Share

Capítulo 13

"Muy bien, quiero saber más sobre el proceso. ¿Cuál es la mejor manera de mantenerla cómoda durante el embarazo?", preguntó Shaun.

Durante los siguientes diez minutos, el veterinario le explicó el proceso con todo detalle y al final le dio una guía de embarazo para gatas. "Una gata embarazada debe tener una alimentación nutritiva. Tu gata está bastante débil para empezar, por lo que podría abortar fácilmente. Es mejor que contrates a alguien para que la cuide".

"..."

Shaun se quedó sin palabras.

¿Seguían hablando de una mascota?

Por alguna razón, se acordó de repente de las excepcionales habilidades culinarias de Catherine. Se le ocurrió que podría haber sido demasiado grosero con ella hacía un momento.

Cierto, probablemente él debería dejar de sacar el tema de que siempre quería que ella se fuera de la casa cuando regresara más tarde.

De vuelta a la bahía Jadeite, Shaun abrió la puerta y encendió las luces.

Algo no le parecía bien.

La puerta de la habitación de invitados estaba abierta y no había nadie a la vista. No encontró ni una sola prenda de ropa de mujer.

Catherine se había ido.

Sus cejas se fruncieron.

Fudge maulló perezosamente en sus brazos. Shaun bajó la gata al suelo y ella echó un vistazo a la habitación antes de bajar la cabeza con tristeza.

El hombre estaba frustrado, pero pensó que su marcha podría ser lo mejor.

De todos modos, no debían involucrarse demasiado en la vida del otro.

Podría compensarla con una mayor indemnización el día de su divorcio.

Bueno, en cuanto a Fudge, siempre podía contratar a una niñera.

***

A las diez de la mañana.

Catherine se levantó del sofá sintiéndose mareada.

Después de revisar la habitación de la noche anterior, descubrió un montón de pelo en la cama. A primera vista se podía notar que las sábanas estaban sucias. Como ella era una maniática de la limpieza, acabó durmiéndose en el sofá.

Freya la llamó cuando estaba a punto de refrescarse.

"Nena, ¿no vives con tu esposo? ¿Cómo has acabado en un motel?".

"¿Cómo sabes eso?".

"Vamos, todo el mundo está hablando de eso en el chat del grupo". Había un toque de frustración en su voz. "Esa mujer malvada, Janet Campbell, incluso sacó a sobresaltar lo que te está pasando. Le dijo a todo el mundo que te habían echado de la casa de los Jones porque tu hermana mayor había vuelto. Todos esos hipócritas que envidiaban tu estatus cuando estábamos en la escuela, ahora se están burlando de ti sin cesar".

"Ya lo veo", murmuró Catherine.

Janet Campbell era hija de otra familia adinerada de Melbourne. Las dos solían ser compañeras de clase en el colegio.

Sin embargo, Janet siempre había estado celosa de Catherine por su hermosa apariencia y sus destacados logros académicos, por lo que nunca habían sido las mejores amigas. No era raro que arruinara la reputación de Catherine cuando ésta ya estaba en una mala posición.

"¿No estás furiosa?", preguntó Freya, sintiéndose molesta. "¿Qué está pasando? Nunca has pisado un hotel de menos de cinco estrellas".

"Las cosas han cambiado. Mi padre me ha suspendido todas las tarjetas y no tengo mucho dinero encima. Anoche, Shaun me echó de casa".

"¿Por qué no viniste a mi casa?".

"Era tarde y no quería despertarte".

"Catherine, eres una tonta. Dame la dirección".

Cuarenta minutos más tarde, Freya con apuro apareció en el motel.

Sintió pena por su amiga después de echar un vistazo a la pequeña y dudosamente limpia habitación. Incluso había un ramillete de tarjetas de presentación coladas en la puerta por prostitutas en busca de negocio.

"Vamos, deja este lugar ahora mismo y quédate en mi casa".

"No, tienes novio. Además, no es una buena idea a largo plazo. Pienso alquilar un lugar".

Catherine sacudió la cabeza para rechazar la amable oferta.

Después de considerarlo un poco, Freya estuvo de acuerdo. "No es mala idea. Ethan vino a mi casa otra vez anoche buscándote. En serio, parecía muy arrepentido".

