MUJER PROHIBIDA (SAGA FERRARI- HISTORIA DE CAMILO)

MUJER PROHIBIDA (SAGA FERRARI- HISTORIA DE CAMILO)

By:  Jeda Clavo  Completed
Language: Spanish
goodnovel16goodnovel
9.9
Not enough ratings
55Chapters
197.1Kviews
Read
Add to library
Report
Overview
Catalog
Leave your review on App

Él perdió la esperanza de encontrar el amor de su vida. A la única mujer que amó fue a la novia de su gemelo que ahora era su esposa, a Camilla, sin embargo, la perdió porque a pesar de que ella lo amó primero, él desdeñó su amor e hizo burla de ella despreciándola y fue solo cuando su hermano decidió conquistarla que se dio cuenta de su error, pero fue demasiado tarde.Siempre chisteaba con su hermano cuando tenía veinte años y en los años sucesivos, que tal vez la mujer de su vida no había nacido o aún era muy joven y debía esperar muchos años más para conocerla, sin embargo, nunca se imaginó que la vida tomaría sus palabras al pie de la letra y le había hecho semejante jugada. Ahora, a sus treinta nueve años estaba completamente enamorado de una chiquilla de veinte, quien para colmo era la hija de su mejor amiga y de un ex policía de las fuerzas especiales italianas y como si eso no era suficiente, todos lo veían como si él fuese un tío. En verdad no comprendía quien había echado una maldición en su vida para que nunca fuese feliz ¿Será que podía ir en contra de todos por el amor o simplemente no había nacido para ser feliz?Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de la presente obra por cualquier medio o su adaptación sin la autorización expresa de la autora. Registrado en Safecreative bajo el número 2009215402478. Esta novela es producto de mi imaginación, por lo cual es ficción, no está basado en hechos ni personas reales, si encuentra alguna similitud con un caso de la vida real es pura coincidencia.

