3. ¡¿Cómo es que sales con ese imbécil?!

Capítulo tres: ¡¿Cómo es que sales con ese imbécil?!

Llegué a casa justo a tiempo,antes que se haga de noche,por lo que no incumplí ninguna regla en la familia pero aún así no me libré del regaño de mis padres y del dramático de mi hermano. No entiendo por qué son tan dramáticos,sé que solo quieren protegerme y que se preocupan por mi,pero me parece muy exagerado que hagan tanto drama cuando llego un poco tarde a casa. Ellos saben perfectamente que yo me sé cuidar y defender muy bien sola,todo porque cuando eramos niños quisieron que aprendamos a defendernos por si cualquier cosa llegara a pasar y gracias a eso soy muy buena a la hora de defenderme, así que no entiendo por qué tanta preocupación porque llegara a tiempo a casa. Sé que desde hace tiempo hay algo que les preocupa,no soy tonta,es algo que no quieren decirme para no preocuparme a mi también y que creen que yo no me doy cuenta de nada,pero no es así,si que me doy cuenta y quiero que ellos me lo expliquen.

Para mi familia solo soy la niñita de la casa que no debe de enterarse las cosas de adultos porque son eso “cosas de adultos” nunca me toman en cuenta en nada,pero obviamente no les diré que me molesta que no me digan las cosas o que no me tomen en cuenta en las decisiones importantes porque sé que se sentirán mal y que se verán obligados a contarme lo que está pasando y por más que sea lo que quiero que hagan,no quiero que se vean obligados a contarme algo que a ellos no les nace,lo que quiero es que confíen en mí para decirme cualquier cosa que esté pasando,ni siquiera mi hermano es capaz de decírmelo pero mientras tanto dejaré que crean que yo no me entero de nada hasta que ellos puedan confiar en mí para decirme lo que en verdad está sucediendo con esta familia.

Después de cenar,me bañé y me fui a dormir,al día siguiente me levanté mas tarde de lo usual ya que es fin de semana,lo que significa que hoy solo tengo dos trabajos y después descansar. El primer lugar a donde me dirigí es el hospital Stuntwood Medical Center,el lugar donde trabajo como enfermera pero al cruzar la puerta y mirar un poco hacía arriba,mi vista se enfoca en una morena muy guapa con rulos agitando sus manos como loca intentando llamar mi atención,intento huir de ella antes que me alcance pero para cuando me dí cuenta Kate ya estaba a mi lado claramente enojada.

- Hola Corazoncito -intento sonar lo mas empalagosa posible porque se que se viene un gran sermón a continuación. Kate me mira con fastidio rodando los ojos - ¿Sucede algo? -le doy mi mejor sonrisa

- ¡O si! Si que sucede algo ¡¿Como es eso de que sales con el imbécil de Daniel?! -cuestionó a lo que la miré con inocencia

-¡Si que corren rápido los rumores en Stuntwood! -intenté aliviar la tensión aunque solo sirvió para que Kate se enfureciera aún más – Kate.. es solo que..ya sabes.. No pude.. -intentó explicarle hasta que me interrumpe

- decirle que no – terminó por mí. Kate suspiró claramente irritada – ¡Kia! ¿Me estás diciendo que estás saliendo con alguien que no te gusta solo porque no pudiste decirle que no querías estar con él? - mas que una pregunta fué una afirmación. No respondí - ¡Claro ahora voy a salir con cualquier persona que se me declare para no hacerlo sentir mal – el sarcasmo en su voz es impresionante. Kate se pasó las manos por la cara intentando calmar su irritación

- Kate - la llamé pero no me miró - ¡Kate! -volví a llamarla y esta vez sacó su cara de sus manos para mirarme – Kate, solo escuchame. Daniel es un gran chico,siempre se ha portado muy bien conmigo y ha intentado conquistarme,él merece que por lo menos le de una oportunidad de intentarlo. No tengo ni idea si me llegaré a enamorar de él,pero en un futuro quiero decir que por lo menos lo eh intentado,quiero darle una oportunidad – la miré directamente a los ojos. Kate me fulminó con la mirada pero después se rindió y dijo

