Domando al Duque

Domando al Duque

By:  Agatha Rose  Ongoing
Language: Spanish
goodnovel18goodnovel
0.0
Not enough ratings
45Chapters
6.2Kviews
Read
Add to library
Report
Overview
Catalog
Leave your review on App

[Contenido para adultos]: Lo último que necesitaba William «Liam» Windsor, conde de Clifton y pronto duque de Ashbourne, era cruzarse con su ex novia que le había roto el corazón diez años atrás. Sin embargo, el destino dictó lo contrario cuando se metió accidentalmente en su cama y fue sorprendido con las manos en la masa. Impulsado por su venganza, hizo que ella aceptara casarse con él y planeó utilizarla para sus propios fines personales. Tal vez, incluso la hizo enamorarse de él y luego le rompió el corazón. Nunca imaginó que en lugar de tener éxito, sería él quien se enamoraría de ella por segunda vez. Este libro contiene escenas sexuales y el uso de palabras fuertes. [ SEGUNDO LIBRO DE LA SERIE Domando al Multimillonario ]

View More

Latest chapter

Interesting books of the same period

Comments
No Comments
45 chapters
Capítulo 1 — ¿Qué otras chicas? ¿Qué tipo de advertencia?
Lo más importante que Katherine Bennet tenía en su mente esa tarde de sábado, era si quería o no, ir a la fiesta a la que había sido invitada esa noche. Al recordar que el anfitrión era nada menos que Patrycia, también conocida como la prima de Paris de Bourgh, una sonrisa de recuerdo cruzó por su rostro. Paris era su némesis jurada de por vida, habiéndola atormentado en cada oportunidad que se le presentó mientras crecían. Sin embargo, al recibir la petición de Jaxon, el mejor amigo de Katherine, que resultó ser el marido de Paris, de unirse a la fiesta para vigilarla, se encontró en un aprieto y sin saber qué hacer.—Por favor, Katherine, sabes lo mucho que la quiero. Siento mucho pedirte esto, pero no hay nadie en  quien confíe más que en ti así que, por favor. ¿Me ayudará
Read more
Capítulo 2 — ¿No sabes que todo el mundo le llamaba «libertino» por una razón?
Mandy inclinó la cabeza hacia un lado, pareciendo insegura por un momento.—¿No sabes que todo el mundo le llamaba «libertino» por una razón? Es el heredero de un título de duque. Ahora es un conde y su padre es un marqués, porque su abuelo sigue teniendo el título de duque, pero aun así, todo el mundo sabe que tarde o temprano se lo transmitirán.—Soy consciente de ello, pero no estoy segura de entender lo que quieres decir. ¿Qué tiene que ver su título con la advertencia que has mencionado antes?—Bueno, obviamente todas las chicas quieren ser la próxima duquesa o marquesa o incluso condesa. ¿Quién no querría convertirse en miembro de la realeza y casarse con alguien de la soberanía británica? Así que, en última instancia, todas intentan salir con él. Pero él, no es un tipo de chica par
Read more
Capítulo 3 — Lo siento. Hay alguien más. 
Eran alrededor de las ocho cuando Katherine estaba lista para salir de su casa a la fiesta. Había  metido su ropa en una pequeña bolsa de cuero y la había bajado con ella hasta su coche. En no menos de veinte minutos, había llegado a casa de Patrycia y la condujeron al salón, donde ya estaban algunos de los asistentes, entre ellos nada menos que Paris de Bourgh.A primera vista, Paris de Bourgh rebosaba de un extravagante encanto, la imagen misma de la joven  y encantadora esposa de un hombre de éxito. Sin embargo, después de conocerla durante su época universitaria, Katherine pudo ver que su postura era demasiado rígida y que las manos que tenía en el regazo estaban apretadas en lugar de cruzadas. Le hizo preguntarse, si ¿tal vez Paris no estaba contenta con su matrimonio con Jaxon?Paris hab&iacut
Read more
Capítulo 4 —¿Por qué estás  aquí? —¿Tal vez porque esta es mi habitación?
Después de la cena, Katherine encontró un periódico en un estante debajo de una de las mesas laterales y lo llevó a una silla en el otro lado de la sala. Se refería principalmente a la bolsa, al crecimiento de los negocios y a otras industrias. En la página nueve, había una noticia sobre la empresa de William. Naturalmente, iba acompañada de una fotografía suya, ya que era el director general. En la foto estaba sentado en su escritorio, con las mangas de la camisa remangadas sobre los antebrazos bronceados y la corbata suelta. Tenía un aspecto duro, empresarial y, m*****a sea, muy sexy. Sin duda, la cámara la manejaba una mujer. Respiró hondo y trató de dejar de admirarlo. Su mente recordaba lo horrible que él era, cómo una vez casi le había roto el corazón. Luego, el reciente encuentro y el saber que había seducido a una mujer casada, simplemente hizo que cesara cualquier admiración que tuviera por él. Dobló el periódico y lo devolvió al lugar de donde lo había sacado. Des
Read more
Capítulo 5 — Bueno, porque, está casada.
—Vale, —empezó Katherine con un suspiro—. Obviamente esto fue sólo un accidente. Pensaste que yo era París y por eso viniste aquí. Así que la forma más fácil de arreglar esto sería decirle a todo  el mundo que pensabas que yo era ella. —Cuando él no había dicho una palabra, ella levantó la vista para encontrarse con sus ojos. Finalmente, abrió la boca y le respondió con su marcado acento británico: —No puedo hacerlo. —¿Por qué no? —Bueno, porque, está casada. —Le miró fijamente como si acabara de informarle de que el planeta Tierra era redondo.  —¿Y? ¿Acabas de descubrirlo ahora? —William la miró con una mirada incrédula. —No, lo sabía, pero no puedo admitirlo en público. Eso estropearía las cosas. Sólo entonces se dio cuenta de lo que había querido decir. Si admitía abiertamente su relación con Paris, esa información aplastaría a su
