Capítulo 3

Juliet

Luego de salvarle el pellejo a Tomás y de conseguir que se uniera al club de música regreso al salón explicándole a la profesora de historia la ausencia de ambos y me siento en mi lugar. No tardo en recibir un papel de Danielle. Lo abro y leo rápidamente

<<¿Qué pasó?>>

<<Te explico en el receso>>

Poco después Tomás regresa y veo por el rabillo del ojo cuando se sienta a mi lado

En cuanto salimos soy interceptada por mis amigas y me apresuro a responder todas sus preguntas

- Ya les dije que iba saliendo hacia el baño y choqué con él. El profesor llegó y mentí diciendo que estaba con el profesor Donnet a petición mía para que no lo enviaran con el director-

- Le salvaste el culo- Dice Juliet y Dani asiente en acuerdo

- ¿Te dijo por qué llegó tarde?-

- No lo dijo y no pregunté-

- Dios, mañana es Sábado... Siento que me dará algo-

- ¿Qué es lo peor que puede pasar?- 

- Oh, créeme que se me ocurren miles de fatídicos escenarios-

- Deja de ser tan negativa o te dará algo-

- Lo intento, pero conozco mi suerte-

- Basta. No hagas un embrollo con algo tan simple Dani, tienes que conservar la calma-

Suspira y seguimos nuestro camino

Luego de que el timbre suena voy y abro mi casillero para sacar los libros de las próximas clases, me encuentro con una nota que sé que es de Brad

<<¿Ya te dije lo importante que eres para mí hoy? Te quiero pequeña revoltosa>>

Sonrío y la guardo en mi bolsillo. Hace esto todos los días porque sabe cuánto me gustan los detalles sencillos que atesoro en mi corazón

Cuando llego Tomás ya está ahí, sonríe cuando me acerco

- ¿Cómo te fue con Macorth?-

- Casi se traga su propia lengua- Se carcajea contagiándome

- Son buenas noticias entonces-

- Así es. Oye, quería saber si Eric podría ir mañana a tu casa también. Digo, sería un poco más cómodo tenerlo ahí para mí- Dice ¿Avergonzado?

- No hay problema, claro que puede ir. No sé por qué lo duda-

- Gracias- Sonríe de lado

- ¿Podrían decirle a la clase qué es eso tan interesante de lo que están hablando ustedes?- Dice la profesora señalándonos

- Lo sentimos- Habla por ambos

- Que no se repita-

El resto del día pasa sin muchas novedades, noto que Danielle nos mira de forma extraña y repetitiva.

- Podemos hablar?- Logro alcanzarla a la salida

- ¿Qué pasa entre tú y Tomás?-

Su pregunta me toma desprevenida

- ¿A qué viene esa pregunta Danielle? Nada ocurre entre nosotros, ni siquiera diría que somos amigos cuando apenas si hemos hablado. Además, tú fuiste la que en un principio me incitó a hablar con él porque querías mi ayuda- Me molesto

- Tienes razón- Me mira arrepentida - Lo siento, es que los vi hoy y no sé, se veían como si se conocieran y pensar en que pasarán tanto tiempo juntos... No es que dude de tu amistad, pero ¿Quién me eligiría a mí en lugar de a ti?- La tristeza la llena en un segundo

- Dani, tienes que entender algo. Eres maravillosa, a tu manera, todos lo somos. No se trata de compararse porque tú y yo y el resto de chicas somos muy distintas. Un chico no debe hacer que cambie quien tú eres, si Tomás es la persona para ti entonces te verá hermosa tal cual eres, porque lo eres. Y no pondrá a ninguna otra por encima de ti-

- Gracias Jules- Me abraza

- No es nada- Le devuelvo el gesto

************************************

Mis padres aún están trabajando, así que en casa estamos solo mis hermanos, nuestra mascota y yo preparándonos para salir al igual que cada Viernes

Tarde de hermanos Posada, incluyendo al de 4 patas

- ¿A dónde iremos?- 

- ¿A dónde quieres ir duende?- Lo despeino un poco

Se lo piensa unos segundos

- Al parque. Todos mis amigos estarán allá-

- Al parque entonces- 

Connor no tarda nada en correr directo a los juegos cuando llegamos y mientras lo observamos Gabe y yo nos sentamos en una de las bancas

- ¿Quieres que almorcemos juntos mañana?- Pregunta de repente

- Mañana no puedo, irán a estudiar a casa mis amigos. Ya te lo había mencionado. Dijiste que nos ayudarías-

- Oh, claro claro... Entonces otro día- Responde sin mirarme, distraído

- ¿Te estás comportando tan extraño por Tomás Anderson?- Pregunto, su actitud es demasiado sospechosa

