Destinada al Alfa
Destinada al Alfa
Author: Jessicahall

Capítulo 1

Punto de vista de Katia.

Otro día en este agujero de m*erda de escuela.

Yo estaba en mi último año de secundaria y me alegraba de que esta parte de mi vida estuviera casi terminada.

Pronto, yo no tendría que soportar el tormento constante de ser el bicho raro de nuestra manada.

Ya solo me faltaban tres meses de colegio ya sería libre, para elegir no volver a ver a esos cretinos.

Mi padre era el Beta de la Manada, era un miembro de la manada muy apreciado, así que pueden imaginar su decepción cuando descubrió que yo no tenía un lobo en mi ser.

Yo era el bicho raro de la manada, la chica sin lobo.

Nuestra escuela era una escuela de manada en la que solo se admitían hombres lobo, no se permitían humanos, así que pueden imaginar el infierno que ha sido para mí este lugar. Yo era básicamente una humana, vergonzosamente.

A pesar de eso, mis padres son los mejores. Puede que mi manada me rechace, pero mi familia ni una sola vez se han planteado esa idea. Siempre me han dicho que era un desarrollo tardío y que mi lobo llegaría algún día.

Yo también solía creer esa historia, hasta ahora. Tenía casi 18 años, la cual era la edad en donde puedes encontrar a tu pareja y yo aún no tenía a mi lobo. La mayoría consigue su lobo a los 13 años y yo ya había pasado esa fecha.

Acababa de sentarme a comer en la cafetería cuando oí mi nombre por el sistema de megafonía.

"Katia Hartley, por favor, preséntese en la oficina principal", anuncia la mujer de mediana edad que trabaja como secretaria de la escuela.

Toda la cafetería se ríe y abuchea arrojándome comida mientras me iba.

En la mayor parte, trato de permanecer invisible, lo cual es casi imposible cuando eres la hija del Beta y tu madre es una de las principales guerreras de la manada.

Al echarme la bolsa al hombro, me quito un trozo de lechuga de mi cabello marrón chocolate que se me quedó pegado cuando Thomas me tiró su hamburguesa a la cabeza.

“Ugh y tenía mayonesa…”, gruñí mientras usaba la manga de mi suéter para limpiarme el cabello que estaba cubierto de esa mancha blanca.

Camino por los pasillos verdes hacia la oficina central y después corriendo a través del patio veo la puerta marrón de la oficina. Mi lugar seguro donde nadie se mete conmigo.

La Señora Mason era una mujer aterradora, así que nadie causaba drama en la oficina principal.

Justo cuando estaba casi en la puerta, Tabitha y sus amigas se pusieron delante de mí. Tabitha era la hija del Alfa y su hermano, Darian, era el siguiente en la línea para ser Alfa. Ambos eran mis némesis.

"Oye, monstruo", Tabitha se burla de mí bloqueando mi camino. Intento pasar por su lado pero me bloquea el paso.

"¿Tabitha, qué quieres?", pregunto yo.

Solíamos ser buenas amigas hasta que todos descubrieron que yo no tenía lobo, entonces me convertí en el hazmerreír del colegio.

"Oh, nada, solo he venido a despedirte como es debido", dice ella mientras que mis cejas se fruncen.

"¿Qué quieres decir?", pregunto yo. Mientras sacudo la cabeza, sus ojos azules brillaban maliciosamente.

"¿No te has enterado? Mi padre te ha desterrado de la manada, así que pensé en venir a verte y a despedirme de la hija no deseada del Beta", dice ella mientras sus amigas, Bianca y Meril, se ríen de su chiste no tan divertido.

‘Caramba… Esas chicas eran tan estúpidas como lucían. Si no fueran guapas, puedo garantizar que nadie aguantaría sus payasadas’.

Siento que algo húmedo y frío me recorre la cara justo cuando se abre la puerta de la oficina. Meril vierte su batido sobre mi cabeza y se filtra en el suéter de ganchillo que me hizo mi madre.

