Share

Capítulo 2

Alejandro de la Vega :

Mientras venía de camino a la universidad Lucas (mi mejor amigo) y yo, nos reíamos de lo que sucedió ayer en la tarde y de como tuvimos que irnos corriendo para escapar de unos hombres a los que les debíamos algo de dinero.

_ La mejor parte fue cuando nos separamos. Ame ver sus caras al verme subir tan rápido por aquel muro._ Comentó Lucas orgulloso de su hazaña.

_ Te enseñé bien._ Me burlé.

_ Serás cabrón. _ Me dio un golpe en la cabeza._ Cuando nos conocimos no podías ni subirte a un árbol tu sólo.

Teníamos un don nato para meternos en líos. Lo de ayer no había sido nada comparado a otras cosas que habíamos hecho. Ese pobre camarero sólo había sido una víctima de nuestras locuras y de que teníamos algo de hambre.

_ ¡Malditos niñatos, más les vale pagarme mi dinero! _ Nos había gritado uno de los hombres mientras nos perseguía, creo que era el dueño del negocio.

Nosotros reímos a carcajadas ante aquello. Posiblemente medio local había salido para intentar atraparnos. No lo habían logrado.

Esperaba que eso no ocasionara un mayor problema, no es que me importara mucho pero gracias a mi beca me alojaba con una familia a la que le pagaba la escuela por tenerme ahí durante los años de universidad.

Digamos que se me considera un acto de caridad. No me gusta, pero es lo que hay y no creo conseguir algo mejor asi que debo aprovechar la oportunidad y sobre todo tratar de no andar en muchos líos.

Aún no olvidaba a la chica con la que choque, ella apenas me vio, pero yo a ella si. Lo que no pude fue evitar que chocaramos, venía demasiado rápido y no podía arriesgarme a perder velocidad o esos tipos me hubieran alcanzado. En otras circunstancias le habría pedido al menos una disculpa. Sólo que en ese momento no pudo ser.

La chica me resultaba familiar, se parecía mucho a una amiga que tuve hace años, pero no podía ser ella...

¿O tal vez si?

_ Bueno Álex suerte en tu primer día de escuela._ Me desea Lucas.

_ Gracias amigo._ Le doy un abrazo y entro al lugar.

Aún faltaban minutos para que empezaran las clases, vi un árbol y fui hacia el. La sombra era bastante agradable, sería un buen lugar para esperar.

_¡Sofi!_ Escuché a una chica gritar y como si fuera un reflejo levanté la vista hacia ella.

La chica llega hasta su amiga y esta la saluda , lue ...

¡No puede ser! ES LA CHICA DE AYER.

Por lo que acabo de escuchar se llama Sofía , ¿casualidad?, no lo creo, es posible que sea mi Sof. Tanto sin saber de ella.

Empiezo a examinarla con la mirada, tengo que asegurarme de que es ella. Al parecer nota que la estoy mirando porque voltea y nuestros ojos se encuentran.

Esos ojos, esos hermosos ojos café  que me miraban intrigados, esos ojos que nunca pude olvidar....

Miles de recuerdos me atraviesan el pecho y simplemente no puedo dejar de mirarla, estoy casi seguro de que es mi Sof. Está preciosa, mucho más de lo que recordaba. Siento unas ganas inmensas de ir hasta ella y abrazarla fuerte. Joder, cuanto la he hechado de menos. Ella no parece reconocerme y aunque me duele no la culpo, he cambiado mucho con los años.

Su amiga se da cuenta de su distracción y le hace señas para que despierte. Nuestras miradas se separan y decido que es mejor marcharme ya.

No me puedo creer que mi amiga, a la que no veo hace tanto tiempo ahora esté en la misma escuela que yo. Justo como hace años cuando nos conocimos. Me pongo algo nostálgico por el recuerdo, pero procuro recuperarme pronto, tengo un largo día por delante aún.

¿Ustedes creen en el destino o que ya todo esta escrito? Puede que después de hoy yo comience a creer.

Sofía Stefano :

Las clases fueron tan tediosas como siempre. Estuve a punto de dormirme, menos mal Irene estaba conmigo en algunas y así no me la pasaba tan aburrida.

Ahora mismo todos estamos en la cafetería. Irene, James y Jason (los gemelos y mis otos dos mejores amigos) y yo mantenemos una animada conversación de los profesores nuevos y del ligue de Jason.

_ No puedo creer que nos hayas hecho llevarla de compras para romper con ella luego de la fiesta._ Le gruñe Irene muy indignada.

_ No éramos nada, así que técnicamente no rompí con ella._ Aclara Jason.

_ Técnicamente voy a golpearte la próxima vez que nos utilices para ligar._ Avisa mi amiga.

_ Estoy de acuerdo._ Agregó yo.

_ Oh vamos chicas, nosotros también las hemos ayudado. Somos mejores amigos, es que lo que hacemos._ Interviene James intentando calamar la discusión. 

Irene y yo volteamos a verlo muy indignadas.

_ Vale nada de hacer de niñera de los ligues._ Se rinde.

_ Menudo hermano._ Se queja Jason.

Los cuatro nos conocimos hace unos años, mi único amigo había desaparecido de la faz de la tierra y yo me sentía más sola que nunca. Me río de los gemelos cuando James golpea a Jason en el hombro y este hace puchero como niño pequeño. Siento que alguien me observa, en cuanto me giro lo veo plantado en la puerta de la cafetería. Es el chico de antes, unas personas nublan mi campo de visión y cuando puedo ver de nuevo ya no está.

_ Chicos olvidé algo en mi loker ahora vuelvo._ Les aviso para que no se preocupen y salgo corriendo. Quiero saber quien es ese chico y por qué me observa.

Llego al pasillo y lo veo doblar en el siguiente. Me lleva ventaja pero yo sigo corriendo. Baja las escaleras y sale al callejón detrás de la escuela. Me sigue dando la espalda y ahora que lo pienso mejor esto no es una buena idea. Podría ser un psicópata o algo así. De todas formas no pienso echarme atrás ahora.

_¡Ey tú!_ Gritó y él se detiene._ Si tú, ¿Quién eres?._ Se da la vuelta y comienza a acercarse lentamente, como un depredador a su presa.

Es oficial me estoy muriendo de miedo. Me examina con la mirada y sonríe. Hay madre ¿¡¡en que me metí!!?, es que estoy loca. ¿¡Como se me ocurre!?. ¡Mal Sofía mal! No puedes salir corriendo detrás de un tipo tú sola, ¡menos si va a un callejón!

_ Yo, soy parte de tu pasado._ Me dice y se humedece los labios. Claramente me acabo de quedar con cara de tonta. Parte de mi pasado. ¿Pero de qué habla?

_ ¿A que te refieres? Es la primera vez que te veo._ Le digo muy confundida y lo veo apretar los puños a su lado.

_Adiós Sof._ Se da la vuenta y se despide con la mano.

_ ¡Espera!, ¿cómo sabes mi nombre?._ Vuelvo a gritar, pero no me responde.

¿Quien es ese chico y cómo sabe mi nombre? Me resulta conocido pero no se de que. ¿Mi pasado?¿Que pasado? No lo entiendo.

Son demasiadas preguntas y ahora más que nunca quiero saber quien es.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status