View More

Latest chapter

Interesting books of the same period

Comments
No Comments
55 chapters
CAPÍTULO 1. EL ENCUENTRO
NOTA  Antes de comenzar a leer esta historia es necesario que haya leído Venganza Equivocada, Amor Inesperado, Rinascere y Tras Tus Huellas, para poder entender esta.   ***** Me encontraba en mi casa armando las últimas piezas de un proyecto de construcción de un vehículo, el cual comencé a armar hacía unos meses atrás. Vivía solo en una mansión ubicada en una de las zonas más costosas de la ciudad, Piazza di Spagna. ¿Quién lo iba a pensar? Camillo Ferrari a pesar de tenerlo todo no tenía nada.   Mi vida profesional era un completo éxito, no solo era ingeniero automotriz, también había estudiado administración de empresas y aún seguía al mando del emporio de los Ferrari. Había
Read more
CAPÍTULO 2. ACUSACIÓN INFUNDADA
Salí del salón donde se estaba realizando la celebración con un grupo de mis amigas a quienes no había visto desde mi partida a Venezuela. Decidimos ir a sentarnos a uno de los bancos ubicados en la zona boscosa del jardín. Comenzamos a conversar mientras caminábamos.   —Camil, ¡No puedo creerlo! —exclamaba Brigitte mientras les contaba mis anécdotas.   —Si amiga fue la experiencia más traumática de mi vida, sobre todo porque me había ido de aquí, normalmente cuando uno va a un baño en una estación de servicio está en condiciones, pero en esa vía de Calabozo a San Fernando de Apure no, entonces me bajé del auto para orinar en el pleno monte, cuando ese toro comenzó a seguirme, salí corriendo con mi ropa interior por las rodillas, sin importarme ser vista, mientras mis primos se estortillaban de la risa, ellos divirtiéndose a costa de mi mal momento, juro creí morirme del susto y después de la vergüenza.   Mis amigas y yo
Read more
CAPÍTULO 3. LA HIPOCRESÍA DEL PUDOR
Después de una hora, estaba nuevamente llegando a casa de mi amiga Alondra. Debí irme,  porque Ivanna estaba apenada, se negó a entrar a la fiesta por cuanto habíamos sido descubiertos en una posición bastante comprometedora.   No pude evitar reírme al recordar la escena y el desquicie de la mojigata. A pesar de persuadir a Ivanna para quedarnos, ella se negó categóricamente. Además, su vestido se había arruinado, pues después del incidente se puso a llorar y el maquillaje corrido manchó la parte superior de su vestido. La pobre parecía un mapache y al final preferí llevarla a su casa.   De regreso pasé a mi departamento, ubicado de camino, para volverme a bañar y quitar de mí esa desagradable sustancia pegajosa, dejado por  nuestros fluidos. Me vestí y nuevamente volví a la casa de mi amiga Alondra.   Vestí una ropa más informal a la anterior, esta vez decidí estacionarme frente a la fachada principal, caminé
Read more
CAPÍTULO 4. VISITAS INESPERADAS
Mi padre alternaba la vista entre mis amigas y yo, el rostro de mamá estaba completamente pálido, parecía familia de Gasparín, no obstante, a pesar del asombro en sus rostros, ninguno emitió palabra. Después, todo ocurrió en apenas fracciones de segundos, mi amiga Briggitte, no tengo idea de porque reaccionó de esa manera, no sé qué le pasaría por su cabeza en ese momento, le dio un empujón a la pobre Val para alejarla de sí; debido a la posición en la cual se encontraba, está terminó rodando debajo de la cama; dándose en la caída, un fuerte golpe en el lado derecho de la frente, con una de las patas de la cama.   Lo más cómico, aunque en ese momento la vergüenza no me permitió manifestarlo, fue ver caer a Val con la cabeza hundida y el trasero levantado, realmente la escena era estrambótica, incluso para mí, no quería imaginarme los pensamientos de mis padres en este momento, situación para mi demasiado mortificante.     
Read more
CAPÍTULO 5. SENSACIONES
El engendro, no solo posaba la mirada furiosa en mi cuerpo, sino además, se acercó hacia mí en gesto amenazante con el rostro transformado a causa del enojo, lo cual no menguaba de manera alguna su belleza y antes de poder seguir protestando, ella habló en tono beligerante.   —El sentimiento es mutuo, para quedarme con un anciano como tú, mejor habría sido dejarme en un geriátrico; aunque en realidad no entiendo por qué no me dejaron en mi casa. Yo soy una adulta, muy bien podía cuidar de todos allá. Soy bastante responsable, no es como si voy a armar una fiesta o crear algún desastre. De todas formas, eso habría sido incluso más fiable y certero, pues tú no eres de ningún modo, el mejor ejemplo para nosotros —pronunció con enfado y lo último acompañado de un ligero tono sarcástico.   Esa mocosa sabía con certeza donde encontrarme el punto débil y no dejaba de señalármelo; estaba negado a compartir con ella, pues era dañina para mi ego. Mi b
Read more
CAPÍTULO 6. TENTACIÓN