-sigo creyendo que estás haciendo las cosas mal,pero como tu mejor amiga voy a apoyarte siempre en cada decisión que tomes,me guste o no – me dió una sonrisa triste y yo la abracé con todas mis fuerzas – te quiero enana

-y yo a tí niña de ojos café – escuché una pequeña risa de parte de Kate y yo solo pude sonreír. Como amo a mi mejor

amiga,siempre me acompaña y me apoya en todo

Kate y yo nos fuimos al hospital,mas tarde nos acompañó Martín y comenzamos a trabajar. Mi primer paciente es una

mujer de entre 20 y 25 años,es una chica muy guapa,ojos verdes cabello castaño y nariz perfilada. Le hago unas preguntas antes que venga el doctor y pueda atenderla.

- Buenos días.. -reviso el registro de salud para leer su nombre -Antonella Jones - le sonrió amablemente - Yo soy la enfermera Kiara – me presenté y la chica me dió una cálida sonrisa en respuesta. Le devolví la sonrisa amablemente – muy bien Antonella – vuelvo a leer su registro de salud y todo está normal - ¿en que puedo ayudarla? - la mujer me mira un poco apenada así que intento hacer que entre en confianza – puede quedarse tranquila,esto no va a quedar entre usted y yo – le guiño un ojo y eso es suficiente para que ella suspirara y veo como se le llenan los ojos de lagrimas

- es que siento dolor en la parte baja de mi abdomen,tengo muchas ganas de orinar todo el tiempo pero cuando voy..mi orina es muy poca,oscura y con olor fuerte,además de eso siento picazón y ardor hasta cuando tengo relaciones sexuales

Lo dijo tan rápido y tan preocupada que me costó un poco entenderle. Lagrimas caían sin parar por su mejilla,parecía como si le acabara de dar la peor noticia de su vida. No entendí nada hasta que ella dijo resignada

-solo dígalo de una vez – suspiró limpiando sus lagrimas con las manos – dígalo de una vez enfermera – me miró directamente a los ojos y note mucha tristeza en sus ojos - ¿Cuándo me voy a morir? ¿Cuánto tiempo me queda?

Su pregunta me toma totalmente por sorpresa,no supe que hacer o decir.. Ella..Ella creía que iba a morir pero en realidad.. ¡Oh por dios! Pobre mujer,aunque igual no es la primera persona que viene aquí y piensa que va morir por lo que tiene, lamentablemente pasa de vez en cuando y todo es porque las personas de la clase baja jamás han tenido un hospital,este hospital la realeza lo mandó a construir hace un poco mas de un año que (gracias a dios se acordaron de los necesitados) pero antes de eso muchas personas,contando los niños que morían día a día a causa de alguna gripe porque no tenían para los medicamentos o atenciones medicas. Ahora hay muchas menos personas en esas situaciones pero aún así muchas personas siguen pensando que a causa de algún malestar que desconozcan van a morir aunque no sea así.

La mujer a mi lado mira al suelo con una gran tristeza en sus ojos,yo por mi parte le doy una sonrisa de compasión.

- Señorita Jones – llamo su atención. La mujer a mi lado me mira a los ojos y yo le doy una cálida sonrisa – usted no va a morir – le aseguro lo que hace que ella me mire con confusión – Usted no va a morir -vuelvo a decirle con firmeza

-pe..pero..yo - tartamudea sin comprender lo que está pasando – yo tengo una enfermedad ¿Cómo es que no voy a morir?

-Lo que usted tiene se llama “infección urinaria” – la tranquilizo pero de igual forma decido darle mas información – las infecciones urinarias son infecciones comunes que ocurren cuando (baterías),con frecuencia en la piel o el recto,ingresan a la uretra e infectan las vías urinarias – al ver que no entendió nada de lo que dije vuelvo a hablar – lo que quiero decir con esto es que no es nada del otro mundo. De hecho es muy común,con tratamiento en unos días o en un poco mas de una semana ya estará igual de bien que antes - sonrió y puedo ver que ella me sonríe de vuelta – solo debe tomar 1g de cefotaxima cada 12 horas durante 3 días,tomar ampicilina 500 mg cada 6 horas por 7 días y por último debe.. - no me dejó terminar de hablar cuando me interrumpió al darse cuenta de mis palabras. La preocupación vuelve a su rostro

