Oscuros Secretos

Oscuros Secretos

By:  Rose V. P.  Completed
Language: Spanish
goodnovel16goodnovel
0.0
Not enough ratings
53Chapters
2.6Kviews
Read
Add to library
Report
Overview
Catalog
Leave your review on App

"Todo se volvía confuso, no podía confiar en nadie, y él era el único que venía a derribar si mi permiso el muro que había creado. Él podía explicármelo todo, sobre aquello que desconocía, todo sobre lo irreal. Porque él tampoco era un... humano. Tardé en asimilar eso. En gran parte no entendí rápidamente lo que quiso explicar. —¿Y tú qué eres? —Inquirí, al decir que "éramos hijos de los hombres" él y yo no nos incluíamos. Tardó en darme una respuesta. —No me lo creerías. —¿Después de todo lo que ha pasado? ¿En serio? Vamos —Insistí—. No puede ser tan malo. ¿Qué podría ser tan malo como para que no quisiera contármelo? Respiró profundamente, como si debatiera con su yo interno. —Nos hacemos llamar y nos conocieron como los Vigilantes —Respondió sin verme. De todos modos, aún sabiéndolo, escucharlo... mi corazón cayó a tres metros bajo el suelo. Las atrocidades que habían hecho ellos, todo lo que había leído sobre ellos, ellos eran... Me quedé en silencio, la habitación oscura ocultó el miedo irracional que sentía, él no iba a hacerme daño ¿o sí? —Eres un... —No podía pronunciarlo, las palabras no salían de mí boca. —Un ángel caído —terminó por mí."

