Share

Mente traicionera

Me quité la remera por la cabeza y miré la imagen que el espejo me devolvía. Quizás un buen orgasmo mejore mi ánimo y me ayude a conseguir una buena noche de sueño. Con la punta de mis pies me deshice de las zapatillas, tironeé de los botones del jean y en un movimiento rápido los lancé al cesto de la ropa sucia.

—Diablos, espero que las manchas de sangre se vayan de mis amados jeans rotos de domingo.

«¡Orgasmo! ¡Concéntrate!» Me retó la voz en mi cabeza. Mi ropa interior siguió el camino del jean hacia el cesto. Llené la bañera y eché mis sales y esencias favoritas en ella. Fresas y rosas. Detuve el grifo cuando la espuma y el agua fueron suficientes. Me hundí en ella con impaciencia. Procurando dejar la tensión atrás. El ardor de la herida al sumergirse en el agua caliente me hizo apretar los dien

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status