Una segunda oportunidad

Una segunda oportunidad

By:  Dawn Rosewood  Updated just now
Language: Spanish
goodnovel4goodnovel
9.9
Not enough ratings
131Chapters
684.7Kviews
Read
Add to library
Report
Overview
Catalog
Leave your review on App

Aria era la Luna de la manada Neblina Invernal, conocida por sus logros en estrategia de batalla. Su contribución fue crucial para que su manada se convirtiera en la más poderosa de todo el país. Todo debía ser perfecto en su vida. ...Pero no lo era. En realidad, la vida de Aria era cualquier cosa menos exitosa. Estaba indefensa ante los caprichos de su abusiva pareja Alfa y su amante. Con una pareja que nunca la amó, mientras ve crecer su relación, sus opciones son huir o morir intentando mantener su posición como Luna. Pero esta no es la historia de cómo Aria cambia el corazón cerrado de su pareja hasta que finalmente la ama. No, esta es la historia de cómo Aria murió. Así que cuando se le presenta la oportunidad de volver atrás en el tiempo e intentarlo de nuevo... ¿la aprovechará? ...¿O está destinada a revivir sus errores una vez más? ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ "...¿Y si me niego?", pregunté con dudas. "Entonces permanecerás en el Abismo, reviviendo tus recuerdos terrenales para siempre". Mi mente recordó las imágenes que acababan de atormentarme, mostrándome mi muerte una y otra vez. Ahora sabía que ella debió haberme mostrado esos recuerdos estratégicamente para que tuviera una idea de cómo serían las cosas si rechazo la oferta. "Entonces no quiero volver a ser Luna... y no quiero ser la pareja de Aleric", dije, sorprendiéndome incluso a mí misma de estar negociando con una Diosa. Pero no podía quitarme la sensación de que algo no cuadraba. "Ese es el destino que he elegido para ti". "Entonces no acepto", argumenté. "Creo que hay algo que no me estás diciendo. Debes tener una razón por la que necesitas tanto que vuelva". Se quedó en silencio, sus ojos plateados me miraban con recelo. "...Así que estoy en lo cierto", dije, tomando su silencio como confirmación.