"Tabitha Elizabeth Blackwell, ¿hay alguna razón por la que estás atormentando a mi hija?", pregunta una persona con el cabello oscuro recogido en una coleta alta.

Ella era una mujer fuerte, severa y traía miedo entre las lobas. Incluyendo a la Luna de la Manada después de que mi madre le diera una paliza en el entrenamiento delante de toda la manada por decir que debieron sacrificarme al nacer.

Yo era así de inútil para la manada. Si ella no fuera la única guerrera mujer de la manada, mi madre definitivamente habría sido castigada por avergonzar a la Luna.

Pero todo el mundo sabía que el Alfa Jackson siempre estuvo enamorado de mi madre desde que eran niños y se decepcionó cuando ella no resultó ser su pareja.

La sonrisa de Tabitha desaparece mientras se volteaba para enfrentarse a mi madre, quien estaba mirando directamente hacia ella. Meril y Bianca se alejan con miedo al enfrentarse a su ira.

"Fue un accidente", tartamudea Tabitha.

Y pensar que esta patética chica era una Mujer Alfa y le tenía miedo a mi madre.

No pude evitar la sonrisa que se me dibujó en la cara. Su miedo era tan punzante que me sorprendió que no se ensuciara a sí misma. Lo que yo no esperaba era que mi madre levantara la mano y la abofeteara en la cara.

Tabitha chilló con fuerza, su cabeza se desplazó hacia un lado y el contorno de la mano de mi madre fue impresa en su cara.

Yo me tapo la boca con las manos. ‘M*erda, Alfa Jackson iba a matarla ahora’. Ella acaba de golpear a la hija del Alfa.

Oí un grito ahogado y miré a mi alrededor para ver que unas cuantas personas habían visto lo que mi madre había hecho. Mi madre los miró fijamente, desafiándolos a que digan algo.

"¡Mamá!", yo exclamo conmocionada. Tabitha mete la cola y sale corriendo mientras llora.

"Siempre he querido poner a ese chucho en su sitio", dice mi madre antes de agarrarme de los brazos. "¿Por qué la aguantas?", dice ella mientras está agarrando y levantando mis manos.

"Estás mejor entrenada que cualquiera de estos pequeños pedazos de m*erda de aquí. Puede que no tengas un lobo pero eso nunca te ha impedido patearles el trasero en los entrenamientos. Yo te entrené, tu padre te entrenó. Utiliza estas habilidades que ellos están por debajo de ti. Solo tienes que verlo", dice ella.

Yo sacudo la cabeza sabiendo que eso solo empeoraría mi tormento y mis manos no eran buenas contra un lobo cambiado.

"Ven, nos vamos", dice mi madre enderezándose antes de girar sobre sus talones y caminar hacia el estacionamiento.

La persigo antes de caer en cuenta. "¿Qué está pasando?", yo pregunto preocupada.

Al llegar al estacionamiento, veo un camión de mudanzas estacionado junto a nuestro coche.

"Mamá, ¿qué está pasando?", pregunto nuevamente cuando veo a mi padre salir del coche.

"Hola, calabacita", dice mi padre, acercándose y abrazándome. "Sé que te gustan los batidos de fresa. No sabía que querías llevarlo puesto", dice él mientras me lo quitaba de la cabeza antes de pasarle la mano a mi cabello.

Mi madre se dirige al maletero, abriendo la puerta antes de coger una botella de agua.

"Inclina la cabeza hacia atrás", dice mi madre y yo hago lo que me pide. Ella utiliza la botella de agua para enjuagarme el pelo antes de arrancarme el suéter por un lado y quitármelo.

"¡Mamá!".

"Te haré otro", dice mientras lo tira en el cubo de basura junto al camión.

"Entonces, ¿alguien me va a decir qué está pasando?", pregunto yo.

Mi padre mira a mi madre con nerviosismo. "Nos estamos mudando", anuncia mi padre.

"¿Por qué? ¿Es cierto lo que dijo Tabitha? ¿Me desterraron y se están deshaciendo de mí?", yo pregunto, sintiéndome mal del estómago.

