Capítulo 8 Haydn Interfiere

Ray estaba a punto de decir algo cuando Elior lo interrumpió de repente. Los ojos limitados profundamente de este último brillaban con una luz de astucia mientras decía, “¿Oh, ella? Ella hizo enojar al Amo Stewart, Allí, ¿ves eso? La botella de vodka.” Elior apuntaba casualmente a la botella que estaba sobre la mesa. “Amo Stewart le dio a ella dos opciones: o beber la botella entera o besar al hombre en frente de todos como entretenimiento.”

“Oh~” Haydn alargó su “oh” y caminó lentamente hacia Jane mientras emitió una vaga vista hacia Sean, quien aún estaba sentado en su sillón. Haydn frotó su mentón arrogantemente, diciendo,

“En serio que tienes un buen sentido del humor, Amo Stewart. Ya que quieres ver un apasionado beso, ¿debería ofrecerme como el actor principal? No es mi intención presumir, pero soy bastante bueno como besador. El mejor, diría yo.”

Con eso, se movió rápidamente, extendiendo sus largos brazos y halando a Jane, quien aun estaba aturdida, hacia su abrazo.

Jane no tuvo tiempo de reaccionar en absoluto, cayendo justo en sus brazos. En el siguiente instante, había un afecto en sus labios, y sus ojos se dilataron abruptamente.

¿Ella estaba… siendo besada?

¡Whoosh!

Su rostro se puso caliente instantáneamente, poniéndose roja desde la base de sus orejas hasta las puntas de sus dedos del pie.

Haydn estaba sorprendido por la sensación de esa pequeña boca debajo de sus delgados labios… ¡En realidad se sentía muy bien!

Él no pretendía ir muy a fondo. Su acción traviesa pretendía sólo tocar los labios de ella, pero él estaba enamorado increíblemente de la sensación de sus labios.

Cuando estaba a punto de ir más profundo, a una fuerza jaló fuertemente a la mujer de sus brazos.

Haydn no consiguió la dulzura que él estaba buscando, así que vio al hombre que se llevó a Jane.

“Sean, regrésamela.”

La expresión de Sean estaba oscura y su mirada era afilada. “Ella me hizo enojar, por lo tanto, nadie se la puede llevar antes de que yo desahogue mi furia.”

Haydn levantó su ceja ante Sean. Los dos eran amigos pero rivales al mismo tiempo, y siempre fueron así desde que eran niños. Aunque después, Haydn había seguido a sus padres a salir fuera del país mientras que Sean se quedó aquí, su relación nunca había cambiado.

Aun así, de pensar que Sean se interesaba tanto por esta mujer… La curiosidad de Haydn lo estaba matando, por eso vio a la mujer que estaba detrás de la espalda de Sean. Estaba asombrado de qué tan roja ella se había puesto.

De repente, él recordó cómo ella nunca había sido abrazada por un hombre antes de su encuentro anterior. Será que incluso el beso fue…

“Oye, ¿ese fue tu primer beso?”

¡Whoosh!

La cara de Jane se puso inclusive más roja que la nalga de un babuino, y pareciera que sus orejas estaban listas para gotear sangre. Ella no tenía nada que decir; su rostro rojo y brillante era suficientemente una respuesta.

Ni el mismo Haydn se había dado cuenta de qué tan maravilloso él se estaba sintiendo en estos momentos.

Sus labios se incurvaron, y miró a Sean con una media sonrisa. “¿Qué pasa si insisto en llevármela?”

Las aclamaciones caóticas de Ray surgieron alrededor de ellos, y los silbidos comenzaron una tras otra. “!Elior, saca tu teléfono, rápido! ¡Graba esto! ¡El Amo Soros está realmente retando a Sean Stewart por una mujer! Si le vendemos esto a la revista, ¡conseguiremos una muy buena paga! ¡Te aseguro que esto será los titulares de mañana!”

Elior se sirvió una copa de whisky y levantó una ceja a Ray, quien evidentemente estaba emocionado. “Te prometo que si intentas hacer eso, los titulares mañana será sobre un desconocido cuerpo desnudo flotando sobre el Río Huanpo.”

“Ugh…”

Sean ya había visto esa cara roja como remolacha de Jane por supuesto, y de repente, él halló esa expresión tímida extremadamente irritante.

Su mirada fuerte cayó sobre sus labios fríamente, y redujo sus ojos, considerando algo.

Su mirada atrevida hizo que Jane se diera la vuelta, sintiéndose torturada. Ella quería escapar la mirada misteriosa que él le estaba dando.

Sin embargo, eso sólo hizo que Sean se enojara aún más por alguna razón. Su agarre en su muñeca era como un tornillo, luego él se agachó y la levantó, aventándola a ella sobre sus hombros como un saco. Mientras que Haydn, Ray y Elior miraron atentamente y con la boca abierta, él se dirigió hacia afuera de la puerta.