View More

Latest chapter

Interesting books of the same period

Comments
No Comments
53 chapters
Prologo
Algunos años atrás. El aire nocturno era anormal en aquella zona del embarcadero, pero el hombre que caminaba por el callejón no le inhibía de sus deberes. El viento agitaba su oscura cabellera, sus ojos verdes que recordaba al de una pantera en plena cacería solo miraba al frente con las manos metidas en los bolsillos de su cazadora. Y pensaba, pensaba en muchas cosas y contrariedades eran los que se asomaban, tenía que aclarar las cosas que rondaban por su obnubilada mente, y quería volver, estar con ella siempre. Pero tenía una misión que cumplir. Algo sumamente valioso para la vida humana.Más que su propia vida.Viento helado se hizo presente en conjunto con una densa neblina, un ruido de botes de basura en la esquina hizo pensar al hombre que se trataba de gatos o perros. Sin embargo, se repitió el mismo ruido al otro lado.Alguien lo seguía. De eso est
Read more
Sabuesos del Infierno
Corriendo sin aliento. Y no era por hacer ejercicio o ganar una maratón de 15 kilómetros, empero, estaba corriendo.Amaba correr, pero ¡Dios! Estaba quedándome sin aliento y no era por una alucinación por haber consumido algo, además, no había consumido ese algo desde hacía meses. Estaba tan desesperada y cansada que al gritar no emití ningún sonido, de todos modos nadie, ni siquiera el viento me oiría, deseaba que alguien corriera para ayudarme. No sabía ni tenía idea de lo que huía, solo que era algo con lo que nadie quisiera toparse.Era una noche a pleno inicio de agosto, llovía como jamás había visto nunca, mi cabello caía pesadamente sobre mi espalda, en ese momento deseé no tenerlo tan largo. Mi rostro era un completo poema dramático. No sentía mis manos y mucho menos mis dedos que temblaban
Read more
¿Es una broma?
Es sorprendente como pueden cambiar las cosas, la luz era intensa y estaba sola. No había nadie, pensé en mamá y en Josh. «Si hubiera sabido que hoy moría probablemente le habría pedido al menos una disculpa a mamá… ¿Cómo fue que vine a parar aquí? Hoy estaba en casa de Polly… regresaba a casa y… ¿Por qué tuvo que pasarme esto a mí!» todo era de un blanco cegador, en la nada ¿en serio había muerto? Lo que más me asustaba era no ver nada, no sabía si soñaba o era una transición. « ¿Estoy muerta?» esa fue la pregunta que temía que alguien me la respondiera, pero no hubo nadie.Sentí algo, como un destello a través de mis parpados, después la blancura desapareció y solo quedaba la negrura y una voz lejana que me decía:—Despierta…
Read more
Desde las Sombras
Después de varias caídas, a Aaron le pareció correcto cargarme aunque protestara, y aunque tenía razón y mi testarudez estaba al borde, el cansancio físico había vencido a la esperanza de conservar mi orgullo. Ya me había hecho la valiente al ver la herida que tanto me dolía y noté que no solo era un rasguño, eran cuatro largos y profundos cortes. Parecían hechos por filosas navajas. Mi jean estaba todo andrajoso, tieso por la sangre, por el lodo y rotos por las garras de aquel monstruo y esto era prueba de que no me había imaginado nada.Mientras iba en los brazos de Aaron, me preguntaba ¿Qué eran esas criaturas? ¿Cómo se llamaban? Porque a decir verdad, no había leído nada con la descripción de ellos. «Aunque tuviesen nombre no me lo hubieran dicho, si hubieran tenido la oportunidad de devorarme lo habrían hecho antes de re
Read more
El desconocido que yo veo
Mamá fue la que se encargó de suturarme las heridas, me preguntó qué animal había sido y yo solo respondí que había sido uno grande. No podía describirlo, ni siquiera el ataque, nadie me creería, mucho menos ella. Siempre daba créditos a los otros antes que a mí. Ella decía que el tiempo que llevaba trabajando en el hospital no había visto heridas semejantes provocadas por un animal, dejé de poner atención cuando se me vino a la cabeza todo lo que había pasado. No podía ser real, sin embargo, aquí estaba la prueba, las cicatrices que me dejaría. Los puntos que mamá iba dejando.«Que no piense ni un solo instante en decir que soy una suicida» me dije, pues en algunas ocasiones ella pensaba que podría hacerme daño cuando pensaba en muchas cosas, que si tuviera una navaja filosa en mano no lo pensaría dos vec
Read more
Una Profecía
Algo me estrujaba la garganta en mis sueños, por lo que al parecer balbuceaba.—Mila…, Mila, querida, despierta —alguien estaba susurrándome.Era la voz de la abuela dándome una leve sacudida en el hombro, y poco a poco fui despertando, ella había descorrido las cortinas blancas, el sol comenzaba a alzarse por las colinas, la abuela se encontraba sentada a un lado de la cama, en mi mesita de noche yacía otra bandeja con un vaso de agua, una taza de té humeante y medicamentos que debía de tomar.Iuggh.—Buenos días —saludé incorporándome.—Oh, buenos días, no quería despertarte, pero debes tomar los medicamentos que dijo Mabel, ella se acaba de ir y Josh se está dando un baño, le expliqué que por hoy no podrás ir a la librería con él.—No —la interrumpí&m
Read more
Sueños Trágicos
Si esto no es drama, entonces díganme ¿Qué es? ¿Alguien podría decirme que estaba haciendo en un lugar como éste? Era por supuesto extraño. Y el vestido. No recordaba haberme puesto un vestido; con volantes y encajes que ceñían mi cintura y caían en cascadas por mi cadera. Era uno extraño y hermoso, como que me gustaba lo singular. Mis hombros estaban al descubierto y tenía el cabello suelto que ondeaba por mi espalda y estaba recogido a la mitad por una peineta. Mis hombros hacían verme flacucha ya que hacían resaltar mis clavículas. Pero mi delgadez no era lo importante, estaba descalza y las hojas estaban húmedas y frías bajo las plantas de mis pies.Todo había comenzado al salir de la casa de Joane, era su cumpleaños número dieciocho y lo celebró a lo grande, pero el bullicio que había adentro era insoportable que hab&ia
Read more
Malos Presagios
Me había dormido de nuevo y eso solo había sido un sueño o una pesadilla.—Estas muy pálida ¿Te sientes mal?—Oh no, joder, me quedé dormida. Lo siento —musité bostezando y observando el colegio que estaba igual, con esos árboles intactos.— ¿Te disculpas por dormir? Yo lo hago todo el tiempo y no me disculpo. Me di cuenta. Y creo que estabas soñando ¿o era una pesadilla? Gritabas “Greg, Greg…”.—Eso creo, no sé porque estoy soñando con esas cosas…— ¿Hablas de los monstruos? ¿O de mí? —Me interrumpió.—De los monstruos. Hoy sentí que perdía a Josh, es extraño.—Creo que es un trauma o algo así, deberías ir con la psicóloga.—No estoy loca —dije de inmediato.Hubo un tiemp
Read more
Algo Extraño
Había terminado otra semana más, en la clase de Historia Polly no hablaba como acostumbraba, era callada y se molestaba por cualquier comentario, incluso casi golpeaba a un chico de la clase por darle una sugerencia, y sí, cuando la veía por primera vez sus ojos se mostraban rojos por un instante. Creí estar soñando y llegué a la conclusión que por mis extraños sueños estaba viendo cosas que no eran, no me atrevía a decirle a alguien, ni siquiera a Greg o a Cedric.La chica nueva; Claire, no había llegado a ninguna de las clases que nos tocaba juntas. No volví a ver al chico de cabello singular que llegué a pensar que se trataba del desconocido. Y todo parecía de lo más normal.El sábado me la pasé casi todo el día encerrada en mi habitación mientras que Josh jugaba en el jardín con la abuela y Aris. Me dispuse a hacer lo qu
Read more
Un Nuevo Amigo
—Es hermoso —dijo después de varios minutos.—Lo es —contribuí y me giré hacia él.Él estaba viendo hacía el frente, tenía un rostro perfecto, hermoso, sus ojos tenían un brillo como del que veía en Josh, tenía un anillo en el dedo índice de la mano izquierda, era extraño, parecía ser de oro muy antiguo que le daba vueltas en su mismo sitio mientras observaba, era como ver a mi hermano cuando estaba nervioso o desesperado. Lo más curioso en todo; es que no me incomodaba su presencia aunque era un perfecto extraño, lo sentía como Greg pero en otro cuerpo.— ¿Te gusta este lugar? —Preguntó estirando una serpiente de gomita con sus blancos y perfectos dientes.—Es lo más cercano a mi padre, es decir, es el lugar donde lo recuerdo mejor —respondí nostálgica, perdi&eac
Read more
DMCA.com Protection Status