Share

Capítulo 10

Sofía:

Era horrible, todo lo que había pasado, lo que él había visto. Sentía un nudo en la garganta de solo imaginar la situación. Álex siempre había sido un chico lleno de vida, juguetón pero ya no era así y lo sabía porque podía verlo. Las cosas que había pasado habían cambiado algo dentro de él. Lo habían distruido y posiblemente le causaron mucho daño .

_ Luego de eso caminé por horas sin dirección alguna hasta que en un parque encontré a Lucas. _ Se seca los ojos con el dorso de la mano y continua contando . _ Él y su hermano eran huérfanos, Leonardo se encargaba de cuidarlo. Me acogieron y no sé que me hubiera pasado de no ser por ellos.

Después de saber esto solo puedo sentirme como una estúpida, estaba molesta con él por irse cuando tuvo que vivir algo tan espantoso

¿Por qué a las personas buenas tienen que ocurrirle cosas tan malas? Es totalmente injusto.

_ Bueno ya que sabes todo ¿sigues molesta?_ Dice en un intento de romper el ambiente tan tenso que había quedado entre nosotros después de su confesión.

_ Claro que no tonto._ Le doy un golpe juguetón en el hombro. Los dos nos reímos

_ Te extrañe Álex._ Digo algo melancólica.

_ Yo también Sof, juro que quise volver muchas veces pero no pude._ Me asegura y puedo ver en sus ojos que no miente.

_ ¿Esta vez si vas a quedarte cierto?_ Pregunto con algo de miedo. Quiero mucho a Álex y no quiero perderlo de nuevo.

_ Por supuesto peluchito._ Se ríe y me aprieta la nariz con sus dedos en un gesto adorable. Me gusta que sonría se ve muy tierno.

Pero caigo en cuenta de cómo acaba de llamarme y abro mucho lo ojos.

_ ¿¡Algún día vas a olvidar ese estúpido apodo!?

_ ¡Jamás!_ Dice entre risas.

_ Era mi peluche favorito._ Intento defenderme y me cruzo de brazos. Álex ríe más fuerte.

_ Tenías doce años y cargabaa esa cosa a todas partes. Apuesto que aún lo tienes._ Asegura y mis mejillas se encienden porque tiene razón, aún lo conservo.

_ ¡Es mi peluche favorito!_ Replico de nuevo. Álex continua riendo y yo estoy muy indignada.

Me gusta ese peluche ¿que tiene de malo? Cuando éramos pequeños Álex me molestaba diciéndome peluchito por ese peluche que cargaba a todas partes.

Antes era bastante tímida, con él tiempo eso a cambiado y me relaciono un poco mejor.

_ ¿Como se llamaba Bobi?, ¿Bondy?_ Inquiere pensativo.

_ Blondy_ Mascullo entre dientes.

_ ¡Ese mismo!_ Exclama y sigue riendo. _ Eres muy mala para los nombres, que lo sepas.

_ ¡Tenía seis años cuando se lo puse!_  Grito levantando las manos. _ Ya para de molestarme quieres. _ Digo enfuruñada.

Pasamos la tarde riendo, bromeando y discutiendo. Le conté a Álex muchas cosas.

Como que: Marcos es mi ex pero sigue empeñado en que yo aún lo quiero cuando eso no es asi. Nuestra relación se había ido a la m****a por sus descuidos. No nos veíamos, apenas y hablábamos ya no éramos una pareja éramos desconocidos.

Por eso nos había visto el día de la fiesta, él se había empeñado en hablar y creí que sería mejor así para que no armara un escándalo.

No me funcionó muy bien que digamos.

Álex me contó mucho sobre su mejor amigo Lucas (el chico con quién lo había visto). Como coincidieron en ese parque y desde ahí son muy unidos. Habló de todos los centros para menores en los que estuvieron y como se escapaban cada tanto. Hasta que el hermano de Lucas fue lo suficientemente mayor para cuidarlos a ambos.

Esa tarde sentí como si el tiempo no hubiera pasado y fuéramos los mismos amigos de siempre.

Es increíble cómo a pesar del tiempo y la distancia seguíamos siendo tan unidos, seguía habiendo esa conexión con el otro.

Unas horas después Álex me llevó a casa. Prometimos vernos en la escuela a la hora del almuerzo y cuando se fue me quedé con una sonrisa bastante tonta en la cara.

¡Mi amigo estaba devuelta!

Les escribí a los chicos por nuestro grupo de W******p para decirle que todo había ido bien, que seguía vivía y Álex no me había secuestrado ni nada por el estilo.

(...)

_ Está tarde podemos ver una peli en mi casa._ Propuso James.

_ Con que no sea una romántica, por mí bien_ Comenta Jason haciendo una mueca de desagrado.

_ Estoy de acuerdo, Jason siempre acaba llorando más que ustedes es muy incómodo._ Agrega Mathias y nos señala a Irene y a mi. Todos nos reímos execpto Jason que pone cara de enojado.

Los cinco estamos en la cafetería es la hora del almuerzo, quedé con Álex de vernos aquí supongo que no debe tardar mucho en aparecer.

_ Se me había metido algo en los ojos._ Nos gruñe cruzado de brazos.

_¿ Las tres veces que vimos esa peli?._ Irene arquea una ceja.

De pronto no veo nada, siento unas manos sobre mis ojos.

_ Adivina ¿quien soy?._ Dice una voz juguetona detrás de mí.

_ Álex sueltame._ Respondo entre risas.

_ Error. Tienes que decir : oh gran señor todo poderoso Álex tendría la amabilidad de soltarme_ Me corrige

_ En tus sueños voy a decirte eso. _ Quito sus manos de mi cara y me giro para verlo.

Lleva el cabello despeinado como siempre, pero le queda muy bien y  un pullover azul oscuro que hace ver a sus ojos más claros de lo que realmente son. Junto a él está su amigo Lucas. Un chico rubio de ojos verdes y también muy atractivo.

_ Chicos este es mi amigo de la infancia Álex y su mejor amigo Lucas._ Los presento.

Irene es la primera en levantarse a saludarlos.

_ Me llamo Irene._ Le dice a Álex estrechando su mano para luego tendersela a Lucas

_ Un bonito nombre Irene._ Comenta Lucas cuando ella le estrecha la mano. Mi amiga se sonroja y yo me rio.

Luego los saluda Jason, seguido de James que mira de arriba abajo a Lucas. Por último Mathias quien contempla a Álex con un poco de desconfianza y este hace lo mismo. Supongo que no tuvieron un buen comienzo con eso de que Mat no quería que me fuera sola con él. Pero estoy segura que en cuánto se conozcan eso va a cambiar.

Los chicos les sonríen a todos mis amigos y luego se sientan con nosotros.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status