-pero señorita.. - me mira con desesperación – es que..estoy mal de dinero.. ya sabe..no tengo como pagar ningún medicamento en estas circunstancias – mi sonrisa vuelve a mi rostro y le digo totalmente despreocupada

– el medicamento es totalmente gratis,usted no debe pagar ningún medicamento,todo lo paga el estado – le aseguro – lo que si quiero que haga es que le dé esta receta a la farmacéutica – anoto los medicamentos en un papel y se lo entrego. La receta dice así: Ministerio de Salud | Nueva Stutntwood | Stuntwood Medical Center

Paciente: Antonella Jones 17/08/2021

DNI: 15.454.682

Tratamiento:

-Cefotaxima 1g cada 12 horas durante 3 días

-Ampicilina 500mg cada 6 horas durante 7 días

Cuidado Personal:

-Orinar después de la actividad sexual

Dx: Infección Urinaria

Kiara Elizabeth Evans Collins

Stuntwood Medical Center

M.N.C.278490

Después de esa paciente tuve que atender a otros mas con fractura en el tobillo izquierdo,niños con fiebre,un hombre con problemas para respirar y más,mi día se basó en atender a todos ellos y tranquilizarlos para que no se preocupen de más. Al terminar mi jornada en el Hospital me dirigí a mi próximo trabajo (la preparatoria “The Lorge School”),estuve trabajando más horas de las requeridas ya tuve que dar un examen de Literatura y les dí un poco mas de tiempo para que lo terminen y no tengan una nota tan baja. Al salir de la preparatoria me dirigí al prado,el viaje no es tan largo así que me fuí caminando, además en las calles no había casi nadie así que llegue bastante rápido al bosque. Cuando llego al prado me encontré al hombre de la tarde anterior,admito que me sorprendí mucho de verlo,no pensé que hablaba en serio cuando me lo dijo ayer.

- ¿Qué hace aquí? - cuestione al tal Christian que había conocido el día anterior,aunque me arrepentí al instante porque yo no era nadie para cuestionarle tal cosa,además de que yo misma le dije que podía venir las veces que quiera.

-Creí que usted me había dicho que podía venir cuando quiera ya que este es un lugar público – sonrió con inocencia

- si,claro,disculpe. Es solo que no pensé que lo iba a volver a ver – dejé unas todos los exámenes de mis alumnos en el suelo y me senté para revisarlos y corregirlos

-Ayer le dije que iba a venir y yo siempre cumplo mis promesas – lo sentí sonreír mientras se sentaba a mi lado - ¿Qué está haciendo? - hice un gesto con la mano para que se calle un segundo – ¿esos son exámenes de Literatura? - preguntó

-si,y si no va a ayudarme a corregirlos le pido que se vaya a otro lugar – Christian me mira con curiosidad

-¿Es maestra? - preguntó intrigado y yo asentí sin darle mucha importancia – pero creí que usted tendría unos 17 o 18 años

- y los tengo. Para ser exacta tengo 17 años – vi la confusión en su rostro por lo que decidí explicarle - solo soy maestra los fines de semana,digamos que soy como una maestra particular. Ayudo a los alumnos que le van mal en algunas materias para que no reprueben y poder hacer que entienda un poco más. Les tomo exámenes para ver como va su progreso y todo eso,hoy nos pusimos de acuerdo para entrar mas en detalle en la materia de Literatura que es la materia que mas les cuesta y decidí tomarles un examen para ver que aprendieron en el tiempo que estuvimos trabajando

-debo decirle que cada vez me sorprende mas – me sonrió - ¿Quiere que la ayude? Se bastante sobre Literatura,cuando iba a la preparatoria era mi materia preferida – la sorprendida ahora soy yo,ya que no parece una persona a la que guste la Literatura - ¿Por qué tan sorprendida? Soy una persona inteligente aunque no lo parezca – mi risa es todo lo que se escucha en el lugar y es que tampoco puedo parar de reír. Aún riendo le dije

-lo siento,es solo que me tenté -tapo mi boca con mis manos tratando de que alguna manera así poder parar de reír – solo.. es solo que.. - lagrimas caen por mi rostro y hasta me duele el estomago de tanto reír.