Read more
Capítulo 6 — ¡Esto es como un chantaje!
—Cásate conmigo, Kate. —Cuando vio que ella no decía nada, él reiteró—: Cásate conmigo y se solucionará nuestra situación actual. William miró a su ex-novia y se esforzó por mantener la mirada seria en su rostro. Se daba cuenta de lo descabellada que era su sugerencia, pero también recordaba lo que le había dicho su abuelo hacía unas semanas. Otra mala conducta, una mala noticia sobre él que afectara al nombre de los Windsor, al ducado de Ashbourne, y se vería obligado a entregar su título y no formaría parte de la familia. Sinceramente, a Liam le importaba poco el dinero o el título, pero lo último que quería era ser repudiado por su familia. La vio abrir la boca y luego cerrarla como si se quedara sin palabras durante unos segundos antes de que finalmente recuperara la capacidad de hablar. —¿Estás loco? ¿Por qué querría casarme contigo? —Encogiéndose de hombros, le respondió:  —Porque esto resolverá lo
Read more
Capítulo 7 — Parecía que no conocías el tacto de un amante. Ahora todo el mundo no tendrá ninguna duda de que realmente lo somos.
A la mañana siguiente, como si se hubiera despertado de repente de un profundo sueño, Katherine se dio cuenta por fin de lo que se había dicho y hecho. Iba a casarse con su ex novio. ¡Qué cruel puede ser la vida! Había sido bendecida y feliz siendo la que se había escapado y ahora acababa más o menos en el mismo lugar, sólo que en lugar de ser su novia, parecía que se había encontrado con que la habían ascendido a prometida. Durante un largo momento, mareada por la incertidumbre, miró al techo. Sabía que debía despertarse y prepararse, pero no podía. Le daba miedo enfrentarse a la realidad. No debería haber venido a esa fiesta y ahora era demasiado tarde. Forzándose a sí misma, arrastró sus piernas soñolientas hasta el baño. Unos minutos más tarde, salió del baño y oyó que llamaban a su puerta. No tuvo que comprobar la mirilla para saber que era William quien estaba al otro lado. Se abrochó la bata en la cintura y abrió de golpe. —¿Qué quieres? —preguntó en c
Read more
Capítulo 8 — Mi madre habla de nietos, William. Nietos.
Su teléfono móvil sonó dentro del bolsillo de su abrigo, y sin mirar quién era, Katherine ya sabía que era su madre la que llamaba de nuevo. Ya la había mandado al buzón de voz varias veces hoy, pero como ya eran más de las cinco, ya no podía usar la excusa de que no podía atender la llamada porque estaba trabajando. Sinceramente, no le guardaba ningún rencor a su madre y, de hecho, la quería, por lo que no se atrevía a decir otra mentira, sabiendo perfectamente que a su mamá le gustaría hablar de su compromiso o, peor aún, de su boda. No podía decirle lo mucho que amaba a William (lo que sólo podía explicar el apresurado compromiso) cuando en realidad no sentía nada por él. Todo lo que sentía era por Jaxon. No podía dejar que le rompieran el corazón a su mejor amigo cuando podía evitar que le hicieran daño. —Hola, mamá, —saludó y se abstuvo de suspirar. —Katherine Elizabeth Bennet, ¿por qué no has devuelto ninguna de mis llamadas, jovencita? —¿Llamaste? —Fin
Read more
Capítulo 9 — ¡Ella no es tuya!
Katherine apenas podía recordar las caras que la recibieron cuando llegó al vestíbulo de la mansión. Sin embargo, podía recordar vívidamente a París, sentada junto a Jaxon. Sus labios estirados en una sonrisa, pero sus ojos ardiendo de ira cuando William hizo el anuncio con gran placer. Y cuando William tomó la mano de Katherine, que brillaba con el fuego azul de su zafiro, y la elevó formalmente a sus labios antes de rodear posesivamente su cintura con el brazo, la inclinó y le dio otro beso impresionante, Katherine estaba bastante segura de que su némesis quería arrastrarla por el pelo y empujarla colina abajo. Era realmente un acto de dulce venganza, tuvo que admitir Katherine. Sin embargo, mentir a Jaxon, su mejor amigo, había sido difícil. Cuando él la sorprendió al salir del baño y le preguntó qué demonios pasaba, ella sólo pudo sonreír y decirle: —Me voy a casar. —Sí, pero ¿con William Edward Harold Windsor? —Sacudió la cabeza con incredulidad y la mir
Read more
Capítulo 10 — Las historias de amor épicas, no suelen ser sencillas.
A pesar de su reticencia, William insistió en llevar a Katherine a casa e hizo que su chófer condujera el auto de Katherine, siguiéndolos de cerca. —Sabes que soy perfectamente capaz de conducir mi propio carro, —comentó mientras él giraba en el cruce cercano a donde ella vivía—. No hace falta que me lleves a casa. —Sé que lo eres y sé que no es necesario, —respondió mientras le dirigía una breve mirada antes de volver a centrar sus ojos en la carretera. —De acuerdo, ¿entonces por qué lo hiciste de todos modos? —El coche redujo la velocidad hasta detenerse por completo justo delante de su edificio.  —Porque quiero. —Se desabrochó el cinturón de seguridad y giró el cuerpo para poder mirarla de frente—. Ahora eres mi prometida, Kate. —Katherine, —corrigió—. Sólo mi madre me llama Kate. —Bueno, me gusta más Kate que Katherine y además te llamaba así todo el tiempo, cuando salíamos en el inst
Read more
DMCA.com Protection Status