BELLA PSICÓPATA

BELLA PSICÓPATA

By:  Demian Faust  Completed
Language: Spanish
goodnovel16goodnovel
0.0
Not enough ratings
12Chapters
436views
Read
Add to library
Report
Overview
Catalog
Leave your review on App

El destacado detective y conocido casanova David Cortés se enfrentará por primera vez en su carrera a un rival inesperado con las mismas habilidades deductivas y seductias de él. ¿El problema? Se trata de una despampanante y super inteligente adolescente psicópata llamada Meredith Lestard.

View More

Latest chapter

Interesting books of the same period

Comments
No Comments
12 chapters
I
¿Quién no se ha sorprendido a sí mismo cien veces cometiendo una acción estúpida o vil, por la única razón de que 'no debe' cometerla? ¿Acaso no existe en nosotros una eterna inclinación, a despecho de la excelencia de nuestro juicio, a violar 'la ley' simplemente porque reconocemos que es la ley?Edgar allan Poe Nadie que no haya conocido en vivo a Meredith Lestard sería capaz realmente de entender la clase de persona a la que nos enfrentábamos; sus capacidades de manipulación y los juegos mentales a los que sometía a las personas a su alrededor. Si, sé que muchos estarán pensando que Lestard era ni más ni menos que una adolescente de 16 años que asistía a un colegio católico privado. Sin embargo, soy poseedor de su diario personal, donde ella misma plasmó sus ideas y motivaciones como una o
Read more
II
Llegué a las oficinas del Poder Judicial, en el conjunto de edificios conocidos genéricamente como “la Corte”, una mañana soleada después de un tiempo de vacaciones obligadas a las que me envió mi superior; Jaime Hernández. Hernández es el jefe de la Sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial. Lo primero que hice fue conversar largo rato con Mariela, una joven novata recién nombrada investigadora. Mariela es una muchacha bonita de cabello castaño y ojos claros, muy sonriente, o al menos sonríe mucho conmigo. Cuando llegó mi compañera Córdoba me despedí de ella y ambos seguimos con nuestros asuntos por separado.—No perdés el tiempo ¿verdad? —me dijo Córdoba una vez que me le acerqué y la saludé con un beso en la mejilla.—¡Que mal pensada! ¿Tan mala reputaci&oacut
Read more
III
Diario de Meredith Lestard.Hoy tuve una entrevista con uno de los detectives del OIJ que está llevando el caso de Aurora. Era un tipo de nos treinta años, delgado, no era guapo pero tampoco era feo. Tenía algún encanto extraño en su forma de hablar. Cuando intenté seducir al detective y me rechazó me di cuenta de que era mi enemigo.Después de la entrevista no me quedó duda alguna de que soy la sospechosa principal del homicidio de Aurora. Tengo que salvarme el cuello a como dé lugar y la única manera que tengo de hacerlo es resolviendo el caso yo misma. Desde que descubrí mi condición me obsesioné con los asesinos seriales, los sociópatas y las personas como yo. Estudié con detalle todo cuanto pude de las vidas de los peores asesinos en serie, criminales sádicos y de los dictadores más crueles y desalmado
Read more
IV
  Desperté al lado de Mariela en medio de un caótico desorden de sábanas, cobijas y almohadas en mi cama. Mi bella compañera parecía estar aún bien dormida. A mi mente llegaron fluidamente los recuerdos gratos de la noche anterior. La conversación en una mesa de tragos, los acercamientos, las miradas que decían más que las palabras, las indirectas y los comentarios que componen ese maravilloso juego de la conquista y el galanteo que, de jugarse bien, culmina como anoche; con un placentero goce sexual entre dos personas que casi no se conocen realmente.Claro, nuestra salida fue un jueves y esa mañana de viernes aún tocaba trabajar. Mi despertar ya se había alargado más de lo correcto y era imposible evitar el llegar tarde, pero de todas maneras teníamos que partir ambos al trabajo, así que la desperté con algunos jalones a su brazo derecho. Tras verme sonri&oac
Read more
V
El cuerpo de Marisol Steiner fue encontrado en medio de un matorral en una finca cercana al Colegio Saint Germian. Aproximadamente a dos cuadras de distancia. Pronto acordonamos la zona, los uniformados custodiaban el lugar manteniendo a raya a los curiosos y los forenses empezaron a hacer su trabajo.La víctima era otra bella adolescente. Rubia, ojiazul, de piel blanca como la leche. Parecía salida de una película de vikingos o de un cuento de hadas. La muerte ya había comenzado a darle un aire mórbido como mostraban las ojeras oscuras que se le comenzaban a dibujar. Me estrujó el corazón… siempre me afecta un poco ver víctimas tan jóvenes.—Preliminarmente —nos dijo a Córdoba y a mí el patólogo que examinaba el cuerpo, el Dr. Johnny Bermúdez— podría aventurar a decir que es el mismo modus operandi. No hay ataque sexual, las marcas en el cuello im
