Share

Capítulo 6

Y se preguntarán ¿qué fue lo que el señor arrogante me dijo?

Pues me dijo - señorita Miller, que le quede claro que lo que hice el día de la reunión fue solo para ayudarla a quitarse de encima al viejo rabo verde  de Bacaro.

Le recuerdo que yo en ningún momento, por ninguna circunstancia de la vida me fijaría en una persona tan inútil y desagradable como usted, creame que a mi me sobran  mujeres y ni loco me atrevería a que lo que pasó ese día se convierta en realidad. Así que no se haga ilusiones y limitese a hacer su trabajo.

Ah y otra cosa, le pido que se mantenga alejada de los clientes o posibles clientes de mis empresas, le recuerdo que aquí está usted como una aprendiz para trabajar no para ligar, cada día desde que ponga un pie en esta empresa deje afuera su vida de mujerzuela porque aquí dentro no le servirá de nada-.

Y aquí estoy en mi cama, salí de la empresa lo más rápido que pude luego de tranquilizarme en el baño. 

Al llegar a mi apartamento llamé a la secretaria de mi jefe, y le informé que tuve que salir de emergencia porque se me presentó un problema de salud.

Me dijo que ella le comunicaría a mi jefe sobre mi salida repentina. Supongo que él notó de que me vine porque no me presenté a la reunión programada.

Lloré y lloré en mi habitación como hace tiempo no lo hacía, lloré porque desde que tengo uso de razón yo lo que he recibido son rechazos, el único que sabía apreciarme era mi padre pero ya no está conmigo.

De ahí todos me rechazaban hasta en el instituto. Pero esta vez mi jefe se había pasado conmigo él no me conoce, por lo tanto no debería de juzgarme, claro está que yo en ningún momento pensé que me había presentado como su novia ante el señor Bacaro solo para despues humillarme de la manera en la que lo hiso hoy.

Me sentía terriblemente mal, deseaba renunciar a este lugar e irme a otra empresa aunque fuera más pequeña, a continuar la practica pero creo que eso es imposible porque no se puede cambiar.

Hablaré con el décano a ver que puede hacer por mí.

Me decidí a continuar yendo a la empresa, debia hacer caso omiso a los malos comentarios y humillaciones que recibía y luego me iría de esa empresa a formar mi propio bufete.

Llamé a Carlos, mi amigo que pensandolo bien desde que comenzamos con la pasantía hemos hablado muy poco.

Nos pusimos de acuerdo en encontrarnos en mi departamento mañana por la noche ya que los dos trabajamos todo el día cuando no nos toca ir a la práctica profesional.

Ya son las diez treinta de la noche y no he podido dormir, me siento cansada, mañana tengo que ir a trabajar a la tienda y tengo que estar muy concentrada.

Al rato de estar pensando, por fin me pude entregar a los brazos de morfeo.

Despierto por la madrugada y estoy temblando de frío, estoy bañada en sudor tengo fiebre, nooo solo eso faltaba que me enferme y estando sola, hace tiempo que no me enfermaba, bueno desde que estaba viviendo con la señora Matilde y ella me atendía y cuidaba como una mamá debe cuidar a su hija.

Me levanté como pude, por suerte siempre mantengo medicamentos por si alguna vez los necesito y al parecer esta es una de esas veces, tomé unas pastillas y me dí un corto baño y me volví a meter a la cama con la esperanza de amanecer sana.

NARRA ALEXANDER FACUSSÉ

Me pregunto ¿será que me pasé con la señorita Miller?

Joder pero es que he estado atascado de trabajo y cuando eso pasa me pongo de esa forma, agresivo y no mido mis palabras.

Además no sé que me pasa con esa chica, siento que me vuelve loco cada vez que la veo y la tengo cerca de mí.

Cuando ví que Bacaro le coqueteaba, sentí como la sangre se me calentaba, me dió tanta furia y no me explico porqué si yo quiero odiarla por hacerme sentir así.

Entonces sin pensar lo hice, le dije que ella era mi novia y sentí alivio al ver que el se retractaba de lo que había dicho y me pedía disculpas.

Volteé a ver a la señorita Miller y estaba petrificada viendome pero al momento sentí que se relajó, creo que entendió el mensaje.

Luego le aclararé la razón del porqué lo hice.

Lo que pasó esta tarde me tiene muy pensativo, ¿será que me pasé al tratarla de esa manera?.

Bueno en realidad yo no conozco nada de ella, pero es que es tán hermosa que me imagino que debe ser como todas las mujeres con las cuales me acuesto, que solo les interesa el dinero y eso me pone de los nervios porque no quisiera tener nada con ella porque es muy joven y por eso mejor trato de alejarme de ella tratandola mal.

Mi secretaria tocó la puerta de mi despacho, le pedí que pasara, me dijo que la señorita Miller había salido sin avisar y que se veía muy mal pero que a nadie le dijo nada.

Pero que luego llamó para excusarse que no seguiría esta tarde trabajando porque se sentía mal de salud y se había marchado a su casa.

Mi secretaria se retiró y yo quedé aún más hundido en mis pensamientos.

Me dije que era una escoria por haberle hablado así, si mi madre se diera cuenta de ello me regañaría y me diría que ella no crió a un hijo que tratara mal a las mujeres.

Comments (1)
goodnovel comment avatar
SandMilena Rom Mez
Que desgraciado.
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status