Capítulo 15  

Gerald se dio la vuelta tan pronto como escuchó la voz de la chica.

Vio a una hermosa chica alta y rubia vestida con pantalones ajustados de mezclilla y un par de tacones altos detrás de él en ese momento.

Sus manos estaban en sus caderas mientras miraba a Gerald con una mirada de desprecio en su rostro.

“Gerald, ¿De verdad crees que está bien depender del subsidio que le ha sido asignado por el sindicato de estudiantes, cuando en realidad usted compró un producto de lujo cuyo valor es de cincuenta cinco mil dólares para usted? ¡Déjeme decirte algo! ¡No vamos a incluirlo en la subvención escolar para el próximo año!” la joven le dijo a Gerald de una manera fría.

“¡Whitney, Gerald recibió el dinero como recompensa por salvar la vida de esa joven! Los padres de la joven le dieron la tarjeta de compras para agradecerle su amabilidad. ¿Por qué revocaría el subsidio de Gerald? ¿De verdad piensas que eres tan genial solo porque usted es la presidenta de la asociación de estudiantes?”

La presidenta del sindicato estudiantil miró a Harper con una expresión fría en su rostro sin decir nada en absoluto.

“¿Qué tiene esto que ver contigo de todos modos? ¿Acaso usted no sabe que la única razón por la cual Gerald puede en realidad recibir un subsidio para estudiantes es simplemente debido al sindicato de estudiantes? ¡La razón por la que luchamos tanto por su subsidio fue porque sabíamos que necesitaba ayuda! Sin embargo, ¡compró una bolsa Hermes por valor de cincuenta y cinco mil dólares para él! ¿Acaso no escuchó los rumores que todo el mundo está esparciendo por toda la escuela hoy?”

“¡Has causado un daño muy serio al sindicato de estudiantes debido a tus acciones! ¡Esta acción por sí sola es suficiente para que revoquemos su subsidio! "

Whitney miró a Gerald con disgusto en sus ojos. Obviamente, todos sabían sobre la bolsa de Hermes debido a la transmisión en vivo de Felicity anoche.

Además, Whitney era la presidenta del sindicato de estudiantes y también una de las estudiantes favoritas del canciller en la universidad.

Whitney Jenkins procedía de una familia muy favorable y también era muy buena en lo que hacía. Ella pudo manejar muchas situaciones difíciles y como era la presidenta del sindicato de estudiantes, estaba a cargo de casi todos los departamentos de la universidad.

Todos los profesores y tutores de los diferentes departamentos también estaban muy familiarizados con ella.

Tenía las características típicas de un líder y, por lo tanto, a Whitney no le importaba alguien que no tuviera dinero ni poder como Gerald.

Sin embargo, respetaba el hecho de que Gerald siempre había sido muy obediente y estaba dispuesto a hacer lo que ella le pidiera. Esa fue la razón por la que ella siempre lo ayudó a obtener el subsidio todos los años.

Los otros estudiantes más pobres de la universidad no estaban dispuestos a actuar como trabajadores libres para Whitney solo para poder obtener el subsidio.

Ésta era también la razón por la que a Harper le desagradaba Whitney.

"Gerald, ¿por qué no me dices qué debemos hacer al respecto?" Whitney preguntó mientras miraba a Gerald.

Gerald frunció el ceño. Para ser honesto, ya no necesitaba depender del subsidio otorgado por el sindicato de estudiantes.

Sin embargo, a pesar de que Whitney lo despreciaba, el subsidio que había recibido en el pasado se debía a sus esfuerzos.

Gerald preguntó: "Entonces, ¿qué quieres de mí?"

"Bien entonces. Ya que estás preguntando, yo me aseguraré de que puedas continuar recibiendo el subsidio si haces algo por mí. Si lo haces bien, ¡le perdonare el daño que le ha hecho a la reputación del sindicato de estudiantes!”

Whitney se refería al hecho de que todos estaban regañando a Gerald y llamándolo tonto porque usó la tarjeta de compras para comprar una bolsa.

