Capítulo 4- exámenes

Gala

Esta semana ha sido muy ardua, he tenido mucho trabajo con eso de los exámenes finales. Porque tengo seis secciones o grados en los que imparto clases.

De lunes a miércoles impartí exámenes en dos secciones, hasta las notas que sacaron les daba el mismo día, ya que quería salir de eso.

Esos días terminé en el primer y tercer grado (1ro A y 3ro B), sin embargo, el jueves y el viernes tuve que hacerlo en las demás secciones (1ro B, 3ro A, 5to A y 5to B) ya deben imaginarse por todo lo que pasé.

Lo mejor de todo fue que pude terminar con mi labor durante toda esa semana.

Jared y yo fuimos arreglando nuestra situación poco a poco, estar con los niños nos ayuda mucho. Porque nos hace entender que tenemos muchas cosas en común y no podemos estar peleados por todo.

Solo fueron dos días sin hablarnos prácticamente, solo nos decíamos algo si era necesario. Durante esos días decidió dormir en el sofá y no quería decirle que venga para la habitación, porque parecería que le estaba rogando.

Dejamos que todo fluya y cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos agarrados de las manos.

Ahora que estamos en vacaciones sería buena idea haber alguna fiesta en la que todos estén. Nuestros amigos del pueblo y los de la ciudad deben estar, no quiero invitar a mis padres, no en esta ocasión.

Creo que sería una buena idea comentarle a Jared sobre eso. 

Jared

Muy interesante toda la semana que pasé en la escuela, lástima que fue la última del semestre. Ahora vienen las vacaciones y no se me ocurre nada en lo absoluto.

Todo el tiempo Gala ha sido creativa, pero no sé si esta vez tiene algo en mente.

Ella y yo trabajamos en escuelas diferentes, creo que fue lo mejor. Porque no soporto verla estar simpática y sonriente con todo el mundo. Sin embargo, tengo que aceptarlo porque ella ha sido así todo el tiempo.

A diferencia de Gala no me gusta corregir los exámenes finales delante de los alumnos, debido a que, muchas veces los estudiantes con un muy buen desenvolvimiento les va mal en las pruebas finales.

Siempre me he identificado como un maestro que su evaluación no siempre es de tipo cuantitativa, me gusta muchísimo saber cuáles son las cualidades que poseen mis estudiantes.

Todo eso me ayuda con el proceso de evaluación y hace que no se torne tan numérico.

Llego a casa y de inmediato abrazo a mis hijos, me encanta llegar y verlos sonreír desde que me ven. Eso me hace sentir muy bien, no puedo pedir más. Le doy las gracias a Dios por toda la felicidad que ellos me brindan.

— Papi mami te espera en la cocina — me dice Gared y me parece raro, porque a él no le gusta que me vaya.

— Esta bien hijo, ya voy — le digo. 

Al entrar a la cocina y ver lo fantástica que se ve mi esposa con ese pantalón corto y una blusa de escote, me excita por el momento; pero sé que no puedo hacer nada. No quiero que los niños vayan a entrar y vernos, eso si sería un verdadero interrogatorio por su parte.

Me acerco por la espalda y le susurro al oído "Que rica te ves, estas para comerte completita."

— Jared me asustaste, pero gracias por el cumplido. Por ahora sabes que no podemos hacerlo, los niños están en la sala y pueden entrar en cualquier momento — me dice Gala con su carita hermosa que tanto me encanta.

— No tienes que darme las gracias, solo dije la verdad, sabes que me encantas desde el primer momento en que te vi — le digo para hacerla sentir especial y para que entienda lo mucho que significa en mi vida.

— Tendremos momentos de privacidad, digo si deseas seguir durmiendo conmigo te prometo una noche de pasión — eso es lo que ella comenta después de escucharme.

— Ya estoy ansioso porque eso llegue, seguro que me encantará y no me voy a arrepentir por haberlo hecho.

— ¿Quieres algo más de comer? — me pregunta para dejar de conversar acerca del tema, al parecer no le gusta hablar mucho sobre eso.

— No, porque aún tengo la que me preparaste antes, ahí ¿Lo olvidaste? — le respondo y a la vez le pregunto, siempre me ha gustado tener las cosas claras. Soy un hombre de curiosidad.

— Es obvio que no lo olvidé, solo quería saber si deseabas algo más porque te lo mereces — me dice Gala. 

Me siento a comer y desde que termino llevo los materiales de docencia a mi sale escolar que es el lugar en el que guardo todo lo relacionado con mi trabajo.

Después de dejar todo organizado, me baño y salgo para la sala a jugar con los niños. Es hora de interactuar con los reyes de la casa y responder a todas sus preguntas por curiosidad.

Gala

Olvidé decirle a Jared sobre lo que tenía en mente, estaba muy lejos de ese tema desde que él entró. Solo pensaba en devorar sus labios y hacerlo lío como ha sido todo el tiempo.

No esta mal pensar así, al contrario. Me parece bien  que en una relación de pareja o vida de casado mejor dicho. Es bueno que ambos se desees con intensidad y que nunca disminuya su pasión.

Termino de hacer todo en la cocina y decido acompañarlos, ya que todos se divierten en la sala de la casa.

— Llegó la que faltaba, la reina de la casa — les digo para esperar el contraataque de Jana.

— Papi siempre me dice que esa soy yo, que tú eres la mamá de la reina — contraataca Jana y ya me lo estaba esperando.

— Ellos quieren saber a cuál queremos más de los dos — me pregunta Jared y ya sé que responder.

— A los dos los queremos igual, porque ambos son nuestros hijos, además ambos tienen la misma edad y se parecen mucho. Salieron muy lindos como si querida madre — les digo.

— Yo sabía que dirías eso — dice Gared con cara de felicidad.

Nos quedamos conversando con los niños un largo rato. 

TODA UNA FAMILIA FELÍZ.

YA NO HAY DISGUSTO ENTRE ELLOS, POCO A POCO SE ARREGLARON.

CONTINÚA LEYENDO LA HISTORIA, GRACIAS A TODOS LOS LECTORES.☆

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status