View More

Latest chapter

Interesting books of the same period

Comments
No Comments
131 chapters
Capítulo Uno
“Parece que ya están todos aquí”, dijo Aleric, proyectándose hacia la multitud. “Estamos reunidos hoy aquí para ser testigos del juicio de Ariadne Chrysalis, antigua Luna de la manada Neblina Invernal”. Sus ojos recorrieron los rostros de todos los presentes antes de posarse finalmente en mí. “¿Juras por el nombre de la Diosa, Ariadne, que dirás toda la verdad durante este juicio?”, preguntó Aleric. Me encontré con sus penetrantes ojos verdes, y un escalofrío me recorrió la espalda. Cómo me atormentaban esos ojos. “Lo juro”, respondí en voz alta y con seguridad. “¿Y cómo te declaras?”. Contuve la respiración, con el corazón acelerado en el pecho. “Inocente”. .** Dos semanas antes ** “Ella está embarazada”, me dijo Aleric. Me quedé mirándolo fijamente con sorpresa y con la cara pálida. Mi pareja destinada, el amor de mi vida, me estaba diciendo que había dejado embarazada a una chica. Una chica que no era yo. Fue como una patada en las tripas. El vínculo d
Read more
Capítulo Dos
Ella era varios centímetros más alta que mi 162 cm, tenía el pelo rubio y unos suaves ojos marrones caramelos. Thea era deslumbrante, cualquiera lo podía ver. Sus largas y esbeltas piernas eran siempre visibles, y su ropa siempre acentuaba sus mejores rasgos en cualquier atuendo que llevara. Era fácil ver por qué Aleric se había enamorado de ella. “¡Aria!”, me gritó ella. Ella estaba al final del salón, en dirección a la sala de estar de la comunidad, y lucía como si estuviera esperándome. Pero no me detuve a hablar con ella. No, en lugar de eso, opté por fingir que no la había oído y me fui hacia mi habitación. “¡Aria, espera!”, volvió a gritar ella. Pude oírla empezar a perseguirme rápidamente. Thea era fácilmente la última persona con la que quería lidiar en ese instante. ¿Por qué intentaba ponerle las cosas más difíciles antes de que siquiera tuviera tiempo de procesar completamente lo que había sucedido? Pero antes de que pudiera llegar a las escaleras, su mano me a
Read more
Capítulo Tres
Un escalofrío me recorrió la espalda. Conocía bien esta expresión. ...Él estaba furioso conmigo. Intenté apartarme de él de inmediato, pero sabía que era demasiado tarde. Él se acercó a grandes zancadas, me agarró rápidamente el cuello con la mano y me inmovilizó contra la pared detrás de mí. Y, al instante, el dolor se disparó desde mi hombro, donde se golpeó contra la pared con brusquedad. “Aleric... Por favor...”, gemí ante su estrangulamiento, luchando por respirar. Su mano se aflojó ligeramente, pero solo para asegurarse de que le escuchaba bien. Era una locura, pero incluso en un momento así, el vínculo de pareja seguía haciendo saltar chispas en el lugar donde su mano tocaba mi piel. Era repugnante cómo una Diosa podía hacerle esto a su hija, hacerle sentir esas sensaciones incluso en una situación como esta. “¿Crees que eres tan importante que puedes tratar a Thea de esa manera?”, me rugió él en la cara. “Aleric... ella vino a buscarme primero y…”. “¡Sufic
Read more
Capítulo Cuatro
Se desató una pelea desenfrenada que provocó el pánico masivo dentro de la sala de reuniones. Todos se pusieron rápidamente de pie para distanciarse lo más posible de la pelea, pero no había mucho espacio para moverse. En poco tiempo, los gruñidos y los chasquidos eran los únicos ruidos que se oían procedentes del lobo de mi padre mientras Aleric luchaba contra él en su forma humana. “¡Brayden!”, gritó Aleric finalmente, resoplando por el esfuerzo de la lucha. Mi padre era fuerte, casi tanto como Aleric. Era cierto que Aleric ganaría al final en una pelea uno a uno, pero mi padre le haría severas heridas al terminar. No lo derribarían fácilmente. Brayden no dudó ni un segundo antes de agarrar a mi padre por la espalda y empujarlo al suelo. Junto con Aleric, utilizaron su peso para inmovilizar al gran lobo. “¡Tráiganme unas esposas de plata y llévenlo a las celdas de inmediato!”, le ordenó Aleric furiosamente a todos los presentes. Todos se dispersaron rápidamente para ob
Read more
Capítulo Cinco
Las celdas eran frías, húmedas y sucias, con pocas comodidades. Solo tenía una cama, un retrete y un lavabo, y me dieron una sola manta para calentarme. El espacio era mínimo, cada celda tenía tres paredes de piedra y barrotes a lo largo de la pared donde estaba la puerta. Habían pasado ya siete días y ese día, por fin, iba a ser juzgada ante la manada por mi presunto asesinato. Sabía que las pruebas estaban en mi contra. De hecho, sería casi imposible para mí ganar esto. La única esperanza que me quedaba era que Sophie siguiera viva. Si ella podía testificar diciendo que había sido testigo de primera mano de cómo había estado dentro de mis aposentos toda la semana, lo que hacía imposible que hubiera envenenado a Thea, entonces se verían obligados a abrir la puerta a la posibilidad de que yo no fuera el culpable. “Levántate”, me ordenó un guardia con brusquedad desde el exterior de mi celda. Yo lo reconocí. Su nombre era James y, a lo largo de los años, había visitado a su fami