Whitney se llenó de odio mientras pensaba en ello.

¿Cómo pudo este pobre tener tanta suerte? ¿Por qué alguien le daría una Tarjeta del Comprador Supremo Globalmente Universal así de sencillo?

¡Por otra parte, Gerald incluso le dio a alguien una bolsa Hermes bolsa de cincuenta y cinco mil dólares como regalo de cumpleaños!

¡Cincuenta y cinco mil dólares!

Si se lo hubiera dado a ella, sería mucho más feliz.

Sin embargo, Gerald no le dijo nada y ni siquiera pensó en ella. Entonces, Whitney decidió darle una lección usando el subsidio como moneda de cambio.

¡Ese tonto!

"¿Qué quieres que haga por ti?" Gerald preguntó con una expresión tranquila en su rostro.

“Es realmente muy simple. El sindicato de estudiantes llevará a cabo un gran evento la próxima semana y necesitamos a alguien para limpiar el lugar. Por lo tanto, ¡quiero que nos limpies el auditorio! Si lo haces, ¡continuaré ayudándolo a solicitar su subsidio el próximo año! ¿No digas que no estoy ayudándote, Gerald? Creo que hoy deberías saltarte la clase. ¡Ya he preparado una carta para ti!”

Whitney dijo mientras le lanzaba la carta falsa a Gerald. Después de eso, se dio la vuelta y se alejó con sus tacones altos.

"¡Maldición! ¡Esa mujer es una bravucona! "

Harper maldijo en voz alta de inmediato.

El compañero de habitación de Gerald, Benjamin, también estaba muy furioso en ese momento.

“No te preocupes, Gerald. Creo que no deberías limpiar el auditorio. ¿Sabes lo grande que es el auditorio? ¿Cómo puede Gerald limpiar el lugar por su cuenta? Vayamos a clase ahora ".

Palmeó a Gerald suavemente en su hombro.

"Pero ¿qué pasará entonces con el subsidio de Gerald?"

Los compañeros de habitación de Gerald estaban un poco preocupados por él.

Después de pensar por un momento, Harper finalmente aplaudió:

"¡Está bien! ¿Por qué no vamos juntos al auditorio para ayudar a Gerald a limpiar el lugar? Como somos tantos, podremos hacerlo aún más rápido ".

"¡Bien entonces! ¡Eso suena como una buena idea!"

Los compañeros de habitación de Gerald asintieron al unísono.

Gerald sintió calor en su corazón.

De hecho, a pesar de que Gerald había sufrido tanta humillación en la universidad durante los últimos tres años, seguía siendo muy optimista.

Esto se debía a que logró conocer a un montón de gente que podía llamar sus hermanos a causa de su pobreza.

Estos eran hermanos que realmente pensaban en lo mejor para él.

Sin embargo, Gerald nunca podría permitir que fueran castigados junto con él.

Para ser honesto, Gerald realmente quería decirles que en realidad era un chico rico de segunda generación.

Sin embargo, Gerald temía que su amistad llegará a su fin tan pronto como les dijera la verdad sobre sí mismo.

Gerald sintió que su amistad y preocupación eran la verdadera riqueza para él y no quería perder eso.

"Olvídalo Yo limpiaré el lugar por mi cuenta. No sería la primera vez que estaría limpiando el auditorio de todos modos. ¡Por otra parte, todos ustedes no son tan hábiles como yo y pienso que ustedes no podrían ayudar mucho aun si vinieran conmigo!”

Después de pensarlo, Gerald decidió no revelar su identidad todavía.

Por lo tanto, solo podía soportar esto por el momento.

Después de eso, Gerald se dirigió solo al auditorio.

“Gerald, ¿por qué tardaste tanto en venir aquí? ¿De verdad piensas que eres tan genial simplemente porque usted compró una nueva bolsa?”

Whitney comenzó a insultar a Gerald tan pronto como entró en el auditorio.

"¡Jajaja!"

Todos los que estaban ensayando para el próximo evento en el auditorio se echaron a reír tan pronto como escucharon las palabras de Whitney.

