Share

XIII

El día siguiente empezó como era normal. Todos los Días de la Confederación se conmemoraba el aniversario de la firma del Tratado de Talos con un vistoso festival. Empezaba con un desfile militar en que el Ejército Confederado hacía marchar a sus solados con uniformes de gala y algunas naves con estelas de colores recorrían el cielo. Luego pasaban carrozas alegóricas, una por cada Planeta Confederado, usualmente representativas de la cultura del planeta en cuestión, y finalmente desfilaban grupos de estudiantes de primaria y secundaria. Todo aquello era televisado. En la tarde el Primer Ministro de la Confederación daba un discurso frente a los miembros del Senado, de la Corte Suprema y los embajadores y en la noche las familias se reunían a cenar y pasarla juntos.

Richard y toda su familia observaron el desfile en palco de lujo (una de las ventajas de ser senador) y Richard tuvo que estar presente c

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP
DMCA.com Protection Status