Read more
Capítulo Seis
"Ariadne está acusada de asesinar al heredero del Alfa nombrado mediante el uso de hierbas venenosas", continuó Aleric. "Al hacerlo, también puso en peligro la vida de uno de nuestros compañeros de la manada, Thea Woods. En el juicio de hoy se analizarán las pruebas para determinar si es culpable de estos crímenes". Un sudor frío se formó en mi nuca mientras escudriñaba discretamente con la mirada a mi alrededor, tratando de ver si podía divisar a Sophie. Pero no pude encontrar su rostro familiar en ninguna parte. Eso aumentaba mis nervios a medida que pasaban los segundos. "¿Juras por el nombre de la Diosa, Ariadne, que dirás toda la verdad durante este juicio?", preguntó Aleric, atrayendo de nuevo mi atención hacia él. Miré sus penetrantes ojos verdes, y un escalofrío me recorrió la espalda. Cómo me atormentaban esos ojos. "Sí", respondí en voz alta y con seguridad. "¿Y cómo te declaras?". Contuve la respiración, con el corazón acelerado en el pecho. "Inoce
Read more
Capítulo Siete
El último pedazo de esperanza que tenía dentro de mí murió ante sus palabras. Sophie me había traicionado, me había echado y le había mentido descaradamente a todo el mundo. ¿Cómo pudo hacerme esto después de todo lo que habíamos pasado? La había amado tanto, había confiado en ella implícitamente, y sin embargo ahora actuaba como si yo no significara nada para ella. Los ojos de Sophie empezaron a llenarse de lágrimas mientras su voz entrecortada pasaba entre la multitud. "Ariadne se había angustiado con la noticia del embarazo de la señorita Woods y vi cómo esto empezaba a erosionar su cordura; algo que había visto que ya estaba disminuyendo antes. Mientras trabajaba, la vi experimentar varios ataques de histeria, riéndose de las cosas más horribles. Y sus cambios de humor eran aún peores. A veces era muy dulce, otras veces cambiaba como un interruptor de luz, se volvía irritable y se enfadaba sin previo aviso". No podía creer lo que estaba escuchando. Tomaba un pequeño inciden
Read more
Capítulo Ocho
Hacía frío. No había luz. Solo la oscuridad me rodeaba.No estaba segura de lo que había esperado para cuando muriera, pues los hombres lobo no parecían tener ninguna hipótesis real sobre lo que venía después de la muerte. Estoy segura de que los humanos pensarían que debíamos ser arrojados al infierno, siendo todo nuestro ser una criatura opuesta a los caminos de sus leyes naturales. Pero no teníamos ningún pensamiento o valor al respecto.¿Esperaba que la Diosa me abrazara y me condujera a unas puertas perladas? Ella me había abandonado en vida, solo podía asumir que me abandonaría también en la muerte.Me quedé acurrucada en la oscuridad durante más tiempo del que podía calcular. Me parecieron días, o incluso años, pero el tiempo no parecía moverse de la misma manera allí. Por lo que sé, podrían haber pasado solo segundos en este abismo eterno.Pero de pronto, sin previo aviso, la luz me rodeó y comencé a caer. A mi alrededor había imágenes de mis recuerdos, que pasaban flotan
Read more
Capítulo Nueve
Una alarma sonaba en mi cabeza. Era tan fuerte que golpeaba agresivamente mi ya adolorido cerebro. Sin embargo, no fue hasta que me volteé hacia la fuente y abrí los ojos que me di cuenta de que era un despertador. Un despertador que no había visto en años. Me senté al instante en la cama y observé mi entorno. Era el dormitorio de mi casa familiar, el dormitorio en el que había vivido hasta mi mayoría de edad. Todo parecía exactamente igual. ¿Era todo un sueño? ¿Había muerto realmente? Salté de la cama y corrí hacia mi espejo, y pude sentir la diferencia al instante tras moverme. Era más baja, más ligera. Mis miembros no se sentían tan musculosos. ...Y me sentía extraña. Como si me faltara algo.Al mirar mi reflejo, me di cuenta rápidamente de que era joven. Mucho. Mis mejillas estaban más rellenas y mis ojos más redondos. Las líneas de tensión que había acumulado durante mis años de maltrato habían desaparecido por completo. Me veía casi... bonita. ¿Había pensado eso ant
Read more
Capítulo Diez
Era exactamente como lo recordaba. Pero supongo que era de esperar, ya que, en mis recuerdos, la última vez que vi ese lugar fue dentro de tres años. La escuela estaba formada solo por hombres lobo, ya que nuestra manada se daba ese lujo. De hecho, todo nuestro territorio era desconocido para los humanos, por lo que teníamos total secretismo y seguridad. Pasé por delante de la multitud de niños que charlaban en sus grupos, ignorando que yo estaba allí, pero no me molestó. Así había sido siempre la escuela. Todo el mundo me odiaba o tenía demasiado miedo de hablar conmigo porque suponían que yo sería la futura Luna. Sin embargo, esto estaba bien. Siempre estaba demasiado ocupada con el estudio como para prestar mucha atención a toda la parte social. Entré directamente en el edificio principal, llena de confianza, antes de darme cuenta de que ni siquiera sabía a dónde iba. Ni siquiera podía recordar dónde estaba mi casillero, y mucho menos cuáles eran mis clases del día. No creo q
Read more
DMCA.com Protection Status