Esto se debía a que iban a realizar una actuación la próxima semana.

Por lo tanto, Whitney decidió pedirle al equipo del departamento del sindicato de estudiantes que ensaye para su actuación aquí.

“¡No digas eso! Después de todo, ¡podía permitirse comprar una bolsa por valor de cincuenta y cinco mil dólares! ¿Cómo podemos siquiera compararnos con él? "

“¡Sí, es mejor que tenga cuidado al hablar, presidenta! De lo contrario, ¡Gerald podría convertirse en un hombre rico y poderoso que puede arrojarle dinero a la cara! "

El grupo de chicas miró a Gerald mientras se reían a carcajadas.

Además, el grupo de chicos miraba a Gerald con una expresión de envidia en sus rostros.

De hecho, todos estaban celosos. Estaban celosos de la suerte de Gerald.

Si tuvieran cincuenta y cinco mil dólares, ¡ellos podrían comprar la bolsa y dárselo a su presidenta, Whitney, en su lugar!

Gerald se hizo de oídos sordos y ni siquiera se molestó en responder.

Después de eso, tomó una escoba mientras se preparaba para limpiar el desorden que habían dejado atrás.

"¡Vete! ¿De verdad piensas que eres un hombre rico y poderoso ahora?”

En ese momento, un chico alto y musculoso se acercó mientras empujaba a Gerald a un lado de una manera dura.

Gerald casi se cae por su culpa.

Por supuesto, Gerald sabía quién era el chico. Su nombre era Victor Wright y era el vicepresidente del sindicato de estudiantes y también el capitán del equipo de baloncesto de la universidad.

Su familia se especializaba en comercio y él también era muy rico.

También contribuyó con una parte justa a toda la humillación que había sufrido Gerald en sus tres años de vida universitaria.

"¡Víctor! ¿Por qué estás aquí?"

Whitney estaba muy sorprendida y se animó tan pronto como vio a Victor.

Esto se debía a que Víctor era el tipo de chico al que Whitney le interesaba. Él no sólo era alto, guapo, y rico, pero también era un muy buen jugador de baloncesto.

Él era el tipo de chico del que las chicas se enamorarían perdidamente.

Al mismo tiempo, muchas chicas del equipo de actuación miraron a Víctor mientras se sonrojaban levemente.

"¡Oh! Estoy aquí porque salí temprano para modificar mi auto hoy, ” Víctor respondió mientras tomaba un sorbo de agua.

"¿Auto? ¿Qué? Víctor, ¿compraste un auto?

Algunas de las chicas preguntaron con sorpresa.

"Jajaja. Sí, compré un Audi A6 solo para divertirme ". Víctor respondió mientras se reía entre dientes.

"¡Guau!"

Todas las chicas guapas quedaron muy impresionadas en ese momento.

Incluso Whitney se conmovió un poco cuando escuchó sus palabras. "¿Su auto es nacional o importado?"

De hecho, no importaba si el automóvil era nacional o importado porque un Audi A6 era un automóvil muy potente.

"¡Importado! ¡El amigo de mi papá me ayudó a conseguirlo por cien mil dólares más barato! Jajaja” respondió Víctor mientras sonreía.

En ese momento, había una expresión extraña en el rostro de Whitney.

Además, Gerald, que estaba barriendo el piso, no pudo evitar escuchar a escondidas su conversación cuando escuchó que estaban hablando de autos.

Gerald siempre había soñado con tener su propio auto.

¡No le importaba la marca y tipo de automóvil mientras fuera un automóvil!

¿Por qué era este su sueño? Esto se debía a que en el pasado, Gerald nunca habría podido permitirse comprar un automóvil.

Por lo tanto, sintió mucha curiosidad al escuchar su discusión.

Estaba muy distraído en ese momento.

Él ni siquiera se da cuenta de que su escoba barría sobre los pies de una chica mientras se sentaba en la tribuna.

"¡Ahh!"

Gerald solo se dio cuenta de lo que había hecho cuando la chica gritó en voz alta.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status