2

         Capítulo 2

El despertar del lobo

Luter se encontraba cenando con su prometida Lara, era una chica genial y bella, pero para nada lo que hubiera elegido por sí mismo. Ella había sido la elección de su abuelo para que fuera su prometida. Sus padres eran la competencia y esa fue la solución más cercana que halló el genial señor García. Su vida para nada fue fácil, su abuelo detestaba su linaje indio y por eso obligó a su madre a cambiarle el apellido. No lo dejaba investigar, ni acercarse a nada que tuviera que ver con las tribus de la región. Para todos él era hijo de un militar que murió en la guerra. Eso sin saber que eran hombres lobo. Pero bueno, el hecho es que estaba sentado cenando con Lara cuando sintió los primeros síntomas del cambio, solamente lo probó una vez, cuando tenía diez años. Nunca más tuvo el valor, pero nunca olvidaría la sensación de sentir su cuerpo cambiando, sus huesos adoptando formas que no eran las indicadas. Se tocó el cuello buscando el colgante y descubrió que no lo tenía con él. Se le ocurrió que solo lo podía haber tomado la loba loca de antes.

- lo siento Lara, necesito irme. Me acordé de algo que tenía que resolver con urgencia

Ella como siempre, no reclamo. Únicamente bajo la cabeza y asintió, esa actitud de ella molestaba mucho a Luter, pero no podía hacer nada para cambiar un carácter forjado desde la infancia. Aun así no podía impedir sentir lástima por ella cada vez que le hacía algo como eso. Salió al estacionamiento del restaurante, por suerte estaba obscuro, solo habían cambiado sus ojos, pero sabía que eso no acabaría allí. Pudo ver la luna y sintió que eso aceleraba más el proceso, saco su móvil y la tarjeta que le dio ella antes.

- si, hola ¿quién habla?

- sabes bien quien es! ¿Qué crees que estás haciendo?

- a señor García- su voz sonaba despistada- ¿a que debo el placer de su llamada?

- ya deja de hacerte la tonta. Sabes bien por qué te estoy llamando

- la verdad es que no lo sé- ella estaba aguantando los deseos de reírse-¿por qué suena tu voz tan rara?

- ya basta loba loca del demonio

- me gusta ese insulto- ella ya no pudo aguantar más y se rió

- ven aquí ahora mismo y trae mi colgante

- de hecho señor García, este colgante es una reliquia de la manada. No te pertenece

- ya déjate de estupidez. Estoy en un estacionamiento y tu querido lobo está saliendo de mí

- no es mi lobo, es el tuyo- le dijo ella- pobrecito, lleva años encerrado. ¿Por qué te ayudaría a ponerlo de nuevo bajo control?

- ayúdame y los voy a ayudar, no puedo convertirme aquí. Soy una persona pública

- ¿me estás diciendo que, si te ayudo Vas a venir conmigo a suplir a tu hermano?

- eso fue lo que dije- la voz de él sonaba cada vez más adolorida, lo normal para un licántropo que nunca cambia. La verdad siempre provoca dolor, pero no tanto como las primeras veces.

- no puedes echarte atrás

- tengo palabra, no haría algo como eso- la frente de él estaba perlada de sudor y su cuerpo se estaba doblando.

- eres un licántropo genético Luter, domina tu lobo, tiene que hacer lo que tú desees. Nunca necesitaste este colgante. Solo tienes que conectarte con tu lobo para que sepa lo que quieres de él.

- no hables más chorradas, ayúdame- Mía se dio cuenta de que este método no funcionaría, Luter llevaba mucho tiempo alejado de su naturaleza.

- ¿dime donde estás?

Luter le dio la dirección del restaurante y ella salió en su auto para encontrarlo, por suerte el lugar estaba cerca. Se tardó una media hora en llegar. Bajo del auto y se introdujo en el estacionamiento, el lugar estaba al aire libre, pudo sentir el llamado de la luna, por suerte ella también cambiaba a voluntad, cosa que otros lobos como Rex, que se convirtió gracias a una mordida no pueden permitírselo. No pudo encontrar a luck con facilidad, tuvo que utilizar su olfato. Lo pudo oler, pero como lobo. Era obvio que había llegado tarde. Siguió su rastro y se adentró en el bosque, no se convirtió ella para no generar caos. Necesitaba encontrarlo y calmarlo. Sintió que estaba muy cerca.

- Luter, ya estoy aquí- dijo a toda voz para que pudiera escucharla- necesito que salgas de donde sea que estés.

Vio salir a un lobo majestuoso de detrás de un árbol. Era idéntico a luck, su pelaje e incluso sus ojos, sabía que como humanos eran idénticos, pero no pienso que como lobos también.

- acércate a mí- le pidió ella y extendió las manos, él lloraba. Ella supuso que por el dolor del cambio- va a pasar. No te preocupes-se acercó más y le acarició la cabeza, el dejo de llorar y se relajó un poco. Ella comprendió que físicamente luck y Luter eran iguales, pero son dos personas muy diferentes. Por nada en el mundo luck permitiría que alguien le acariciaba el pelaje como si fuera un perro doméstico.

- ven conmigo, te pondré a salvo hasta que cambies.

Él físicamente parecía un alfa, pero su comportamiento es el de un cachorro. Mía estaba segura de que se debía a que nunca había tratado de aprender de su parte lobo iban a pasar muchísimo trabajo para que alguien creyera que él era luck. Lo acomodó en el asiento de detrás del auto lo mejor que pudo, era un lobo grande. Lo llevo a su casa.

- entra conmigo- le dijo Mía y él la siguió. Ella se sentó en el sillón- sabes que puedes hablar-él subió la cabeza- solo piensa en lo que quieres decirme- su mirada se transformó en fuego.

- ayúdame, para eso te llamé- le dijo él con su recién estrenada voz

- ya veo que aprendes rápido. Entonces presta atención que te voy a explicar como dominar a tu lobo.- él se sentó a sus pies- siente tu parte salvaje, esa que odias, siente como fluye en ti la sangre del lobo. Ahora conversa con ese lobo, déjalo saber lo que quieres que haga, cuando te pongas en contacto con tu lobo él te va a obedecer.- se podía ver en el rostro de Luter la lucha interna por la que estaba pasando- no luches contra el Luter, es parte de ti. Deja que el lobo fluya y él te dejará dominarlo.

Poco a poco el cuerpo de Luter comenzó a transformarse, ella pudo ver en el momento en que aceptó su nueva situación. Él sería el señor García en el mundo que vivía, pero aun así era un alfa de nacimiento, un lobo, un licántropo genético.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status