Cierro los ojos y tomo una bocanada de aire,cuando pienso que ya me calmé,abro los ojos y mis ojos se encuentran con los de Christian que me miran con confusión y es todo lo que necesito para volver a estallar en carcajadas. Sé perfectamente que nada de lo que dijo fue gracioso,pero no se por qué me causó tanta gracia. Después de unos momentos que me tomo para tranquilizarme,respiro profundamente y me limpio las lagrimas con el dorso de mi mano,con Christian mirándome con una gran sonrisa en su rostro pero confusión y diversión en su mirada.

-¡ahora sí! -paso mis manos por mi cara suspirando – perdóneme. No tengo idea de por qué me causó tanta gracia lo que usted dijo,pero es que simplemente me tenté – le doy una sonrisa de dientes completos intentando no volver a reírme, porque sé que si lo hago no voy a parar mas – discúlpeme pero debe saber que mi estado mental está muy mal – bromeo

-no se preocupe,la entiendo perfectamente. Las cosas que parecen ser menos graciosas para otros a mí me suelen dar mas risa que las cosas que para otros suelen ser muy graciosas nos miramos a los ojos por unos segundos para luego reínos por su trabalenguas – no sé si se entendió pero bueno – volvió a reír

A este punto yo ya me siento bastante cómoda en su compañía,sé que apenas lo conozco.. es decir lo conocí hace 1 día,ni siquiera lo conozco,además de que había dicho que no me caían bien los niñitos ricos y mimados de mami y papi,pero.. es que este chico es diferente, no lo sé,tiene algo que te transmite seguridad y hace te te sientas cómoda a su lado. Cuando lo ví a los ojos por primera vez sentí una profundidad en ese par de ojos café tan lindos que te hacían viajar a diferentes lugares,como si fuera que me estaba contando su vida a través de sus ojos pero que nunca me la termina de contar,como si me contara un montón de cosas pero a la vez no me contara nada y ahora que vuelvo a conectar mi mirada con la suya me pasa exactamente lo mismo. Es como si hubieran construido un camino nuevo en la carretera..es nuevo por lo que no sabes a donde te llevará y eso te da miedo,te da miedo de perderte,pero a la vez quieres ir a recorrerlo para averiguar a donde te lleva y no quedarte con las ganas de saber.. En este caso Christian es el camino y yo soy la persona que quiere recorrerlo.

Una voz demandante y autoritaria pero a la vez amigable me saca de mis pensamientos – ya que hemos terminado de corregir los exámenes de sus alumnos.. ¿Qué le parece si me da un recorrido por el lugar? - confundida miro nuestras manos para ver si es cierto lo que dice y.. definitivamente tiene razón,hemos terminado de corregir todos los exámenes y no me había dado cuenta - ¿Qué le parece? ¿Le gustaría darme un recorrido por el lugar? - Christian vuelve a preguntar

-ehh.. - me quedo pensando en lo que dijo y al final termino por aceptar – si,esta bien.. Si me gustaría darle un recorrido por

el lugar – veo a Christian sonreírme encantado para después levantarse del suelo y ayudarme a levantarme a mi también.

- entonces no hay tiempo que perder ¡Vamos! - no puede describir lo entusiasmado que se ve y es que es tanta su emoción que hasta parece un niño en un parque de diversiones – si usted no viene,me daré el recorrido yo mismo -se cruza de brazos

- váyase solo entonces..Vamos a ver cuanto dura sin perderse – lo reto cruzándome de brazos yo también – vamos ¿Qué espera? Vaya. No hay nadie que conozca este lugar tan bien como yo –Christian levanta las manos en forma de paz y sonrío

-solo era una broma,no hay necesidad de enojarse – suspira y baja las manos despacio como si estuviera apuntándolo con un arma – cuando usted quiera nos vamos – se hizo el inocente

-ahora que aclaramos que soy la que manda – le guiño un ojo – ¡vámonos!

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status