Capítulo 32: semana

Gala

Para comenzar hablaré de algunas cosas que hice durante toda la semana que llevo aquí, porque han sido varias y me voy a enfocar en algunas. 

En primer lugar hablaré del día en que fui a casa de don Braudilio y luego a casa de Karla. 

Cuando llegué a casa de don Braudilio se puso muy feliz al ver a los niños, no se estaba esperando nuestra visita, así que se sorprendió bastante. 

Al llegar comenzamos con una conversación que les contaré. 

 — Buenos días ¿Cómo ha estado don Braudilio?  — le pregunté al llegar.

 — Buenos días, estoy bien y al parecer ustedes también, que es lo más importante porque son los jóvenes — respondió don Braudilio y sonrió. 

 — Acertó al decir que estamos bien — estaba de acuerdo con lo que dijo al respecto. 

 — Toma asiento, por ahora solo tengo café, pero si quieres algo más solo debes pedirlo — comentó don Braudilio. 

&nbs

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status