Suelta un largo suspiro

- Se trata de otra cosa- Por fin voltea a verme

- ¿Qué pasa Gabe?- Utilizo un tono dulce para que entre en confianza

- Una chica... Me gusta una chica-

- ¿Y cuál es el problema?-

- Que dudo que sea correspondido-

- ¿Cómo lo sabes? ¿Ella te lo dijo?-

- No, pero actúa como si yo, no sé... Le diera igual. Ni siquiera puedo decir que somos amigos. A veces parece interesada y a veces ni siquiera me determina-

- Eres el único que puede cambiar eso, dale la oportunidad de conocerte y dátela tú para conocerla. Tal vez con el tiempo las cosas cambien- 

Lo cierto es que Gabe jamás me había dicho antes que estuviera interesado en alguien, nunca ha tenido una relación ni se había mostrado muy interesado al respecto. Verlo en esta faceta es algo nuevo para mí

- ¿Tomás sabe que eres mi hermana?- Cambia de tema repentinamente, cosa que no me sorprende. Hace eso a menudo cuando algo lo pone tenso, nervioso o incómodo

- Lo sabe... ¿Por qué nunca me hablaste de él? Digo, eran amigos y jamás lo mencionaste, ni lo invitaste a casa tampoco-

- No lo sé, no fuimos tan cercanos. Él y Matías por el contrario, eran mejores amigos- Comenta con naturalidad aunque la tensión sigue ahí

- ¿Matías Carvin?- Asiente

Matías es el mejor amigo de mi hermano actualmente. Aquel que he llegado a conocer y a querer como a un hermano más

- ¿Y ya no lo son?-

- Discutieron, fue una pelea fuerte. Incluso se fueron a los golpes y fue entonces cuando Tomás cambió y tiró todo por la borda, desde entonces no pueden verse ni de riesgo-

- Pero... ¿Por qué pelearon? Tuvo que haber sido algo muy serio. Leí el expediente de Tomás... Se metió en muchos problemas, el que no lo hayan expulsado es un milagro... No me parece que ninguno de los dos sea conflictivo-

- No es mi asunto Jules, estoy seguro de que ambos quieren olvidar lo ocurrido y no vale la pena revivirlo-

Asiento poco convencida, ya entendí que no me dirá nada

- ¿Crees que Tomás sea un mal chico?-

Mi hermano me mira enarcando una ceja

- ¿Por qué tantas preguntas sobre él? ¿Acaso te gusta?- Me interroga y suelto una risita

- No, pero a Danielle sí. Resulta que estoy jugando a ser doctora cupido- Su expresión divertida cambia por una seria y no entiendo la razón

¿Desde cuándo no puedo decifrar a mi hermano?

- Oh- Es todo lo que dice, decido seguir hablando para tantear el terreno

- En lo poco que lo conozco no lo parece, a pesar de todo lo que hizo sé que es un buen chico y en lo personal me agrada bastante. Pero lo conoces mejor que yo, necesito saber para saber si puedo darle alas a Dani o advertirle que es mejor alejarse-

- No es un mal chico, de hecho creo que es justo lo que ella busca- Lo dice bastante convencido

- ¿Cómo lo sabes?-

- No me prestes atención- Se pone de pie y se aleja dejándome con miles de dudas rondando

¿Qué demonios le pasa?

************************************

Luego de ir por un helado regresamos a casa. Aún mis padres no llegan, lo cual es algo extraño 

Apenas llegamos Gabe sube sin decir una palabra y se encierra en su habitación

- ¿Qué le pasa?- 

- Nada duende, déjalo sabes que es un amargado de primera... ¿Quieres ver televisión mientras preparo algo rápido para cenar?-

Él niega

- Mejor te ayudo- Su respuesta me causa ternura y beso su mejilla

Decidimos preparar spaghetti para cenar, incluso le guardamos un poco a mamá y papá. No soy buena cocinera, le pongo empeño

- Espérame aquí ¿Vale?- Le digo a lo que asiente. Subo al cuarto de Gabriel y toco la puerta

- ¿Sí?-

- Te traigo la cena-

- No tengo hambre-

Necesito mucha paciencia para lidiar con su actitud de insoportable

- Vamos Gabe, lo preparamos para ti. Abre la puerta- Pido de forma amable intentando mantener mi carácter a raya

Escucho su exagerada exhalación e instantes después el sonido de la puerta abriéndose

Nuestros ojos se encuentran y escanean el plato en mis manos. Sé que es su favorito así como también es el mío y por eso opté por prepararlo

- Lo siento- Es lo primero que dice

- No pasa nada... ¿Quieres contarme qué es lo que te tiene así?-

- No es nada Jules, estoy bien. Es más, bajaré a comer con ustedes- Recibe el plato y besa mi frente antes de empezar a bajar las escaleras seguido por mí

Definitivamente algo raro le pasa, le daré tiempo hasta que sea él mismo quien me lo cuente. No deseo presionarlo

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status