La chica se quedó viéndome por unos segundos con el rostro pálido, para luego emitir en un tono de voz pendenciero:—No creas que eso me importa o quiera estar... —titubeó un momento —. Tu dulce compañía, los viejos y yo no tenemos temas de conversación en común... a excepción de mis abuelos, en cambio, contigo no hay nada de lo cual hablar.Me quedé observándola enojado. Esta condenada mocosa lograba irritarme de una manera sorprendente, estaba hasta los cojones con su actitud —Entonces ¡¿Qué carajos buscas?! —Indagué sin dejar de mirarla.—La cocina... para preparar comida — balbuceó, iba a darse la vuelta para alejarse, pero uno de sus pies se enredó, habría caído de bruces, si no la hubiese sostenido con fuerza por la cintura, la cual llevaba descubierta; pues la blusa, le quedaba un poco por encima del ombligo dejando a la vista un trozo de piel hasta sus caderas; lucía un pantalón corto de mezclilla a esa altura.Read more
CAPÍTULO 7. EQUÍVOCOS
Nunca antes tuve una lucha entre mis deseos; el cuerpo pedía una cosa y la conciencia deseaba otra. De hecho, durante toda la vida estuve acostumbrado a tomar todo aquello cuanto me provocaba, sin pensar nunca en las consecuencias de mis actos, a decir verdad, eso jamás tuvo importancia, pero esta vez era distinto, existían muchos factores involucrados. Podía muy bien tomarla y pasar la página como era costumbre, no obstante, había algo impeliéndome a hacerlo, entretanto, la metiche conciencia, recriminaba mis actos impidiéndome avanzar. Me repetía una y mil veces, la dejara en paz, porque eso no estaba bien. Sin embargo, esta chiquilla era una tentación andante; le murmuré al oído mis pensamientos, como un último intento de hacerla huir y separarla de mí, ella no se inmutó, por el contrario terminó aferrándose más a mi cuerpo, eso desat&
Read more
CAPÍTULO 8. SORPRENDIDOS
Salí corriendo de la habitación cuando vi la escena desarrollada frente a mis ojos, él muy libertino estaba desnudo exhibiéndose frente a ellas, observándolas desnudas «¡¿y no es que no le gustaban las chiquillas?! »Pensé con rabia, los oí correr tras de mí, no obstante, aceleré mis pasos mientras bajaba la escalera.   — ¡Camil! ¡Camil! Por favor párate y escúchame, las cosas no son como las estás pensando, ni como parecen, lo visto no significa nada — me decía el descarado, pensando en convencerme, pero yo estaba negada a escucharlo, total no tenía porque darme explicaciones a mí.   Mientras iba camino a la piscina, comencé a recordar todo lo sucedido durante toda la semana con Camillo, nuestras discusiones, sus continuas ofensas  donde el muy idiota me fastidiaba diciendo que besaba como chiquilla y no le gustaba, porque estaba acostumbrado a besar a mujeres hechas y derechas, nunca podía contenerme frente a él, el mismo día de llegar
Read more
CAPÍTULO 9. SALVADOS POR BRIGGITTE
Estaba deleitándome acariciando sus turgentes pechos, coloqué una mano en cada uno de ellos, comencé a frotarlos mientras los veía con deseo, su color perlado con su cúspide rosa pálido, me encendían de una forma inimaginable, mi pene estaba totalmente erecto, entretanto ella se mecía encima de mí, sus movimientos, adelante y atrás estaban a punto de acabarme, teniéndome al borde del precipicio, pasaba sus manos por mi pecho arqueando su espalda para darme mejor acceso a sus tetas. Metí primero un pezón a la boca, jugueteé con el, delineándolo con la lengua, para luego dirigirme al otro y darle la misma atención.   En definitiva estaba en el cielo, había muerto y me habían llevado al paraíso para probar el dulce sabor de su piel; enloquecido por la pasión, sumergido en deleitarla, a la vez disfrutar con su cuerpo, no escuché pasos, tampoco me di cuenta de alguien acercándose, pero era así: en todo paraíso siempre se hallaba una serpiente, en ese momento allí fre
Read more
CAPÍTULO 10. INVOLUCRADO SIN DARSE CUENTA
Ren observó a Briggitte y se le enfrentó con Rabia, mientras declaraba molesto.   —¿De qué novia hablas estúpida? Si no llego, de seguro en este momento Camillo y Camil estuvieran follando como conejos.   — ¡Pues no es así! ¿Acaso no lo sabes? Val y yo somos bisexuales y a Camil solo le gustan las mujeres? Además ella no tiene nada con Camillo, pues ella es mi novia —. Tanto Camil como yo, nos quedamos sorprendidos ante su agilidad para mentir —, por mi parte, sabía donde ellos estaban.   »Tu tío solo intentaba cambiar los gustos de Camil por las mujeres, tú sabes cómo es él, se cree muy irresistible, al punto de pensar, puede volver heterosexual a las lesbianas, piensa es el macho más irresistible de todos, aunque viendo su anaconda, si, es capaz de hacer cambiar de opinión a cualquiera, menos a Camil  —habló con picardía mirándome la pelvis mientras se relamía los labios.   » Entonces hicimos
Read more
DMCA.com Protection Status