Share

Capítulo 14

Jane quedó sorprendida por la apariencia tan extravagante y se preguntaba si esos tipos estaban allí por él.

¡Ella descartó ese pensamiento muy rápidamente!

¡Imposible! El pobre perdedor no podría conocer a nadie tan poderoso.

Stephen salió del tercer coche y entró a la Corte Esmeralda. Jane se levantó rápidamente para saludarlo, pero él la ignoró por completo y fue directo hacia Charlie.

"Joven Maestro, aquí estoy con el dinero".

Entonces, Stephen hizo un gesto con la mano. Los sementales guardaespaldas entraron en la tienda, colocaron el maletín en el suelo y lo abrieron.

¡Estaba lleno de efectivo hasta el borde!

¡Todos se quedaron boquiabiertos al extremo en completo estado de shock!

¡Mal**ta sea!

El perdedor... ¡oh no! ¡Lo que había dicho el tipo era verdad!

¡Oh mal**ción! ¡Quién era él!

Muchas personas sacaron sus teléfonos tratando de tomar una foto o grabar un video. No querrían perderse una escena tan impactante.

Los guardaespaldas de Stephen despejaron inmediatamente la escena y los sacaron a todos de la tienda. Todo lo que lograron capturar fue la parte posterior de la cabeza de Charlie.

Charlie señaló el dinero y le dijo a Jane, "Dijo que nunca antes había visto tanto efectivo, ¿no es así? Mírelo bien ahora".

Aturdida, Jane murmuró con un asentamiento vigoroso, "Sí, lo veo, lo veo ahora..."

Charlie le dijo a Stephen, "Quiero ver al gerente de esta tienda".

Stephen asintió con la cabeza, sacó su teléfono, buscó en su lista de contactos e hizo la llamada.

Tan pronto como su llamada fue respondida, gritó: “Bast**do, ¡soy Stephen Thompson! Ahora estoy en la Corte Esmeralda. ¡Te daré un minuto para llegar aquí ahora o haré que alguien queme la tienda y luego te rompa las piernas!"

La sangre drenaba del rostro de Jane, sus ojos se llenaron de horror cuando miró a Stephen.

¿Quién era este tipo? ¿Era tan poderoso?

Su jefe era un hombre adinerado en Aurous Hill y también estaba muy bien conectado en el grupo "organizado". ¡Todos lo trataban con gran respeto y honor! ¡No podía creer que hubiera gente que se atreviera a hablarle así!

No había pasado ni un minuto cuando un hombre obeso de mediana edad llegó corriendo de la oficina detrás de la tienda. Corrió tan pronto como vio a Stephen y dijo, “Sr. Thompson, es un gran honor que visite mi tienda. ¿Por qué no me avisó antes? Podría haber venido a saludarle".

Stephen arrojó su mano sobre la cara del hombre abofeteándolo y gruñó furiosamente, “Eres bastante arrogante, ¿no? Tu personal incluso se atrevió a maltratar a nuestro Joven Amo de esta manera. ¿Te estás cansando de respirar?”

Stephen sabía que su Joven Amo había tenido una vida miserable en la última década, por lo que estaba extremadamente agitado cuando el precario personal lo trató tan mal.

El hombre regordete se sintió un poco agraviado cuando le abofetearon con fuerza, pero cuando escuchó el comentario de Stephen, retrocedió en estado de shock.

¿El Joven Amo de Stephen Thompson? ¡Oh, mi Dios, si ya la existencia de Stephen era como un dragón en el mundo mortal, su Joven Amo sería el Dios del Cielo entonces!

Su cuerpo temblaba de miedo. Giró la cabeza para ver a Charlie que estaba junto a Stephen. El joven parecía un ser ordinario, ¡pero era el Joven Amo de Stephen Thompson!

El hombre regordete se puso de rodillas y dijo, "Joven... Joven Amo, lo siento mucho, por favor acepte mis disculpas".

Luego volvió su mirada furiosa hacia su personal y gritó, “¿Qué bast**do ignorante ofendió al Joven Amo? ¡Muéstrate!"

Todo el personal de ventas miró a Jane instantáneamente.

Jane quería retirarse, pero el hombre regordete se abalanzó sobre ella, la agarró por el collar y le abofeteó la cara mientras maldecía, “¡Br*a ignorante, cómo te atreves a ofender a nuestro Joven Amo! ¡Eres ciega y estúpida! "

Jane se agachó en el suelo después de la bofetada y se lamentó, "Jefe, lo siento. Sí, sí, soy ciega y estúpida, ¡perdóneme, por favor! "

"¿Perdonarte?" El gordito la agarró del pelo, le levantó la cara y le dio un golpe en el rostro con su puño gigante.