Read more
VI
—Hernández quiere saber cómo vamos con el caso Santa Eduviges —me dijo Córdoba sentándose en su escritorio, que está al frente del mío y trayendo dos tazas de café, una de ellas para mí.—Pues decile la verdad. Aún no tenemos evidencias que inculpen a Lestard.—¿Qué otros sospechosos podemos sopesar además de Lestard?—Hay una conserje de apellido Vargas que tiene historial de abuso de menores. Fue denunciada ante el PANI por agresiones contra su hija menor, negligencia y consumo de drogas y alcohol, aunque las denuncias nunca pasaron a más. Evidentemente es alguien que tiene comportamiento violento.—No… los asesinatos de Aurora y Marisol no fueron violentos y el perpetrador las acomodó apaciblemente.—¿Alguna monja con delirios religiosos a la que le hablo “Dios” y le ordenó m
Read more
VII
La fiesta de cumpleaños de Córdoba se realizó en su apartamento en San Pedro. Era un lugar sencillo pero espacioso y tenía patio, en donde nos pusimos a asar carne. Algo de música trova de la preferida de Córdoba amenizaba el ambiente. Había estado muchas veces en su apartamento y siempre me llamó la atención lo meticulosa que era ella con los detalles. Además le gustaban los gatos así que —además de tener uno real— Córdoba había decorado las paredes con fotos de gatos y con adornos de distintos estilos colocados sobre repisas. Tenía también una alfombra persa, un buen equipo de sonido y unos cuadros muy bonitos de acuarelas en la sala. Mi cita para esa noche se llamaba Gabriela Loría y era una relativamente conocida presentadora de programas de televisión, principalmente programas juveniles de música. Una joven sonriente, de c
Read more
IX
Diario de Meredith LestardCuando leí en las noticias sobre el regreso del Terror Nocturno no pude salvo frotarme las manos complacida. ¡Mi asesino en serie nacional favorito! Tenía mucho más estilo que el Psicópata y no era tan desordenado como el Descuartizador. Por supuesto que me refiero sólo a los asesinos seriales costarricenses pues creo que mi asesino serial preferido de todos es Andrei Chikatilo, aunque siento particular admiración por Elizabeth Bathory.Sí, soy experta en asesinos.La noticia había salido en los periódicos y en la televisión. Conseguí todos los reportajes que pude y los estudié con el mayor detalle. El periódico amarillista La Extra fue el que daba la mejor información con fotografías gráficas, descripciones detalladas e incluso con representaciones de dibujos que mostraban como podí
Read more
X
 Nos reuníamos casi todos los días como equipo de investigación. Johnny Bermúdez nos dio un informe de la autopsia. No se había encontrado rastro alguno de ADN en los cuerpos ni en la zona. El asesino sabía lo que hacía. Balística había identificado el arma como una Colt .45. El psicólogo forense Armando Brenes nos hizo un perfil del asesino identificándolo sin aportar nada que no supiéramos más. Básicamente afirmaba que la motivación principal del Terror Nocturno era llevar orden al caos. Limpiar lo que consideraba “sucio” y que probablemente tenía severos problemas sexuales, pues veía el sexo como algo malo y pecaminoso. Siendo así era probable que nunca hubiera estado casado o tuviera una larga trayectoria de matrimonios fallidos e historial de violencia doméstica, pero aunque pudo estar casado cuando era más joven, debe de t
Read more
XI
Mi amor platónico atacó de nuevo. Sí, sé que suena cursi, y además no soy realmente capaz de amar, eso lo tengo claro, pero lo cierto es que me encanta pensar en el Terror Nocturno. No sé como sea físicamente pero me atrae muchísimo. Es un asesino realmente genial y eso me excita eróticamente. ¡En fin! Tengo un blog en Internet dedicado completamente a los asesinos seriales. Con una frecuencia semanal le introduzco nuevas entradas con información detallada sobre los más famosos asesinos de la historia, algunos políticos como Hitler y Pol Pot, otros que nunca fueron atrapados como Zodiac, Jack el Destripador y nuestro nacional El Psicópata, y otros que si fueron atrapados como el Caníbal de los Andes, Ted Bundy, “Poggo”, etc., cuyas vidas y carreras criminales he estudiado con detalle, dedicación y admiración.Por supuesto que una de la
Read more
DMCA.com Protection Status