Solo sé de otra familia en nuestra manada cuyo hijo no tenía lobo y lo botaron como si fuera basura. Lo echaron literalmente y es algo que siempre me ha preocupado. Que mis padres se deshagan de mí por traer vergüenza a la familia; como si nunca hubiera existido.

"Sí, lo que dijo Tabitha es cierto. Alfa Jackson ha pedido que te vayas. Esta es una comunidad solo para hombres lobo y quería que te fueras una vez que cumplieras los 18 años".

"¿Así que me están mandando lejos?", yo pregunto mientras siento que se me escapan las lágrimas. Iban a deshacerse de mí, a obligarme a convertirme en un pícaro.

"No, por supuesto que no, eres nuestra bebé. Sabíamos que esto iba a pasar así que hicimos planes para unirnos a otra manada e ir contigo", dice mi madre. "Por cierto, cariño, deberíamos irnos", dice mi madre caminando hacia el lado del copiloto. Mi padre pregunta por qué, pero ella se sube dando un portazo.

"Ella le dio una bofetada a Tabitha", le dije. "¿Le dio una buena bofetada?", dice mi padre enviándome un guiño y yo sonrío saltando al asiento trasero. Mi padre se aleja de la camioneta siguiéndonos.

"¿Qué pasa con papá, él es el Beta de la Manada?", yo pregunto preocupada al saber que perderá su título.

"No voy a formar parte de una manada que rehúye a mi hija. Si ellos quieren que te vayas entonces yo también me voy", dice él sin dejar lugar a la discusión.

"Todo se solucionará, querida, ya verás", dice mi madre agarrando mi rodilla.

"¿Qué manada querría un miembro de la manada sin lobo?", pregunto.

"No eres una sin lobo, solo es un desarrollo tardío. Tu lobo vendrá Kat. Has nacido de dos padres lobos por lo tanto eres una mujer loba", dice mi madre no queriendo aceptar la verdad. Yo era tan inútil como dicen.

"Nos vamos a mudar a la Manada del Arroyo Negro, el Alfa Ezra se ha ofrecido amablemente a acogernos”.

"¿La Manada del Arroyo Negro? ¿No es esa la manada que acaba de entrar en guerra con la Manada de la Montaña Azul?".

"Sí, Katia, sé que estás asustada pero el Alfa es realmente un buen tipo, fue muy comprensivo. Creo que se alegró bastante de despojar a Jackson de su Beta y única guerrera mujer".

"Sí, pero mató a toda su manada mamá, es un monstruo", le digo. Me daba más miedo mi supuesto nuevo Alfa que el actual. Todos le temen al Alfa Ezra.

"Estoy segura que tenía sus razones, además no es como si alguien más estuviera dispuesto a acogernos", dice mi madre omitiendo la parte de no aceptarme.

"¿Entonces él sabe que no tengo lobo?", pregunto, sabiendo que todas las manadas eran pequeñas comunidades únicamente de nuestra especie.

Yo era básicamente humana, así que me sorprendió un poco que aceptara.

Ambos se miraron. "No será un problema mientras puedas demostrar que eres útil en la manada".

‘Genial, no lo sabe y tendré que actuar como una esclava omega’, pensé secamente.

Me quedé dormida durante el viaje, y solo me desperté cuando nos detuvimos en un cobertizo de almacenamiento. El viaje duró 5 horas en total y yo estaba agotada y mi espalda me estaba matando.

Los empleados de la mudanza cargaron nuestras cosas en el almacén antes de que dos hombres se acercaran a nosotros.
Comments (21)
goodnovel comment avatar
Yoselin Yañez
alguien de tik's?
goodnovel comment avatar
Rocio Ines
ohhh so beautiful
goodnovel comment avatar
Jackeline Rengifo
Cambie de teléfono y al abrir la app le devuelve al capítulo 1,alguien sabe como retomo al capítulo que estoy leyendo? Gracias a quien pueda colaborarme
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status