Con un golpe tras otro, la sangre comenzó a brotar de su rostro.

“¡Maldita seas, br**a! Quieres arrastrarme al infierno, ¿no? ¡Antes de que me mates, te mataré a ti primero! "

A Jane le sacaron varios dientes de la boca, le rompieron el puente de la nariz en el que había gastado una fortuna en cirugía plástica y su rostro estaba literalmente cubierto de sangre.

Ella luchó y logró liberarse del hombre regordete. Se arrastró hacia Charlie, lo agarró de la pierna y gritó, "Joven Amo, lo siento mucho. No lo volveré a hacer, no juzgaré a la gente como lo había hecho nunca más. Por favor, perdóneme".

Charlie la miró con frialdad y dijo, "¡Se lo merece!"

El hombre regordete se quedó boquiabierto cuando la vio agarrar la pierna de Charlie. Rápidamente corrió y pisoteó su cabeza, y gritó, "¿Cómo te atreves a tocar la pierna del Joven Amo?" ¡Te mataré!"

Con el pisotón, Jane se desmayó y quedó inconsciente.

El hombre llamó a los guardias en la puerta, "¡Arrojen a esta br**a al basurero en el callejón trasero!"

"¡Bien jefe!" Inmediatamente, los guardias recogieron a la ensangrentada Jane y la sacaron de la tienda.

Charlie miró simplemente al hombre gordito y dijo, “A mi esposa le gusta este collar de jade. Envuélvelo."

El hombre regordete asintió vigorosamente y dijo, "¡Bien, lo haré de inmediato!"

Charlie extrajo la tarjeta negra y dijo, "Pase esta tarjeta". Luego, se volteó hacia Stephen y le dijo, "Puedes llevarte el efectivo ahora".

El hombre regordete intervino rápidamente, "Joven Amo, ya que le gusta el collar de jade, ¡tómelo, cortesía de la casa!"

Charlie murmuró, "No necesito que me lo dé gratis".

El hombre regordete dijo tímidamente: "¡Joven Amo, por favor acéptelo como una muestra de gratitud de mi parte!"

Stephen le dijo a Charlie, “Señor, ya que quiere arrepentirse de su error con el regalo, por favor acéptelo. De lo contrario, no creo que pueda dormir esta noche".

Después de dudar por un momento, Charlie asintió suavemente. "Está bien, gracias por el generoso regalo".

El hombre regordete sintió un alivio cuando Charlie aceptó el collar. Si no lo hacía, realmente temía no librarse de Stephen. Con su influencia y habilidad, hacerlo desaparecer del mapa sería tan fácil como chasquear sus dedos.

Luego, Stephen preguntó, "Señor, ¿necesita que lo lleve?"

“No gracias,” Charlie le estrechó la mano y dijo, “¿Dónde está tu puerta trasera? Iré por mi cuenta".

¡Los espectadores se sintieron como si hubieran entrado en un mundo completamente nuevo!

Varios Rolls-Royce vinieron a entregar trece millones de dólares en efectivo solo para comprar una pieza de jade.

¡Resultó que el dueño de la Corte Esmeralda se lo dio gratis!

¿Quién era el hombre que parecía ordinario y corriente? ¿Cuáles eran sus antecedentes?

Muchas personas publicaron el video del incidente en Internet y rápidamente se convirtió en el tema más candente.

Los cibernautas etiquetaron al hombre misterioso como "el hombre ultra rico", "jefe caprichoso", "élite misterioso", etc. Incluso hubo una actividad llamada "búsqueda del misterioso hombre rico" en la que participaron activamente muchas personas.

Afortunadamente, cuando estas personas estaban grabando el video, los guardaespaldas los echaron fuera de la tienda, por lo que la imagen de Charlie en sus videos era muy vaga y borrosa y no podía ser utilizada como referencia para persecución.
Comments (16)
goodnovel comment avatar
Imelda Aguirre
uuuff que bueno que quedó como misterioso... eso Charlie ya no te dejes humillar
goodnovel comment avatar
Menessex JJ
Tiene trama la historia, pero nunca es justificable ningúna agresión a una mujer y menos como la plantean aquí. Increíble que su narración rayé con la actualidad en algunos aspectos ej: el manejo de celulares y tan retrógrado con el abuso y maltrato a una mujer por mal que se haya portado con otra..
goodnovel comment avatar
Tony Sao
Este we va a terminar mal xd espero que sí, sería una buena historia XD
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status