INTO THE DARK
INTO THE DARK
Author: Gwendolyne Legarda
00 — PREFACIO

Dicen: que a orillas del mar muerto

Donde las tiernas vírgenes se prenden en fuego

Y los recuerdos de amores candidos desaparecen

Ella te observa

Con la misma ira con que miraba a Adán.

Oculta a los ojos de Eva, Lilith existió

Preguntándose siempre porque nadie jamás le amó

Si por querer ser igual, el rechazo consiguió

Tal vez dejándose dominar consiga el amor.

Pero ahora es muy tarde, su corazón se marchitó

Y el titulo Madre de demonios adoptó.

La ira de Lilith se dejara ver

Y a los hombres hará corromper

Más nunca nadie jamás escuchó 

Las voces tristes que oigo yo:

Madre de la noche, criatura rebosante de sensualidad

Ven a mi lecho a reposar

Si Adán te despreció, eso en mi no has de encontrar

Pues yo a tu ser me he de arrodillar.

Señora mía, aquí me tienes

Arranca mis alas si quieres.

Pero ten cuidado Semangelof esta alerta

Y Senoy blandea

El filo de la espada que a tus hijos acaba.

Mi gran señora, les escucho llegar,

Si me ven, me han de matar,

Pues solo un subordinado soy.

Al servicio de Dios.

Mas mi amor por ti, es tan grande como el mar que nos rodea

Y como ese mar, jamás flaquea.

Si a tu lado deseas que me quede,

A tu lado me he de quedar.

Amándote hasta el final.

Los Ángeles están por hablar, oigo a Senoy desenrollar

El mismo pergamino de siempre, con la advertencia en el yaciente:

Lilith, ha de volver con Adán

O trescientos de sus hijos perecerán.

Como cada día hasta el final de las Eras

Será cumplida vuestra condena

Estúpidos todos ellos mi amada

Pues no saben la historia que guardas.

De cómo al que Caín llamó padre te obligo a callar.

Ante su desigual forma de procrear.

Pero aun así te mantuviste en pie

Y tu derecho quisiste ejercer.

¿Porque si ambos son iguales, tú has de estar bajo él?

Justo para ti jamás fue

Es hora de que deje tus aposentos amada mía

Pero al atardecer de mañana recreare nuevamente mi estadía

Que la llama nuestro amor jamás se apague,

Y que Caín, nos permita esta continuar. Hasta que llegue mi final.

Aun en el cielo, Adán a Lilith aguarda,

Su orgullo quebrado la razón le arranca.

Eva callada e ignorante

Se somete como amante

Sin poder opinar,

Siempre ha de callar.

Mientras él en el cielo desespera,

Aquí en la tierra, Lilith prolifera 

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status