Catherine sintió que se le hacía una mosca en la garganta al oír ese nombre.

Hubo un tiempo en que el hombre la apoyaba en todo. Sin embargo, se sintió totalmente descorazonada al recordar lo que él dijo ayer.

"Es la última persona a la que quiero ver ahora mismo".

"Yo también". Freya asintió, pero pronto, una expresión de confusión se dibujó en su rostro. "Por cierto, ahora eres una mujer casada, ¿por qué Shaun te echó de la casa en medio de la noche?".

Catherine se forzó una sonrisa amarga antes de explicar brevemente lo sucedido.

Freya sintió mucho por su mejor amiga. "Ese hombre está loco. Eres su esposa por ley. ¿Eres menos importante para él que una gata?".

"Eso no es nada sorprendente, ¿verdad?".

Freya dudó. "Mm... Bueno, de todos modos, fue tu decisión casarte con él".

Catherine permaneció en silencio. Se arrepentía de su elección.

Un suspiro escapó de los labios de Freya. "Bien, vamos a comer algo. Conozco un buen sitio donde la comida puede hacerte sentir mejor. Podemos empezar a buscar una casa después de cuidar nuestras barrigas. Ah, ¿por qué no invitamos a Cindy Turner también?".

Mientras se dirigían al restaurante, Catherine llamó a Cindy.

"Freya y yo vamos a salir a comer. Hace tiempo que no nos vemos. ¿Quieres acompañarnos?".

"Estoy en medio de una sesión de fotos. Lo siento".

"No pasa nada. Podemos hacerlo en otra ocasión".

"Cada día es más famosa. No sería lo que es hoy si no hubieras escrito y compuesto para ella hace unos años", comentó Freya al terminar la llamada.

"Al fin y al cabo, somos amigas. También es normal que a veces esté ocupada".

***

El Restaurante Pomelo era un restaurante prometedor que había abierto recientemente en Melbourne. Había una amplia zona abierta diseñada en el centro del restaurante.

Fuera del restaurante había coches de lujo. Ese era un lugar que solo los realmente ricos podían entrar.

Las dos estacionaron el coche y entraron en el restaurante.

Con solo entrar en el lugar, unas cuantas caras les parecían demasiado conocidas, incluyendo a Rebecca, Janet, así como...

"¡Cindy!". Freya llamó a la joven mujer.

Cindy, que llevaba gafas de sol, sonrió incómodamente en su dirección.

Molesta, Freya se acercó al grupo de mujeres con Catherine.

"Nos dijiste por teléfono hace poco que estabas ocupada trabajando en una sesión de fotos, y sin embargo aquí estás con estas mujeres. ¿Sabes quiénes son? Janet es la peor enemiga de Catherine y Rebecca es la z*rra doble cara que le robó el novio".

"¿A quién llamas doble cara? Cuida tus palabras".

Janet se adelantó para empujar a Freya bruscamente.

Catherine alargó la mano para ayudar a su amiga a recuperar el equilibrio mientras miraba al grupo de mujeres con desprecio.

Ella no habría ido allí si hubiera sabido que esto iba a suceder. Sin embargo, no podía negar que Cindy la había decepcionado de verdad.

"Cindy, ¿por qué te juntas con ellas? Una cosa es con Rebecca, pero tú deberías saber mejor que nadie mi historia con Janet".

"¿Por qué?". Janet enlazó su brazo con el de Cindy mientras una mirada de arrogancia se extendía por su rostro. "¿De verdad tienes que preguntar? No solo has perdido el derecho a la herencia de la familia Jones, sino que además llegaste a alojarte en un motel. Una persona como tú no merece ser amiga de Cindy. Ella es la cantante más popular del momento mientras que tú solo eres un ave fénix que ha caído. Eres una doña nadie".

Catherine entrecerró los ojos mirando hacia Cindy. "Quiero oírlo de tu boca".
Comments (14)
goodnovel comment avatar
Andrea Perez
si esta linda pero es una pena q ay q pagar para desbloquear los demás capítulos ...
goodnovel comment avatar
Luzma H
me gusta, pero como hago para desbloquear más capítulos
goodnovel comment avatar
Leyla Uzeda
esta muy interesante esta historia
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status