nuestra comida.

Mientras hablábamos, la madre de Anna entró de la nada. Ambos nos sorprendimos mirándola.

"¡Hola mamá! ¿Qué estás haciendo aquí?" Anna preguntó, sorprendida.

Sonreí y saludé a su mamá. Ella me devolvió el saludo.

"Vine a conocer a Clara".

La Sra. Scarlett Bradley; La madre de Anna es profesora en otra universidad. Es una mujer estricta que sigue todas las costumbres. Ella siempre quiere que todo y todos sean perfectos. Incluso muestra su rigor con su hija. ¡Gracias a Dios! No obtuvimos la admisión en la universidad donde trabaja.

“¿Clara? ¿OMS?" Preguntó Anna.

“Uno de los profesores aquí. La conocí en el sindicato de profesores, un día. Me llamó para pedir ayuda con respecto a un tema. ¡Y si! Ella desea conocerte ".

"¡Mamá! Por favor. No quiero conocer a nadie ". Anna suplicó, pero su madre no escuchó. Me pidió que la acompañara, pero la rechacé y es lo mejor para mí. No quiero que me noten.

Ambos se fueron y yo me senté en la silla moviendo mi móvil. La comida estaba preparada y fui al mostrador a recogerla. Tomé la bandeja en mis manos y comencé a caminar hacia mi mesa. Vi a un chico sentado en mi silla. Su espalda estaba frente a mí. Su cabello castaño oscuro estaba despeinado debido al viento que entraba por las ventanas. Noté que muchas chicas lo miraban y hablaban de él.

Fui allí y me paré frente a él con mi ceja levantada. Estaba tan ocupado con su móvil que no me vio.

"¡Perdóneme!" Dije y seguí mirándolo.

Levantó la cabeza para verme. Se veía deslumbrante con sus ojos esmeralda, labios besables y mandíbula cincelada. Cualquiera podía sentir su perfecto cuerpo musculoso debajo de su camiseta negra que lo hacía lucir sexy.

Me miró con una sonrisa y dijo: "Dime hermosa". Con su voz ronca.

"Esta es mi mesa". Dije colocando mi bandeja sobre la mesa.

“Puedes tomar la mesa. No hay problema." Respondió dando su sonrisa que lo hacía lucir tan arrogante.

Me burlé de escucharlo “Me senté aquí primero. Fui a recoger mi pedido. ¿No ves mi billetera sobre la mesa? " Pregunté señalando mi billetera que puse sobre la mesa.

"No actúes como un niño. Puedes sentarte en otro lugar o puedes sentarte conmigo ".

"Todos los demás estaban llenos". Grité.

"¡Vamos! No me importa si te sientas conmigo y compartes tu comida ". Diciendo eso, comenzó a tocar las papas fritas.

Golpeé sus dedos y moví mi bandeja a un lado. Se rió mirándome. Ignorándolo, miré a mi alrededor para ver sillas vacías, pero no encontré ninguna.

"¿Por qué? ¿Tienes miedo de caer en mis encantos si te sientas conmigo? " El sonrió con suficiencia.

Pude entender que lo pidió deliberadamente para hacerme sentar con él, así que no respondí y no quise discutir también. Pero para mi mala suerte, no encontré sillas vacías, así que terminé sentado en la silla frente a él.

"DIOS MÍO. ¿Comes tantos artículos? " preguntó mirando la comida frente a mí.

Mis ojos marrones se encontraron con sus ojos esmeralda tan pronto como lo preguntó. No es de extrañar que pregunte eso, ya que la bandeja consiste en comida que podrían comer fácilmente dos personas. Pedí por Anna y por mí, pero ella se fue.

"¿Tienes algún problema si como mucho?" Puse los ojos en blanco y comencé a comer.

Se cruzó de brazos y siguió mirándome con su sonrisa.

"¿Qué?" Grité y dejé de comer.

Inclinó la cabeza hacia los lados y dijo: "Te ves hermosa".

Mis mejillas se sonrojaron al escucharlo, pero lo controlé. Aunque recibí muchos cumplidos de muchos chicos, nunca me importó, pero esta vez es diferente.

Incliné la cabeza fingiendo que estaba mirando la comida. Pero el hecho era que no quería que me viera sonrojar. Lo ignoré y seguí comiendo.

"¿Cuál es tu nombre?" preguntó.

No le respondí y me concentré en mi comida.

"¿No tienes amigos? ¡Oh sí! ¿Quién va a hacer amistad contigo si ni siquiera compartes tu comida? " Él puso los ojos en blanco.

La ira se apoderó de mí al escucharlo. Lo miré con enojo, pero eso no le importaba.

"Tengo un amigo. Ella es más que una amiga para mí. Ella estuvo de acuerdo con su mamá. Y tengo amigos. Muchos amigos." Grité pero no en voz alta ya que nunca fui fan de ningún tipo de atención.

Aunque estaba gritando, su sonrisa no se desvaneció. Me miraba sin molestarse en qué demonios estaba gritando.

Seguí gritando “¿Y por qué estoy contando estas cosas? No quiero demostrar que tengo amigos ".

Diciendo eso, me levanté de mi silla, tomé mi billetera y salí del lugar. Verdad para ser contada; Dejé el lugar no enfadado, pero comí lo suficiente y no pude comer más.

Seguí caminando hacia mi salón de clases mientras hablaba con Anna por teléfono celular.

"Vendré a la clase directamente". Anna dijo y cortó la llamada.

Llegué a mi salón de clases y vi a pocas personas allí. Después de unos minutos, Anna entró y seguí contándole lo que sucedió después de que se fue.

Mientras estábamos hablando, Roman junto con ese tipo arrogante entraron. Todas las chicas que siempre miraban a Roman comenzaron a mirarlo arrogante. Ahora podía verlo perfectamente y su perfecta altura. Llevaba la ropa de la marca. Llevaba una chaqueta de cuero negro en su camiseta negra. El es tan alto. Muchos centímetros más alto que yo. Podría ser 6'2.

"Él es el indicado." Le dije a Anna, pero ella estaba ocupada mirando a Roman.

De repente, la mirada de ese tipo arrogante se posó en mí. Él sonrió y siguió mirándome. Yo también seguí mirándolo con enojo. Luego se sentó al lado de Roman y continuó sonriéndome.

Todas las chicas empezaron a caminar hacia él y siguieron hablando. Él también comenzó a hablar y reír con ellos.

"Un jugador." Murmuré y rodé mis ojos.

A través de las niñas, llegamos a saber que es el primo de Roman y que se llama Harry Wilson.

Las clases volvieron a mirar, pero esta vez no pude concentrarme en mis clases porque sentía su mirada en la mía. Traté de ignorarlo pero no pude.

Después de la universidad, Anna y yo caminamos hasta nuestras casas. Llegó a su casa y yo seguí caminando hacia la mía. Empujé la puerta. Me paré frente a la puerta y me sentí sorprendido, sin rasguño, literalmente asustado al ver al arrogante chico sentado en el sofá de mi casa.

"¡Qué demonios, Harry!"

__________ 

I*******m - author_vrsh

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status