Haydn fue el primero en reaccionar, su humillación convirtiéndose en enojo.

“!Detente!” Él perseguía detrás sin decir una palabra más.

La quijada de Ray aún estaba abierta holgadamente. No había procesado qué fue lo que había sucedido justo ahora todavía.

Elior se puso de pies del sofá abruptamente. “Esto sólo se está poniendo mejor.” Él los siguió sin mirar a Ray. Finalmente, Ray se recuperó y saltó sobre sus pies. “!Espérenme! ¡La diversión debe ser vista juntos! Entre más somos más alegres, ¿cierto?”

Susie se había puesto pálida por completo. Se sentía como si sus pies estuvieran pegados en el suelo, y ella no se podía mover. Todo lo que ella sabía era… Todo se terminó. Realmente se la había aplicado a Jane.

Estuvo atormentada con culpa, pero no sabía qué podía hacer.

Si le decía a Alora, iba a ser el fin para ella. Si Alora se enteraba que ella había sido grosera y ocasionó un desastre tan grande como éste, definitivamente, iba perder el trabajo como camarera.

Por una parte, ella se sentía culpable. Por otro lado, ella estaba preocupada por que iba meterse en problemas también si Alora se enteraba. Susie estaba extremadamente destrozada y en conflicto.

Finalmente…

“Todo saldrá bien. Debe estar bien. Jane sólo es una conserje y Amo Stewart sólo estaba un poco enojado. No hay manera de que él torture a una conserje por eso. Sí, es correcto. Todo saldrá bien,” Susie se murmuraba a sí misma, tratando de convencerse y engañarse para sentir menos culpa.

Haydn los persiguió rápidamente. Sean caminó por delante de él, pero de repente, dio la vuelta, y su larga pierna hizo un ángulo perfecto en el aire mientras sacó una patada perfecta hacia Haydn, obligando a este último a retroceder. Después de eso, caminó rápidamente hacia dentro del elevador que estaba justo a lado de él.

¡Haydn quiso seguirlo, pero las puertas del elevador se cerraron fuertemente justo enfrente de sus ojos!

¡Estuvo tan cerca! Haydn estaba tan furioso que golpeó con un puño las puertas del elevador.

Ray y Elior eran los perfectos cómplices, y llegaron a la escena, uno detrás del otro.

Ray disfrutó en caos, alentó a Haydn, al decir, “¿Wao, es en serio? ¡¡¡El elevador está en el piso 28 ahora!!! Oye, Elior ¡mira! ¿Qué opinas de lo que Sean está tramando? ¿Llevando a una conserje al piso 28?” Los primeros seis pisos del edificio eran el centro de entretenimiento, comúnmente conocido como club de noche. Sin embargo, la clientela del East Emperor consistía de ricos y poderosos, y éstas personas siempre eran gente con clase y elegante en lo que hacían.

Todo arriba del sexto piso no era nada más que un hotel.

Y saber por qué el lugar fue diseñado de ésta manera… No era necesario decirlo. Cualquiera con un poco de cerebro entendía el por qué.

Los ojos reducidos y largos de Elior brillaban ingeniosamente y le dio una sonrisa fría a Ray. “Oye, la conserje sigue siendo una mujer. No hay razón para enloquecerse por eso.”

Eso sólo empeoró las cosas. Ray no podía no preguntarse en voz alta, “Es en serio, ¿qué sucede con el gusto de Sean? Que locura.” ¿Llevando a una conserje a un cuarto de un hotel? Ray chasqueó su lengua. Cuando recordó la figura y apariencia de la aseadora, no pudo resistirse a estremecerse.

“!Mie*da!” Haydn lanzó un puño a las puertas del elevador nuevamente cuando escuchó eso, y luego comenzó a presionar fuertemente el botón de arriba.

“Oye, Haydn, ¿en serio vas detrás de ellos? Tú acabas de regresar del extranjero, así que no sabes, pero el piso 28 le pertenece a Sean por completo. No puedes ir a ese piso sin tener una tarjeta de acceso.”

La expresión de Haydn se tornó morado.

El elevador ascendió rápidamente, y luego las puertas se abrieron con un sonar. Sean salió apresuradamente del elevador con Jane tirada sobre sus hombros, caminando por la sala con un aire familiar antes de entrar directamente a la habitación.

¡Bam!

Jane sintió su visión borrosa por un segundo, y luego ella fue aventada en la alfombra Persa sin piedad. “Mgh~” Antes de que ella pudiera reaccionar, sintió un fuerte dolor en su mentón, obligándola a abrir sus ojos. El hermoso rostro pero letal de Sean estaba justo enfrente de sus ojos.

“Jane Dunn,” dijo lentamente el hombre con su voz fría. El cuerpo de Jane no pudo evitar temblar, pero él prosiguió, “Jane Dunn, hoy me has sorprendido en realidad.”

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status