Share

80

Theresa Livingstone llamó a la puerta de su hija Candace sintiendo el retumbar de su corazón en su pecho. Este no era el magnífico pent-house que había compartido con Leonard Chandler, era un poco más modesto, pero de igual manera, decía por todos lados “dinero”.

Esperaba que su hija menor sí la atendiera y le ayudara. Había sido un completo fracaso el haber ido a ver a las otras dos.

Un hombre abrió la puerta, y Theresa abrió un poco su boca. Era guapo, vestía una sencilla camiseta con el nombre de alguna universidad en frente y la hizo pasar. Candace estaba en la cocina, y al ver a su madre, respiró profundo.

—Bueno, las dejo a solas –dijo el hombre, y Theresa lo miró hasta que desapareció tras la puerta. Se giró a mirar a Candace.

—¿Quién… quién es este?

—¿Es esa la primer

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status