Share

Capítulo 8

Álex :

Sof abrió los ojos como platos y a mi por dos segundos me temblaron hasta las piernas. Con un leve movimiento de cabeza asentí. No sabía que más hacer.

_ ¡Oh dios mío Álex, eres tú!._ Se llevó las manos a la boca.

Los segundos me parecían horas, tenía los nervios a flor de piel, creo que hasta comence a sudar.

Dependiendo de que pasara ahí podría continuar en la vida de Sof o tendría que largarme. Si ella así lo quería estaba dispuesto a hacerlo ya le había hecho demasiado daño al irme.

Pero para mi gran sorpresa se abalanzó hacía mi y me abrazó.

_ ¡En serio eres tú, no puedo creerlo! ¿Estás bien?, no sabes cuanto te extrañe._ Habló muy rápido mientras me estrechaba cotra si.

Recibí el abrazo gustoso casi había olvidado lo bien que olía su pelo, lo cálido que era su contacto. Disfruté cada segundo del abrazo, ansiaba tanto volver a tenerla asi que me pareció hasta irreal que estuviera pasando, pero no lo era Sof estába allí y me estaba abrazando.

_ Tambien te extrañé._ Dije y la estreche más fuerte.

Segundos después se separó de mi, tenía el pelo revuelto y los ojos cristalizados.

_ ¿Por qué no me dijiste que eras tú?_ De pronto su expresión cambió. Oh no, estaba enfadada. _ ¿Por qué te fuiste?, ¿ Por qué me dejaste sola?. ¡Prometiste no irte y lo hiciste, rompiste tu promesa!_ Sof gritaba como loca y había comenzado a golpearme.

Odiaba verla en este estado, así que logré tomar sus manos y la acorralé contra los casillero. Intentó safarse pero soy mucho más fuerte que ella.

_ Sof tranquila, deja que te explique._ Pedí aun sujetandola.

_ ¿Explicarme?, ¡EXPLICARME! !Te fuiste Álex, desapareciste sin más!. ¡PENSÉ QUE HABÍAS MUERTO!._ Me gritó, había dejado de luchar y su pecho subía y bajaba rápido por la ira. _ Ni siquiera te despediste._ Comentó en tono triste y comenzó a llorar. _ Me dolió mucho que te fueras, pero lo peor fue que no me dijeses nada._ Continuo sollozando.

Nunca soporté verla llorar, esa era mi debilidad desde que la conocí ese día en las escaleras.

Solté sus muñecas y volví a abrazarla.

_ Sof yo no quería irme. Te juro que nunca quise dejarte sola._ Pasé mis manos por su pelo. Sentía sus lagrimas mojar mi ropa pero no me importaba.

_ Pero eso hiciste._ Susurró

_ Escúchame bien._ La separé para que me viera a los ojos. Limpie sus lagrimas con mis pulagares y levante su barbilla hasta que nuestros ojos hicieron contacto. _ No tuve otra opción, solo déjame explicarte que pasó ¿si?

Ella asintió con la cabeza. Tomé un mechón de pelo y lo coloqué detrás de su oreja.

_ Te he echado tanto de menos, tanto.

_ Sofi vie..._ Las palabras de la chica se quedaron en el aire en cuanto nos vio. Estaba parada al final de pasillo. Sof me miró a mi y a la chica, como pensando que hacer.

_ Tranquila ve, hablaremos después._ Suspiré y me aparté de ella.

_ ¿Está todo bien?_ Preguntó la pelirroja. Sof pareció reaccionar, limpió sus lágrimas muy disimuladamente y forzó una sonrisa.

_ Claro Irene, solo estabamos hablando._ Explicó

_ ¿Bueno vienes?, los chicos preguntan por qué tardas tanto._ Comentó Irene

_ Si claro._ Sof se volteó hacia mi.

_ Tienes que darme una explicación luego._ Me miró desafiante.

_ Si no te preocupes, ahora ve con tus amigos._ Asintió con la cabeza y comenzó a caminar.

_ Por cierto Sof._ Volví a llamarla y giro a verme._ Feliz cumple._ Me dedicó una sonrisa tímida y desapareció por el pasillo.

Apoye la espalda en los lokers y metí mis manos en los bolsillos.

¡Lo sabía!

¡SABÍA QUIEN ERA YO!

Quise gritar con todas mis fuerzas. Estaba feliz, nervioso, preocupado, eufórico, tenía muchísimas emociones mezcladas.

¡Joder, por fin Sof lo sabía!

El problema era que tendría que contarle el motivo por el cuál me fui. Necesitaba que me perdonara fuera como fuera, porque en cuanto me abrazó me di cuenta que sería imposible volver a alejarme de ella.

_ ¿Por qué traes esa sonrisa de idiota Álex?_ Preguntó Lucas sacándome de mis pensamientos.

¿Pero de dónde diablos había salido?

_ Amigo mío tengo mucho que contarte._ Sonreí ampliamemte y pasé mi brazo por sobre sus hombros para salir andado.

_ ¿Estás bien? Con esa cara das un miedo que te cagas._ Reí a carcajadas ante la expresión que había puesto mi amigo.

_ Estoy mejor que nunca._ Afirmé contento

{ ... }

_... y tuvo que irse con su amiga._ Terminé de contarle a Lucas sobre Sof.

Lucas sabía que tuve una gran amiga y que cuando pasó lo que pasó me fui y no la había vuelto a ver. En cuanto llegamos a casa le conté todo lo que pasó desde que volví a verla. Con tantos problemas no se lo mencioné, hasta hoy.

_ ¡Joder parece una puta telenovela!_ Opinió y luego se llevó un puñado de palomitas a la boca.

A mitad de la historia se levantó y volvió con un paquete de palomitas. Es Lucas por tanto no me sorprendí y simplemente seguí contándole.

_ Pues si._ Sonreí por milésima vez desde que había comezado la historia.

_ ¿Que piensas hacer ahora?_Preguntó

_ Tengo que explicarle por qué me marche._ Me encogí de hombros.

_ ¡¿Vas a contarle todo!?, ¡¿pero es que estás loco?!._ Lucas se puso de pie de un salto.

_ Confío totalmente en ella, se que no dirá nada._ Aseguré.

_ Es posible, pero va a asustarse.¿Haz visto su mundo? No creo que pueda entenderlo._ Explicó sentándose a mi lado de nuevo.

_ No lo había pensado de esa forma._ Me froté el pelo._ ¿Pero que puedo hacer?, tengo que darle una explicación, de lo contrario no querrá ni verme.

_ Tenemos que pensar en algo, pero no puedes contarle lo que hiciste, no puedes decirle la verdad._ Sentenció Lucas totalmente convencido.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status