Share

Capítulo 4 Volver a casarse

A Nicole no le importaba en lo más mínimo si Wendy se sentía avergonzada o no. Vio la pierna izquierda vendada de Wendy y le arrancó la venda con fuerza, a pesar de la lucha de Wendy.

De repente, la sala se quedó instantáneamente en una situación embarazosa.

Nicole miró la cicatriz de la pierna de Wendy y se echó a exclamar.

"Vaya vaya vaya, es tan grave que no sale ni una gota de sangre. Si hubiese venido un poco tarde, me temo que tu 'herida' se hubiera curado por completo...".

"¡Nicole! ¡Cómo te atreves!... Eric, no es así... es que ahora me siento débil, y me recuperaré mejor con una transfusión de sangre...".

Wendy Quade se encontró con la mirada peligrosa del hombre. Su corazón temblaba mientras explicaba en pánico.

"Te 'lesionas' cuatro o cinco veces al mes. ¡Creo que estás tratando de chupar toda mi sangre!". La voz de Nicole era fría mientras continuaba: "Qué lástima, no volverás a tener esta oportunidad en el futuro. Haz que Eric se case con otra tonta para que sea tu nuevo banco de sangre andante".

Después de eso, Nicole hizo una cara burlona y salió de la sala sin mirar atrás.

En el momento en que Nicole cerró la puerta de la sala, se cayó en un banco del pasillo. En ese momento, se sintió abatida como si el mundo entero la hubiera abandonado.

Nicole se sentía muy agraviada. Las lágrimas se deslizaban por sus mejillas mientras sacaba su teléfono y reunía fuerzas para hacer una llamada. Su voz se ahogó por el cansancio.

"Hermano...".

La otra parte solo escuchó su voz y suspiró en silencio. Su voz era indulgente. "¿Dónde estás? Te recogeré".

Unos minutos más tarde, un hombre noble y elegante delante de un grupo de misteriosos hombres vestidos de guardaespaldas se llevó a la mujer desmayada en sus brazos desde el hospital, y se marcharon en silencio.

...

Eric Ferguson arrastró al doctor que atendía a Wendy fuera de la sala, con una expresión sombría en su rostro. Sus ojos oscuros estaban llenos de ira.

"¡¿Una lesión grave en la pierna?! ¿Era necesario una transfusión de sangre para esa cicatriz? ¡¿Es éste el nivel de profesionalidad de tu hospital?!".

Eric transmitía un aire aterrador. Cuando pensaba en el débil estado de Nicole cada vez que donaba sangre, la culpa en su corazón se hacía más profunda, y ahora ese extraño sentimiento en su corazón se hizo más intenso.

El doctor se estremeció y ya no se atrevió a ocultarle la verdad.

"Fue una orden de la señorita Quade. No tiene nada que ver con nuestro hospital. La Señorita Quade dijo que usted estaba de acuerdo con todas las transfusiones de sangre. Cada vez que la Señorita Nicole donaba sangre, usted también estaba allí, así que pensamos que solo seguíamos órdenes. Señor Ferguson, nunca nos atreveremos a hacer esto de nuevo...".

'Wendy Quade... ¿acaso soy demasiado amable con ella? Nicole insistió en el divorcio solo por aquella foto. ¿Habrá malinterpretado mi relación con Wendy?'.

Si sólo por eso, Eric pensó que podría explicárselo. Aunque no sentía mucho amor por su esposa, él siempre había sido fiel a su matrimonio, y estaba satisfecho con su estado actual. Por lo tanto, no le importaba vivir así el resto de su vida.

Por lo menos, nunca había pensado en divorciarse desde que se casaron.

Si Nicole no estaba satisfecha con su relación con Wendy, él podía mantener cierta distancia de ella.

Eric pensó que su matrimonio podría salvarse si resolvían este pequeño problema.

Sacó su teléfono para llamar a Nicole, pero el de ella estaba apagado.

Eric frunció el entrecejo con perplejidad mientras llamaba a su guardaespaldas, que estaba en la entrada. Unos minutos más tarde, el guardaespaldas estaba de pie frente a él, con miedo.

"Señor Ferguson, no podemos encontrar a su esposa por ningún lado. Las imágenes de vigilancia del hospital fueron borradas de repente hace diez minutos. No podemos encontrar ninguna pista de adónde se dirigió la Joven Dama, incluso ya hemos recorrido por todo el hospital".

Eric frunció más el ceño, y sus finos labios se apretaron en una línea tensa. Cuando recordó la forma en que Nicole no dudó en firmar su nombre en el acuerdo de divorcio, sintió que un sentimiento indescriptible surgía en su interior. Sus ojos oscuros parecían apagados. Tenían una expresión incomprensible.

'¿A dónde puede irse después del divorcio? No tiene dinero ni nada...'.

La idea de que ella se marchara tan bruscamente hacía más intenso ese sentimiento de molestia que lo perseguía constantemente. Su corazón se sentía extremadamente inquieto.

"Haz que alguien la busque, y notifícame de inmediato cuando la hayas encontrado".

'¡¿Cómo se atreve a apagar su teléfono así?! ¡Ella se está realmente pasando de la raya!'.

"Sí, señor".

Eric no quería reconocer que sentía un profundo dolor por esa mujer que ya no era su esposa.

...

Los elegantes muebles italianos de edición limitada de la habitación lujosamente decorada le resultaban increíblemente familiares a Nicole. Cuando se abrió los ojos, y vio la elegante habitación que no había visto por tanto tiempo, sus lágrimas rodaron instantáneamente de su rostro.

'Esta es mi habitación...'.

"¿Por qué lloras? Es solo un divorcio. ¿Crees que la familia Stanton no puede apoyarte?".

Una voz madura y fuerte sonó en sus oídos. Cuando Nicole miró, sintió que le dolían los ojos, y lloró aún más.

Floyd Stanton, el legendario presidente de la Corporación Stanton que podía hacer temblar a toda Ciudad del Oeste de un solo pisotón, estaba en la habitación de Nicole luciendo imperioso y majestuoso.

"Papá...".
Comments (3)
goodnovel comment avatar
Gaby Taracena
me empezó a gustar
goodnovel comment avatar
Zoila Guadalupe Gonzalez
me gusta mucho
goodnovel comment avatar
AAB
Siempre presente para ella
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status